Frases Epicuro

Citas Epicuro


Cuanto mayor es la dificultad, mayor gloria en superarla.

No ha de ser dichoso el joven, sino el viejo que ha vivido una hermosa vida.

Los pilotos habilidosos ganan su reputación de tormentas y tempestades.

No es tanto la ayuda de nuestros amigos como la confianza de su ayuda.

Comer y beber sin un amigo es como devorar como el león y el lobo.

El que no esta satisfecho con poco, no esta satisfecho con nada.

La vida del necio esta vaciá de gratitud y llena de temores.

Llegara un momento en que creas que todo ha terminado. Ese será el principio.

El hombre es rico desde que se familiariza con la escasez.

Prefiero ser primero en un pequeño pueblo ibérico que segundo en Roma.

Todo el mundo se va de la vida como si acabara de nacer.

El arte de vivir bien y el arte de morir bien son uno.

El que menos necesita del mañana, mas avanza hacia el.

Los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos.

Nada es suficiente para quien lo suficiente es poco.

Se tu, e intenta ser feliz, pero sobre todo, se tu.

Lo que disfrutamos es lo que constituye nuestra abundancia.

La paz del alma como bien supremo, merece cualquier sacrificio, deben evitarse de este modo todas las cargas que perjudicarían a la ataraxia.

Debemos meditar, por tanto, sobre las cosas que nos reportan felicidad, porque, si disfrutamos de ella, lo poseemos todo y, si nos falta, hacemos todo lo posible para obtenerla.

Es imposible vivir una vida placentera sin vivir sabiamente, bien y justamente. Y es imposible vivir sabiamente, bien y justamente sin vivir una vida placentera.

La muerte no es real ni para los vivos ni para los muertos, ya que esta lejos de los primeros y, cuando se acerca a los segundos, estos han desaparecido ya.

No desarrollas el coraje siendo feliz en tus relaciones personales diarias. Lo desarrollas sobreviviendo a tiempos difíciles y desafiando la adversidad.

La desgracia de los sabios es mejor que la prosperidad de los necios.

La ataraxia no resume la felicidad total, solo constituye la condición indispensable, es imposible ser feliz si se sufre en la carne o en el espíritu.

Es absurdo pedir a los dioses aquello que uno no se puede procurar por si mismo.

No eches a perder lo que tienes deseando lo que no tienes; recuerda que lo que tienes ahora fue una vez cosas que solo deseabas.

Es mejor para ti estar libre del miedo tumbado en una paleta, que tener un sofá de oro y una mesa rica y llena de problemas.

Si quieres ser rico, no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.

La riqueza requerida por la naturaleza es limitada y es sencilla de adquirir, pero la riqueza requerida por ideales vanos se extiende hasta el infinito.

No es lo que tenemos, sino lo que disfrutamos lo que constituye nuestra abundancia.

Si Dios escuchase a las oraciones del hombre, todos hubieran perecido rápido, porque siempre rezan por el mal de otros.

La justicia es la venganza del hombre social, como la venganza es la justicia del hombre salvaje.

El momento en que la mayoría de vosotros debería retirarse es cuando estéis forzados a estar en una multitud.

La muerte no nos preocupa, porque mientras que existamos, la muerte no esta aquí. Y cuando llegue, no existimos mas.

De todas las cosas que la sabiduría provee para hacernos completamente felices, la mayor es la posesión de la amistad.