Frases Abdul Baha

Citas Abdul Baha


Un medico atendiendo al paciente con delicadeza, con ternura, libre de prejuicios y creyendo en la solidaridad de la raza humana, esta alabando a Dios.

La diversidad en la familia humana debería ser causa de amor y armonía, como lo es en la música donde diferentes notas se funden logrando un acorde perfecto.

La llave maestra del dominio de uno mismo, es el olvido de uno mismo.

Abdul Baha dice que la realidad del hombre es su pensamiento, no su cuerpo material.

El ser humano debe LIBERARSE de todo prejuicio y de su propia IMAGINACIÓN para que pueda investigar la VERDAD.

El Dios todo amoroso creo al individuo para que irradie la luminiscencia encantadora e ilumine la creación por sus palabras, su acción y su vida.

Los humanos deben liberarse de todo prejuicio y de los productos de su propia imaginación, para que pueda investigar el escenario sin obstáculos.

Si yo os amo, no necesito hablaros de mi amor continuamente, pues sin necesidad de palabras lo comprenderéis. Por el contrario, si no os amo, también os daréis cuenta, y no me creeríais aunque os dijese que os amo con un millón de palabras.

No os contentéis con demostrar amistad solo con palabras; dejad que vuestro corazón se encienda con amorosa bondad hacia todos los que se crucen en vuestro camino.

Fue un maestro que estableció los cimientos que constituyen las bases para la unidad del mundo. Trabajo por la reconciliación de religiones y ciencia.

Existen dos causas de enfermedad: una es material, la otra espiritual. Si la enfermedad es del cuerpo, es necesario un remedio material; si es del alma, un remedio espiritual.

El amor es ilimitado, sin fronteras, infinito. Las cosas materiales son limitadas, circunscritas, finitas. Nunca podréis expresar adecuadamente el amor infinito con medios finitos.

La humanidad debe implicarse de lleno en este asunto, y no demorar por mas tiempo la modificación de las condiciones que causan la miseria de la tiranía de la pobreza a un gran número de personas.

Algunos hombres y mujeres se vanaglorian de sus pensamientos elevados, pero si estos pensamientos nunca alcanzan el plano de la acción, serán infructuosos: el poder del pensamiento depende de su manifestación en hechos.

Todo edificio se construye con muchas piedras diferentes; sin embargo, cada una depende de la otra en un grado tal que si alguna se desplazara, todo el edificio sufriría; y si alguna fuese defectuosa, la estructura seria imperfecta.