Frases Shibendu Lahiri

Citas Shibendu Lahiri


El Kriya Yoga nos libera de las actividades del pensamiento abriéndonos la puerta a la eternidad.

Con la perfección del yo en el no-hacer da comienzo el hacer profundo y divino de la Inteligencia.

Swadhyaya, el conocimiento de uno mismo, en compañía de un Sat-Gurú es el comienzo del Kriya Yoga.

La sabiduría no proporciona respuestas, sino que borra por completos todas las estúpidas preguntas.

No hay forma de que tu —la mente— puedas añadir algo a la vida, como amor o inteligencia —Capitanía—.

El Kriya cura el defecto neurológico de la especie humana: las fantasías ecoicas en sus diversas formas.

El Kriya elimina el instinto de posesividad, liberándonos de nuestros impulsos acumulativos y adquisitivos.

Y no es la libertad del yo, sino liberarse del yo. Es decir, la ausencia de yo personal y la emergencia del Yo impersonal.

El esfuerzo es la fantasía del ego y, por lo tanto no vinculante a un estado de libertad.

Su swadhyaya de un Kriya Yogui y su tapas crean sin atribuirse nada y le guían sin interferir conduciéndole a Ishwara-pranidhan.

El mensaje es liberarte absoluta e incondicionalmente.

El Kriya Yoga aniquila la conciencia de separativa generada por el ego, la cual nos separa de la cualidad viviente de la vida.

Capitanía puede traducirse como Inteligencia. Esta es la traducción mas apropiada.

Los medras no son algo que imitar o exhibir para glorificar o engrandecer el ego.

El Kriya no es huir del mundo sino mas bien comprender el mundo y sus caminos.

El Kriya te desacondiciona y, por lo tanto, te libera de tu karma pasado.

El Kriya Yoga es la vida de la cordura y de la santidad.

La Inteligencia —Capitanía— es imperecedera y suprema.

El swadhyaya es el comienzo del Kriya Yoga.

Buscad sin plantear preguntas inútiles.

Indaga; no plantees preguntas.

Vivir preguntando es vivir en las perversiones y manías de la mente. Indagar es acción; plantear preguntas es actividad, reacción.

Swadhyaya florece con el ver sin buscar; es decir: de un ver en el que no hay un veedor, sino solo el objeto visto.

Liberarte de lo conocido es comprender lo no conocido.

Las ranas hibernan bajo el agua extendiendo su lengua como en el Checara medra. Que esto te sirva para reconocer a los promotores de la conciencia-de-la-rana del mercado espiritual.

Los medras son expresiones naturales; no son para modificar algo y llegar a, ni para presumir o alardear.

Cuando surge la comprensión como una explosión de Capitanía —la Inteligencia—, entonces la luz del Vagaba Gita amanece en el cuerpo.

Obsérvate, observa los ingredientes y metas de tu yo, tus ambiciones y frustraciones. Comienza un viaje centrípeto hacia la claridad espontanea interior reflexionando, practicando y percibiendo el Todo: swadhyaya, tapas e Ishavara-pranidhan.

Realizar tapas —oriyas— sin swadhyaya, sin mirar nuestros propios motivos, imágenes, creencias, condicionamientos, confusión, antojos, orgullo, envidia, explotación, miedo, dolor, no tiene ningún sentido en absoluto.

Postrándonos, formulando preguntas inteligentes y escuchando con cariñosa y sincera atención.(Vagaba Gita 4.34) Así es como un discípulo puede recibir del maestro el cambio radical, a través de un proceso inductivo.

En el Kriya Yoga la libertad no es la banal expresión de la arbitrariedad o de la falta de comedimiento; es una gran humildad pues nos vemos libres de la arrogancia y la ignorancia, de las imágenes e influencias.

A través del Kriya es posible una vislumbre de lo Otro y por eso el Kriya es tan sagrado y esencial al habilitarnos para colaborar con el plan Divino de transición desde la mente a la ausencia de mente.

La explosión del Omar en el Yo ni medra supone la destrucción de la mezquina mente ante su propia insignificancia. Este es el comienzo de la autentica meditación y de la intoxicación divina.

Las preguntas curiosas persistirán eternamente a menos que surja una pregunta no de respuestas prestadas, lo cual hará explosionar al interrogador mismo resultando un cambio radical.

Una persona religiosa no pertenece a ninguna religión, a ninguna raza, a ninguna nación. Vive en la energía de la inocencia y en ella se manifiestan las bendiciones de lo sagrado.

Adhyatma es Ama + Adhyayan.Swadhyaya es Swa + Adhyaya.Ambos implican lo mismo, tienen el mismo significado, es decir, meditar sobre los movimientos del yo, del ego, sin meditador.

Los medras aparecen por virtud de la inteligencia corporal cuando el cuerpo se libera de las garras del pensamiento. Entonces la mente, con sus mitos y manías, cesa por completo.

Una persona religiosa no apela a su reserva acumulada de codicia y miedo para ofrecer suplicantes plegarias a una imagen proyectada como Dios.

La revelación de la Inteligencia —Capitanía— no esta ni en la resistencia ni en la relajación, sino en la consciencia-testigo —saisi—.

Los verdaderos oriyas, los que harán estallar tu mente, pueden ser aprendidos de quien ha experimentado dicha explosión sin experimentador.

La liberación de las cadenas de la mente —provocando el funcionamiento natural de los órganos sensoriales— conduce al fin de la infatuación de la mente con los objetos y las obsesiones.

No os hundáis en el fango de las preguntas teológicas y de las respuestas generadas por los charlatanes espirituales y las mafias religiosas.

El Kriya Yoga es un movimiento de swadhyaya — el estudio de los caminos del yo— hacia isvarapranidham —la percepción de la Totalidad— a través de tapas —la practica del Kriya—.

El Kriya Yoga —un viaje espiritual y no una rancia creencia— necesita profunda comprensión, un tremendo valor y una paciencia como los Himalaya.

Tus preguntas surgen desde las respuestas ya conocidas por ti a través de tu gravoso condicionamiento. Tu haces preguntas solo para consolidar tus respuestas.

El estado de Consciencia ausente de conocimientos, abierto, no selectivo, es, por supuesto, el estado de la Inteligencia, de Capitanía, de la Vida.

Todo buscador de Dios puede expandir la capacidad de su conciencia hasta hacerla omnisciente y recibir dentro de si la Inteligencia Universal de Dios.

Consciencia significa Capitanía, Inteligencia, Vida, y esa conexión de la Vida con el cuerpo esta siempre disponible. Esta conexión es el verdadero hacedor.

[1/2]