Frases Samael Aun Weor

Citas Samael Aun Weor


Las flores que embalsaman el aire con su aroma hacen de cada hogar un verdadero santuario gnóstico.

Dios busca la nada para llenarla.

Si todos los seres humanos viviéramos enamorados, hasta el mismo veneno de las víboras desaparecería.

Nadie sabe cuando ni donde empezara el fin de los tiempos, solo el padre que esta en secreto.

Todas las religiones son piedras preciosas engarzadas en el hilo de oro de la divinidad.

La mujer es el pensamiento mas bello del creador, hecho carne, sangre y vida.

Todo nace de la Prácrito, todo vuelve a la Prácrito. Ella es la gran madre.

Isis es nuestra madre divina, la misma que rea, Deméter.

Lo infinitamente pequeño es análogo a lo infinitamente grande.

Cuando nos auto descubrimos, cuando nos hacemos conscientes de las actividades del YO en los cinco centros de la maquina humana y en las cuarenta y nueve regiones subconscientes, entonces despertamos conciencia.

México tendrá tres millones de gnósticos. En Europa la gnosis llegara a tener muchísimos millones de miembros en todo el continente.

El dolor no perfecciona porque el dolor es de Satán. La Gran Realidad Divina es felicidad, paz, abundancia y perfección. La Gran Realidad no puede crear el dolor. Lo perfecto no puede crear dolor. Lo que es perfecto solo engendra felicidad.

Comunismo y capitalismo son las dos caras de una misma moneda, mas que combatirse mutuamente se complementan en un único fin: conseguir la total destrucción de los valores eternos del ser humano.

Nosotros aconsejamos a los discípulos que no sigan a nadie, que se sigan así mismos. Cada cual debe seguir a su resplandeciente y luminoso Ser interno; el es vuestro maestro, seguidlo a el.

Los celos destruyen los matrimonios, los celos destruyen las amistades, los celos provocan guerras religiosas, odios fratricidas, asesinatos y sufrimientos de toda especie.

El buey Apis es el buey de Isis, la piedra filosofal. El hombre y la mujer deben trabajar en su laboratorio oratoria con esa materia filosofal, transformar la luna en Sol.

Conservar el cuerpo joven durante millones de años, y no morir jamás, fue siempre el mas grande anhelo de los grandes maestros de la Alquimia.

Cada cual proyecta sus defectos psicológicos sobre los demás, cada cual ve en el prójimo sus propios defectos.

La marcada tendencia a culpar a otros es óbice, obstáculo para la comprensión de nuestros propios errores.