La iluminación espiritual

Frases Jorge Bergoglio

Citas Jorge Bergoglio


No es solo sentirse feliz con los aplausos, sino ser feliz en el anonimato.

El líder religioso comparte, sufre, sirve a sus hermanos.

Nos acostumbramos al paisaje habitual de pobreza y de la miseria caminando por las calles de nuestra ciudad.

Ser feliz no es solo disfrutar de la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

En la ciudad, la esclavitud esta a la orden del día.

Si te equivocas, empieza desde el principio. Solo entonces te apasionara la vida. Descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Que tu vida se convierta en un jardín de oportunidades para ser feliz. Que tu primavera sea amante de la alegría. Que seas un amante de la sabiduría en tus inviernos.

El derecho a la vida es el primero de los derechos humanos. Abortar es matar a quien no puede defenderse.

Cuando vayas subiendo, saluda a todos. Son los mismos que vas a encontrar cuando vayas bajando.

Ser feliz es dar gracias por cada mañana, por el milagro de la vida.

Lo que mas me impresiona de Jesús es su ternura, su misericordia. Jesús perdona siempre, te esta esperando para perdonarte, para volverte a ubicar. Jesús no se cansa de perdonar. Si nosotros nos apartamos mucho de Jesús se nos va endureciendo el corazón.

Ser feliz es no tener miedo de tus propios sentimientos.

Los mas pobres, para los suficientes, no cuentan.

El mentiroso, por esencia, nos promete pero no paga.

Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza y de condiciones económicas injustas que originan las grandes desigualdades.

Los momentos mas lindos como cura son los que pase con la gente. Eso me queda siempre en el corazón, el haber caminado junto a un pueblo que busca a Jesús.

No esta mal si la religión dialoga con el poder político, el problema es cuando se asocia con el para hacer negocios bajo la mesa. Y en la historia argentina creo que hubo de todo.

Cuanto mas grande seas, mas humilde tienes que ser.

Que la patria sea un lugar para todos.

Que tu primavera sea amante de la alegría. Que seas un amante de la sabiduría en tus inviernos.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura que vive en nosotros, libre, feliz y sencilla.

No solo es celebrar los éxitos, sino aprender lecciones de los fracasos.

Nuestro pueblo tiene una fuerte conciencia de su dignidad y sabe que la única salida es el camino de los proyectos claros, previsibles, que exigen compromiso de todos los actores de la sociedad.

Los grandes dirigentes del pueblo de Dios fueron hombres que dejaron lugar a la duda.

Solo los que dialogan pueden tender puentes y vínculos.

Nunca te rindas. Nunca te rindas con las personas que te aman. Nunca renuncies a la felicidad, porque la vida es un espectáculo increíble.

La Patria florece cuando vemos en el trono a la noble igualdad, como bien dice nuestro himno nacional. La injusticia en cambio lo ensombrece todo. Que triste es cuando uno ve que podría alcanzar perfectamente para todos y resulta que no.

La crisis económico-social y el consiguiente aumento de la pobreza tiene sus causas en las formas que consideran las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y de los pueblos.

Hay gente que cuida mejor a sus perros que a sus hermanos.

Lo peor que le puede pasar a un religioso es una doble vida, sea rabino, cura o pastor.

Que tu vida se convierta en un jardín de oportunidades para ser feliz.

La deuda social es inmoral, injusta e ilegitima.

Pero el uso de las lagrimas es para regar la tolerancia. Utiliza las perdidas para entrenar la paciencia. Usa errores para esculpir la serenidad. Usa el dolor para pulir el placer. Usa obstáculos para abrir ventanas de inteligencia.