Frases Rumi

Citas Rumi


Esto es amor: volar hacia un cielo secreto, hacer caer cien velos en cada momento. El primero al dejar ir la vida. Finalmente, dar un paso sin pies.

Se necesita solida paciencia y entereza, para buscar y esperar la luz. La entereza es la certeza en la paciencia. No hay luz para los impacientes.

Te crees alguien en un lugar. Para quien es nadie, no hay lugar. Traslada tu residencia al no-lugar, porque ese es el lugar adecuado para nadie.

Tienes un ojo interno y un ojo externo. El ojo interno es lo que tu mente y tu corazón dan por real. El ojo externo es el ojo de tu percepción.

Tus ojos ven lo que tu mente y tu corazón interpreta. Un hombre puede ver una serpiente peligrosa en lo que para otro es un cuadro de belleza.

Trata a cada invitado con honor. El pensamiento oscuro, la vergüenza, la malicia, se encuentran en la puerta riendo, y se invitan a entrar.

No hay alivio para la cárcel. Si huyes en busca de alivio, en el camino que tomes en tu huida, te saldrá al encuentro la calamidad.

El ojo interno se inclina a dar como real lo que da por real tu ojo externo, porque toma como real lo que le transmite el ojo externo.

He vivido en el borde de la locura, queriendo saber las razones, llamando a una puerta. Se abre. He estado llamando desde adentro.

Tu tarea no es buscar el amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has construido contra el.

Vacíate de la preocupación. ¿Por que te quedas en prisión cuando la puerta es tan amplia? Muévete fuera de la maraña del miedo.

Si haces cosas desde tu alma, sientes un rio moviéndose dentro de ti, una alegría. Cuando la acción viene de otra sección, el sentimiento desaparece.

Una alegría, una depresión, una mezquindad, una conciencia momentánea llega como un visitante inesperado… Acógelos y entretenlos a todos.

Déjate arrastrar silenciosamente por la extraña atracción de lo que realmente amas. No te llevara a una acción que no sea para el bien y la felicidad.

Hay una forma de respirar que es una vergüenza y un sofoco, y hay otra forma de expirar, una respiración de amor, que te permite abrirte infinitamente.

Cuando haces cosas desde tu alma, sientes un rio moviéndose dentro de ti, una alegría. Cuando la acción viene de otra sección, el sentimiento desaparece.

La efusión del amor y sabiduría en Rumi es tan avasalladora que lo abraza todo en su corazón: el universo, la naturaleza, las personas y sobre todo a Dios.

La pura creencia no llega a ser nunca consuelo para el corazón, aunque se lo proponga, solo es capaz de endulzar la paciencia. Mas la paciencia abre a la luz.

Si te identificas con tu cuerpo, das por real lo que percibe tu ojo externo. José era una bestia de carga para sus hermanos y era como un ángel para los ojos de Jacob.

Quien se aleja de la fiesta del Misericordioso esta encarcelado y vive con espíritu de mendigo, aunque la realidad de su función no sea la de mendigo sino la de sultán.

En tu luz aprendo como amar. En tu belleza como hacer poemas. Bailas dentro de mi pecho, donde nadie te ve, pero a veces yo lo hago y esa luz se convierte en este arte.

Desde ese no-lugar y ese nadie veras las cosas ya no con tus ojos externos, dependientes de tu sentimiento de ego, sino con tus ojos internos, que residen en el absoluto.

¿Sabes lo que eres? Eres un manuscrito de una carta divina. Eres un espejo que refleja un rostro noble. Este universo no esta fuera de ti. Mira dentro de ti, todo lo que quieres, ya lo eres.

Naciste con potencial. Naciste con bondad y confianza. Naciste con ideales y sueños. Naciste con grandeza. Naciste con alas. No estas hecho para gatear, así que no lo hagas. Tienes alas. Aprende a usarlas y a volar.

El mundo visto desde el egoísmo es una cárcel, es como una ratonera, llena de cargas y siempre expuesta a las zarpas del gato.

Si no se te dio el ojo que ve en el interior, considera siempre que el tesoro puede estar en el interior de otros.

Aparece como eres.

Todo el día pienso en ello, luego por la noche lo digo. ¿De donde vengo y que se supone que debo hacer? No tengo ni idea. Mi alma es de otra parte, estoy seguro de eso, y tengo la intención de terminar allí.

No te quedes satisfecho con historias, como le han ido las cosas a los demás. Revela tu propio mito.

Traslada tu tienda del lugar al no-lugar. Si trasladas tu tienda, tu ojo externo no seducirá a tu ojo interno.

Pon tus pensamientos a dormir, no dejes que proyecten una sombra sobre la luna de tu corazón. Deja de pensar.

Para cambiar, una persona debe encarar el dragón de sus apetitos con otro dragón, la energía vital del alma.

Vagabundeas de habitación en habitación buscando el collar de diamantes que ya esta alrededor de tu cuello.

Debes derribar partes de un edificio para restaurarlo y lo mismo ocurre con una vida que no tiene espíritu.

Las realidades pueden tener diversas interpretaciones; lo que para uno es un pez, para otro es un anzuelo.

No pienses que el jardín pierde su éxtasis en invierno. Es silencioso, pero sus raíces están ahí debajo.

Sea la que sea la dirección en que huyas te espera el jaque y mate, porque llevas contigo a tu enemigo.

Se una lámpara, un bote salvavidas o una escalera. Ayuda a sanar el alma de alguien. Sal de tu casa como un pastor.

Toma sorbos de este vino puro que es vertido. Que no te preocupe que se te haya dado una copa sucia.

Ayer era inteligente, por lo que quería cambiar el mundo. Hoy soy sabio, por lo que me quiero cambiar a mi mismo.

Pero también la fantasía puede transmutar tu cobre en oro. Puedes utilizar tu fantasía para caminar.

Tus piernas se harán pesadas y cansadas. Luego vendrá el momento de sentir las alas que has criado.

Te tomas como si fueras de un lugar y te vives como siendo un lugar, pero tu origen es el no-lugar.

En esa cárcel, el preso engorda con sus ilusiones, si son bellas, y se aterra si son desagradables.

El que no tiene entereza no puede llegar a la luz a la que se refiere el texto cuando habla de fe.

Ignora a aquellos que te hacen temeroso y triste, que te degradan hacia la enfermedad y la muerte.

La creencia, para quienes puedan creer, puede ser una ilusión agradable que endulce la paciencia.

El amor viene con un cuchillo, no con alguna pregunta tímida, y no con miedos por su reputación.

[1/4]