Frases Dios

Citas Dios


La inteligencia, el patriotismo, la religión y una firme confianza en ese Dios tan poderoso que siempre dispenso sus favores a ese país, es todo cuanto necesitamos para resolver satisfactoriamente nuestras diferencias.

Los que niegan la libertad a otros, no la merecen para si; porque bajo un Dios justo no pueden conservarla por mucho tiempo.

Un medico atendiendo al paciente con delicadeza, con ternura, libre de prejuicios y creyendo en la solidaridad de la raza humana, esta alabando a Dios.

El Dios todo amoroso creo al individuo para que irradie la luminiscencia encantadora e ilumine la creación por sus palabras, su acción y su vida.

El amor es ilimitado, sin fronteras, infinito. Las cosas materiales son limitadas, circunscritas, finitas. Nunca podréis expresar adecuadamente el amor infinito con medios finitos.

Sagrado Maestro, por tu gracia y misericordia, por favor explícame brevemente cuales son los medios por los que puedo liberarme fácilmente de los sufrimientos de esta atadura a lo permanente.

Usted es el hijo o la hija de Dios nacido como su ser y su naturaleza.

Lo importante es la capacidad de escuchar, de estar callados, de ser pacientes para que podamos intuir la forma en que Dios o la vida quiere revelarse a nosotros.

El corazón con espíritu es lo que llena el alma de resplandor y nos permite ver esta vida tal como es realmente, verdaderamente nada más que Dios.

La realidad, la vida, el infinito, Dios, tiene una manera de guiarnos de la manera perfecta, si solo la escuchamos.

Cuando la voluntad del todo o de la voluntad de Dios comienza a cobrar vida en ti, la sabiduría y el amor comienzan a moverse de maneras muy sutiles y muy ordinarias.

La puerta a Dios es la inseguridad de no saber nada. Lleva la gracia de esa inseguridad, y toda la sabiduría será tuya.

Es mi creencia que todos los dioses son historias, o al menos las ideas detrás de las historias, pero son historias o ideas que se han convertido de alguna manera en algo casi vivo y consciente.

Es mi creencia de que todos los dioses son historias, o al menos las ideas detrás de las historias, pero historias o ideas que se han convertido, de alguna manera casi viva y consciente.

No busques a Dios allá fuera, como algo que esta en el cielo, búscalo en ti.

¿Como es posible que un ser con joyas tan sensibles como los ojos, instrumentos musicales tan encantados como las orejas, y un arabesco de nervios tan fabuloso como el cerebro puedan experimentarse a si mismos como algo menos que un dios?

Mi no creencia en la existencia de un Dios no es filosófica en lo absoluto.

Quiero saber todos los pensamientos de Dios; todo lo demás son solo detalles.

Una perfección de medios y confusión de metas parece ser nuestro principal problema.

Cuando la solución es simple, Dios esta respondiendo.

El azar no existe; Dios no juega a los dados.

Dios siempre elige la forma mas simple.

La moral es de gran importancia, pero para nosotros, no para Dios.

Ante Dios, todos somos igualmente sabios e igualmente tontos.

No sabemos nada del mundo ni de Dios. Todo nuestro conocimiento no es mas que el conocimiento de un niño de primaria.

Dios esta allí, rigiéndose por las reglas de la naturaleza, y puede ser descubierto por cualquiera que tenga el valor, imaginación y persistencia para ir buscarlo.

Creo en el Dios de Spinoza, quien se revelo así mismo en la armonía de todo lo que existe. No en el Dios que se esconde tras la fe y acciones de los hombres.

Quien que se comprometa a erigirse como juez de la verdad y el conocimiento naufraga por la risa de los dioses.

No puedo creer en el concepto de un Dios antropomórfico, que tiene el poder de interferir en las leyes naturales.

Para todos los males, hay dos remedios: el tiempo y el silencio.

Dios ha querido que la mirada del hombre fuese la única cosa que no se puede ocultar.

Si Dios fuera condenado repentinamente a vivir la vida que ha infligido a los hombres, se mataría a Si mismo.

Que Dios los guarde del veneno de la cobra, los dientes del tigre, y la venganza de los afganos.

Dios es el padre común de todos los hombres.

Dios ha de amar a los afganos, pues los ha hecho hermosos.

Soldados, en los últimos días, hombres desesperados han intentado apartarme de ustedes, pero por la gracia de la providencia de los dioses, aun sigo entre los vivos y voy a prevalecer.

Desearía que los indios me creyeran un dios, ya que del informe del valor de un enemigo a menudo depende el éxito de una batalla, y los informes falsos muchas veces han hecho cosas tan grandes como el verdadero coraje y la resolución.

Converso con el hombre que siempre va conmigo. Quien habla solo, espera hablar con Dios un día.

A diferencia de muchas deidades del antiguo Cercano Oriente, el Dios de Israel compartió su poder sin divinidad femenina, ni era el esposo divino ni amante de ninguna.

El autor del Evangelio de Judas no estaba en contra del martirio, y nunca insulto a los mártires. Dijo que una cosa es morir por Dios si tienes que hacer eso. Pero otra cosa es decir que eso es lo que Dios quiere, que esto es una glorificación de Dios.

Lo que es diferente del Evangelio de Tomas es que, en lugar de centrarnos enteramente en quien es Jesús y las maravillosas obras de Jesús, se centra en como tu y yo podemos encontrar el reino de Dios, o la vida en la presencia de Dios.

Los romanos no intentaban matar a todos los judíos, pero destruyeron la resistencia judía al dominio romano. Jerusalén se convirtió en un campo del ejercito romano, y fue una devastación total.

Comprendamos que Dios nos creo para ser felices y que el Universo es nuestra herencia.

Una vez, un lago no quiso seguir derramándose. Levanto un dique y desde entonces no dejo de subir su nivel. Tal vez el hombre pueda hacer lo mismo si renuncia a derramarse en un dios y comienza a elevarse cada vez mas.

¿Es el hombre una de las equivocaciones de Dios? Es Dios una de las equivocaciones del hombre?

Lutero dijo que Dios no subsistiría sin hombres sensatos, pero olvido decir que menos todavía podría hacerlo sin insensatos.

Va a arrancar en marzo, para aprovechar la tierra que tenemos, los medios que tenemos y ya con eso tengo para entretenerme con los chiquilines del barrio.

Ocupamos el templo con el dios Mercado, el nos organiza la economía, la política, los hábitos, la vida y hasta nos financia en cuotas de tarjeta la apariencia de felicidad.

[1/41]