Frases Albert Einstein

Citas Albert Einstein


Nunca hagas nada en contra de la conciencia, incluso si el estado lo exige.

Soy un no creyente profundamente religioso: es un nuevo tipo de religión.

Triste época la nuestra. Es mas fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

El esfuerzo por unir sabiduría y acción se logra pocas veces y dura poco.

No intentes convertirte en un hombre de éxito, sino en un hombre de valor.

Si no lo puedes explicar a un niño de seis años, no lo entiendes tu mismo.

La monotonía y la soledad de una vida tranquila estimula la mente creativa.

La ciencia es algo maravilloso si uno no tiene que ganarse la vida con ella.

En lo que a mi respecta, prefiero el vicio silencioso a la virtud ostentosa.

El verdadero arte se caracteriza por un impulso irresistible en el artista.

El progreso tecnológico es como un hacha en manos de un criminal patológico.

Locura: hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado distinto.

Mi no creencia en la existencia de un Dios no es filosófica en lo absoluto.

La verdadera naturaleza de las cosas, eso es algo que nunca sabremos de verdad, nunca.

Vivo en esa soledad dolorosa en la juventud pero deliciosa en la madurez.

La ciencia solo puede cerciorarse de lo que es, no de lo que debería ser.

La política es para el presente, pero una ecuación es para la eternidad.

La memoria es engañosa porque esta coloreada por los eventos de hoy.

No es que sea muy inteligente, es que paso mas tiempo con los problemas.

Lo correcto no siempre es popular y lo popular no siempre es correcto.

En tiempos de crisis la consciencia es mas efectiva que el intelecto.

Una vez que aceptamos nuestros limites, podemos ir mas allá de ellos.

Mira profundamente en la naturaleza y entonces entenderás todo mejor.

Quiero saber todos los pensamientos de Dios; todo lo demás son solo detalles.

Debería ser posible explicar las leyes de la física a una camarera.

Es extraño ser conocido tan universalmente y aun así estar tan solo.

Que cada hombre sea respetado como individuo y ningún hombre idolatrado.

Para aquellos que estamos atados a la vejez, la muerte llega como una liberación.

No puedes culpar a la gravedad por enamorarte.

La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente.

Leer después de cierta edad desvía demasiado la atención de sus actividades creativas.

Se ha vuelto terriblemente obvio que nuestra tecnología ha superado nuestra humanidad.

Los grandes espíritus se han encontrado siempre con la oposición de mentes mediocres.

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Sin una profunda reflexión uno sabe de la vida diaria que existe para otras personas.

El valor de un hombre debería verse en lo que da y no en lo que es capaz de recibir.

La paz no se pude mantener por la fuerza; solo puede conseguirse por la comprensión.

Una perfección de medios y confusión de metas parece ser nuestro principal problema.

No todo lo que puede ser contado cuenta, y no todo lo que cuenta puede ser contado.

Veo un patrón, pero mi imaginación no puede visualizar el arquitecto de ese patrón.

La única razón para la existencia del tiempo es para que no todo ocurra a la vez.

El verdadero signo de la inteligencia no es el conocimiento, sino la imaginación.

El proceso de descubrimiento científico es un vuelo continuo desde el asombro.

Hablo a todos de la misma forma, ya sea el basurero o al presidente de la universidad.

Tengo que estar dispuesto a abandonar lo que soy para convertirme en lo que seré.

El respeto irreflexivo por cualquier autoridad es el mejor enemigo de la verdad.

¿No es extraño que yo, que he escrito solo libros impopulares, sea tan popular?

La lógica te llevara desde A hasta B. La imaginación te llevara a todas partes.

[1/5]