Frases Soren Kierkegaard

Citas Soren Kierkegaard


Lo que me hace grande no es lo que me sucede, sino lo que hago con ello.

El estado mas doloroso del ser consiste en recordar el futuro, sobre todo el que nunca tendrás.

La vida solo se puede entender vista hacia atrás; pero debe ser vivido hacia adelante.

Nuestra vida siempre es la expresión de nuestros pensamientos dominantes.

Vivir en el recuerdo es el modo de vida mas perfecto que se pueda imaginar.

Los dioses no regalan grandezas. Nada verdaderamente grande se obtiene gratis.

De todas las cosas sin importancia, el futbol es, de largo, la mas importante.

El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito.

La vida no es un problema a ser resuelto sino una realidad que debe ser experimentada.

La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla.

La función de la oración no es forzar a Dios, sino cambiar la naturaleza de quien reza.

Si alguien a punto de actuar se juzgara a si mismo por los resultados, jamás comenzaría.

La gente me comprende tan mal que ni siquiera entienden mi queja de que no me entienden.

El estado mas doloroso del ser es recordar el futuro, particularmente el que nunca tendrás.

Solo la persona que es capaz de permanecer en silencio, es capaz de hablar de manera importante.

La vida no es un problema a resolver, sino una realidad a experimentar.

Dejemos con toda tranquilidad a la gente sabia el orgullo de no caer nunca en contradicción.

Cuando miro al hombre, siento que ha sido arrojado aquí.

La persona orgullosa siempre quiere hacer lo correcto, lo grandioso. Pero debido a que quiere hacerlo con sus propias fuerzas, esta luchando no consigo mismo, sino con Dios.

La ansiedad es el mareo de la libertad.

Ahora, con la ayuda de Dios, seré yo mismo.

El desarrollo es el nuevo nombre de la paz.

Es muy difícil creer porque es muy difícil obedecer.

Es mejor perderse por la pasión que perder la pasión.

Siempre todo lo que me etiqueta, me niega.

Gritarle al mundo nuestra infelicidad es mas fácil que golpearse el pecho y gemir sobre uno mismo.

Dile si a la vida aceptando la repetición de los acontecimientos.

La fe es pasión por lo posible.

La forma mas común de desesperación es no ser quien eres.

Tener fe es precisamente perder la mente para ganar a Dios.

Perderse en la falta de espíritu es lo mas terrible de todo.

La forma mas común de la desesperación es no ser quien eres.

La fuente mas común de la desesperación es no ser quien eres.

Si quieres ser aborrecible con Dios, solo corre con la manada.

Solo si asumes lo que eres podrás cambiar quien eres.

Lo veo todo perfectamente. Hay dos situaciones posibles: En una puede hacerse esto o aquello. Mi honesta opinión y mi amigable consejo es la siguiente: lo hagas o no, te arrepentirás en ambas circunstancias.

Porque el que ama a Dios sin fe reflexiona sobre si mismo, mientras que la persona que ama a Dios con fe reflexiona sobre Dios.

Dios crea de la nada. Maravilloso, dices. Si, sin duda, pero hace lo que es aun mas maravilloso: Convierte en santos a los pecadores.

La fe es la mas alta pasión en un ser humano. Muchas en cada generación puede que no lleguen tan lejos, pero ninguna llega mas lejos.

El dialogo, basado en solidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana.

Nunca dejes de amar a una persona, y nunca pierdas la esperanza en ella, ya que incluso el hijo prodigo que había caído mas bajo, aun podría salvarse.

Los recuerdos, con el tiempo, se vuelven un precioso tema de conversación y en su alma causara mas efecto aquello que conmovió tan profundamente su sentir.

El enemigo mas amargo y también el que era tu amigo podría volver a ser tu amigo; el amor que se ha enfriado puede encenderse.

Es perfectamente cierto, como dicen los filósofos, que la vida debe entenderse mirando hacia atrás. Pero se olvidan de la otra proposición, que debe ser vivida hacia adelante.

Cuando la muerte se prevé inminente e inevitable, se puede en conciencia renunciar a unos tratamientos que procurarían una prolongación precaria y penosa de la existencia.

La piedra que se rodo ante la tumba de Cristo podría llamarse apropiadamente la piedra filosofal porque su remoción no solo le dio a los fariseos, sino que, durante 1800 años, a los filósofos, mucho en que pensar.

El amor es la expresión del que ama, no de aquel a quien ama. Aquellos que piensan que pueden amar solo a las personas que prefieren, no aman en absoluto. El amor descubre verdades sobre los individuos que otros no pueden ver.

Estoy convencido de que Dios es amor, este pensamiento tiene para mi una validez lirica primitiva. Cuando esta presente para mi, soy indescriptiblemente feliz, cuando esta ausente, lo anhelo con mas vehemencia que el amante de su objeto.

[1/2]