FRASES MARPA

FRASES Y CITAS MARPA

MARPA

FRASES MARPA

ESCRITOS MARPA

  • A un hombre austero le queda tanta energía que, ¿qué va a hacer con esa energía? Puedes estudiarte a ti mismo. Podrás observar incluso los más sutiles aspectos de tus pensamientos, de tus emociones, de tus sentimientos.
  • No necesitas ningún motivo para ser feliz. ¡Puedes sentirte feliz simplemente por estar vivo! La vida es felicidad, la vida es gozo, pero eso sólo es posible para un hombre austero.
  • Para un iluminado es irrelevante lo que Dios piense. Vaya adonde vaya, allí estará el cielo, porque es feliz sin causa alguna.
  • Las riquezas no son el problema; el problema es la actitud de los hombres que tratan de ser ricos.
  • ¿Cómo va a poder rezar un hombre infeliz? Su oración contendrá una gran queja, un lamento. Habrá un profundo rencor. La oración es gratitud, no una queja, es felicidad.
  • Cuanto más te centres en el poseer, menos feliz serás. Cuanto menos feliz seas, más te alejarás de lo Divino, de la oración, del estar agradecido, del ser austero y feliz.
  • La entrega a Dios es la existencia en ti del estado de ausencia de ego.
  • Cuanto más te conoces, menos eres. Solamente los ignorantes son. Los Iluminados no son. Son como un vacío, son como un inmenso cielo.
  • Un hombre complejo no puede observarse porque está muy dividido. Tiene a su alrededor muchas cosas: muchos deseos, muchos pensamientos.
  • Solamente un hombre austero come, duerme y ama; eso es todo.
  • Remueve las energías negativas de los canales y los chakras, con posiciones físicas que armonizan los vientos internos y la mente.
  • El estado natural, no nacido e innato, no puede ser abandonado por el esfuerzo del pensamiento. Así que descansa en la facilidad, naturalmente, sin restricción.
  • En general todos los dharmas son la mente. El gurú surge de la propia mente. No hay nada más que la mente, todo lo que aparece es la naturaleza de la mente, la cual es primordialmente no existente.
  • Yo no necesito oro, pero si lo necesitara, toda la tierra es oro.
  • No te apegues a un lado o una dirección. Examina en el medio del espacio de la simplicidad.
  • La meditación no requiere de antídotos adicionales. La naturaleza de la mente no puede ser pensada. Descansa en este estado natural. Cuando veas esta verdad, serás liberado.
  • La mente conscientemente está aprisionada. Meditando en esto, los pensamientos subsiguientes no son remendados juntos en la mente. Sabiendo que el mundo de los fenómenos es la naturaleza de la mente.
  • Compasión y vacuidad son inseparables.
  • Vigílala cuidadosamente con indestructible atención. Y realizarás todas las necesidades, deseos e intenciones.
  • Yo no estoy buscando riqueza en esta vida, sea que muera o no, yo debo buscar el Dharma.
  • Si te purificas una y otra vez. Entonces, llegado el momento, cuando la muerte se aproxime no sabrás de la desesperación. Si de antemano te has acostumbrado a este Sendero, entonces en el momento de la muerte estarás lleno de dichosa confianza.