La iluminación espiritual

Frases Leon Tolstoi

Citas Leon Tolstoi


Si quieres ser feliz, se.

Habrá hoy, habrá mañana, siempre habrá, y hubo ayer, y hay un día antes.

Es toda la voluntad de Dios: puedes morir mientras duermes, y Dios puede perdonarte en la batalla.

Si no hubiera sufrimiento, el hombre no conocería limites, no se conocería a si mismo.

Algo mágico me ha sucedido: como un sueño cuando uno se siente temeroso y asustado, y de repente se despierta sabiendo que no existen tales terrores. Me he despertado.

Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.

Si no hubiera sufrimiento, el hombre no conocería sus limites, no se conocería a si mismo.

Es mucho mejor hacer el bien de una manera que nadie sepa nada al respecto.

La miro como un hombre podría mirar una flor desteñida que había arrancado, en la que le resultaba difícil rastrear la belleza que lo había hecho elegir y destruirla.

¿Que es peor, el lobo que llora antes de comer el cordero o el lobo que no lo hace?

La música es la abreviatura de la emoción.

Lo incorrecto no deja de estar mal porque la mayoría participa en el.

Es una gran locura la de vivir pobre para morir rico.

El conocimiento y la comprensión sobre los demás es sabiduría.

Me alegra que me veas tal como soy. Sobre todo, no me gustaría que la gente piense que quiero probar algo. No quiero probar nada, solo quiero vivir; no causar mal a nadie mas que a mi mismo. Tengo ese derecho, ¿no?

La música es el placer que el alma experimenta contando sin darse cuenta de que cuenta.

Si te casas lo lamentaras. Si no te casas, también lo lamentaras.

Para mi, el mundo entero esta dividido en dos partes: una es donde ella esta, y hay toda felicidad, esperanza, luz; el otro es donde ella no esta, y hay abatimiento y oscuridad.

No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay.

Solemos perdonar a los que nos aburren, pero no perdonamos a los que aburrimos.

La vida no se detuvo y tuvo que vivir.

Tenia miedo de profanar el amor que llenaba su alma.

El secreto de la felicidad no esta en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer siempre lo que se hace.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Dios es el mismo en todas partes.

¿Como puede uno estar bien… cuando uno sufre moralmente?

La felicidad es una alegoría, la infelicidad una historia.

Toma conciencia y acepta que el AMOR es vasto y diverso, que existen infinitas manifestaciones del amor y que para VIVIRLO se requiere un estado activo del ser.

La verdad no hace tanto bien en el mundo como el daño que hacen sus apariencias.

Debo encontrar una verdad que sea verdad para mi.

La ambición no nos hermana bien con la bondad, sino con el orgullo, la astucia y la crueldad.

El caballero de la fe esta solo en todo momento.

Yo quería movimiento y no un curso de existencia tranquilo. Quería emoción y peligro, y la oportunidad de sacrificarme por mi amor.

Así como el animal en cautividad recorre a diario la jaula para desentumecer sus patas o mide la longitud de su cadena, así mido yo la longitud de la mía, remontándome hasta la muerte, para desentumecer mis miembros, y hacer mas llevadera la vida.

Siempre estoy conmigo mismo, y soy yo mi propio torturador.

El que ha conocido solo a su mujer y la ha amado, sabe mas de mujeres que el que ha conocido mil.

La cobardía es el miedo consentido; el valor es el miedo dominado.

La primavera es el momento de los planes y proyectos.

Ahora sentía que no solo estaba cerca de ella, sino que no sabia donde terminaba y comenzaba ella.

Para deshacerse de un enemigo uno debe amarlo.

Todas las familias felices son iguales; cada familia infeliz es infeliz a su manera.

Si admitimos que la vida humana puede ser gobernada por la razón, entonces se destruye toda posibilidad de vida.

La ciencia humana fragmenta todo para comprenderlo, mata todo para examinarlo.

El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde.

No serán nunca las escuelas las que civilizaran a nuestro pueblo. Lo que necesita el pueblo es un sistema económico en que aumente su riqueza, tenga mas tiempo libre y, entonces, ya vendrán las escuelas.

Los reyes son los esclavos de la historia.

Todo lo que se, lo se por amor.

No hay grandeza donde no hay simplicidad, bondad y verdad.

[1/4]