Frases Arthur Schopenhauer

Citas Arthur Schopenhauer


Es una clara ganancia sacrificar el placer con el fin de evitar el dolor.

Después de tu muerte, serás lo que eras antes de tu nacimiento.

Los amigos y los conocidos son el mejor pasaporte a la fortuna.

Los mejores, mas variados y duraderos placeres, son los de la mente.

Cada nación ridiculiza otras naciones, y todas están en lo correcto.

Nunca he conocido ningún problema que una hora de lectura no alivie.

El odio es un asunto del corazón; el desprecio es asunto de la cabeza.

Los dos enemigos de la felicidad humana son el dolor y el aburrimiento.

Los periodistas son como perros, cuando nada se mueve empiezan a ladrar.

Sentir envidia es humano, pero saborear el mal ajeno es perverso.

El patriotismo es la pasión de los tontos y la mas tonta de las pasiones.

El mundo no es una fabrica y los animales no son productos para nuestro uso.

Solo recuerda, una vez que estas sobre la colina, empiezas a tomar velocidad.

Casi todos nuestros dolores surgen de nuestras relaciones con otras personas.

Cuanto mas inteligente es un hombre, menos misteriosa es la existencia para el.

Las religiones son como las luciérnagas. Necesitan de la oscuridad para brillar.

Los mayores logros de la mente humana, generalmente, se reciben con desconfianza.

La mayor de las locuras es sacrificar la salud por cualquier otro tipo de felicidad.

En la vejez se aprende mejor a esconder los fracasos; en la juventud, a soportarlos.

La verdad es mas bella al desnudo.

Comprar libros seria algo bueno si también pudiéramos comprar el tiempo para leerlos.

Cada persona toma los limites de su propio campo de visión como los limites del mundo.

Cada persona lleva los limites de su propio campo de visión a los limites del mundo.

Rascad al hombre civilizado y aparecerá el salvaje.

La mayoría de los hombres no son capaces de pensar, sino solo de creer, y no son accesibles a la razón, sino solo a la autoridad.

La persona que escribe para los tontos siempre esta segura de tener una gran audiencia.

Mi cuerpo y mi voluntad son uno.

La vida sin dolor no tiene sentido.

Todo lo que sucede, sucede por necesidad.

La religión es la metafísica de las masas.

Para nuestra mejora necesitamos un espejo.

La vida es un constante proceso de agonía.

La autoridad y el ejemplo dirigen el mundo.

La fe es como el amor: no se deja ser forzada.

La compasión es la base de la moralidad.

Solamente el cambio es eterno, perpetuo, inmortal.

El estilo es lo que da valor y circulación a los pensamientos.

Vivir solo es el destino de todas las grandes almas.

Un hombre puede ser el mismo solo mientras esta solo.

La opinión es como un péndulo y obedece a la misma ley.

El honor no ha de ser ganado; solo no debe ser perdido.

El que no disfruta de la soledad no amara a la libertad.

Hay algo en nosotros que es mas sabio que nuestra cabeza.

Un escritor nunca debe ser breve, a expensas de ser claro.

La felicidad consiste en la repetición frecuente del placer.

La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada.

El sentido del humor es la única cualidad divina del hombre.

Un pesimista es un optimista en plena posesión de los hechos.

[1/3]