FRASES CARL GUSTAV JUNG

FRASES Y CITAS CARL GUSTAV JUNG

CARL GUSTAV JUNG

FRASES CARL GUSTAV JUNG

ESCRITOS CARL GUSTAV JUNG

  • Cuando nos amamos a nosotros mismos, vamos de descubrimiento en descubrimiento, comprendemos lo que somos y qué es lo que importa que amemos.
  • El ser humano está atrapado y encerrado en el todo. Siempre depende de él y está fundado en él donde el amor es luz y tiniebla, cuyo final no alcanza a ver.
  • Sigue ahora la vida espiritual y las etapas hacia el amor, porque donde existe el amor no hay deseo de poder y donde predomina el poder el amor es escaso.
  • Los niños son educados por lo que hace el grande y no por lo que dice.
  • Todos nacemos originales y morimos copias.
  • En lo que nos es posible alcanzar, el único sentido de la existencia humana consiste en encender una luz en las tinieblas del mero ser.
  • La astrología representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad.
  • El vino de la adolescencia no siempre aclara según pasan los años, a veces se vuelve turbio.
  • No hay toma de conciencia sin dolor.
  • Lo peor que le puede ocurrir a cualquiera es que se le comprenda por completo.
  • Las grandes decisiones de la vida humana tienen como regla general mucho más que ver con los instintos y otros misteriosos factores inconscientes que con la voluntad consciente y el sentido de razonabilidad.
  • El pequeño mundo de la niñez con su entorno familiar es un modelo del mundo. Cuanto más intensamente le forma el carácter la familia, el niño se adaptará mejor al mundo.
  • Sin jugar con la fantasía nunca ha nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos con la obra de la imaginación es incalculable.
  • No existe idioma que no pueda ser malinterpretado. Cada interpretación es hipotética, ya que es un simple intento de leer un texto desconocido.
  • Es mucho mejor tomar las cosas como vienen junto con paciencia y ecuanimidad.
  • El instinto erótico pertenece a la naturaleza original del hombre… Está relacionado con la más alta forma de espíritu.
  • El ser humano que promete todo es seguro que no hará nada y cada uno que prometa demasiado se encuentra en peligro de utilizar medios diabólicos para llevar a cabo sus promesas y está ya en el camino de la perdición.
  • En ciencia hay que estar siempre atentos al hecho de que existen velos humano que ocultan la oscuridad abismal de lo desconocido.
  • Es sorprendente que el hombre, el instigador, inventor y vehículo de todos estos acontecimientos, el autor de todas las sentencias y decisiones y la planificación del futuro, sea tan negligente.
  • Desde la mitad de la vida hacia adelante, solo permanece vital aquel que está preparado para morir con vida.
  • A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos. Pero en el fondo debajo de la superficie de la conciencia promedio una voz suave y apacible nos dice que algo está fuera de tono.
  • A menudo las manos van a resolver un misterio con el que el intelecto ha luchado con ello en vano.
  • Nacemos en un momento dado en el que ello toma lugar y como los vinos buenos tenemos las cualidades del año y la estación en los cuales hemos venido a este mundo. La astrología no debe justificar nada más.
  • El conocimiento no se basa en la verdad solamente sino también en el error.
  • Todo depende de cómo vemos las cosas, y no de la forma en que son en sí mismas.
  • El hombre que no percibe el drama de su propio fin no está en la normalidad sino en la patología, y tendría que tenderse en la camilla y dejarse curar.
  • Me han acusado de defensor del alma. No fui yo sino Dios mismo quien la defendió.
  • No podemos cambiar nada hasta que lo aceptamos. La condena no libera, ella oprima.
  • El péndulo de la mente se alterna entre el sentido y el sinsentido, no entre el bien y el mal.
  • La palabra creencia es algo difícil para mí. No creo. Tengo que tener una razón para una cierta hipótesis. O bien sé una cosa, y luego, sé que no necesito para creer.

MAS RESULTADOS