FRASES SOCRATES

FRASES Y CITAS SOCRATES

SOCRATES

FRASES SOCRATES

ESCRITOS SOCRATES

  • Para decir y predicar la verdad, poca elocuencia basta.
  • La mentira gana partidas, pero la verdad gana el juego.
  • Y así se hacen más y más ricos, pues cuanto más se piensa en hacer una fortuna, menos se piensa en la virtud. Cuando la riqueza y la virtud se colocan juntos en la balanza, siempre una aumenta a medida que la otra baja.
  • Si no consigues lo que quieres, sufres; si obtienes lo que no quieres, sufres; incluso cuando obtienes exactamente lo que quieres, todavía sufres porque no puedes tenerlo para siempre. Tu mente es tu situación.
  • Pues bien, aunque no creo que ninguno de los dos sepa nada realmente hermoso y bueno, estoy mejor de lo que está usted. Pues usted no sabe nada y piensa que sabe; mientras que yo ni sé, ni creo saber.
  • El verdadero defensor de la justicia, si tiene la intención de sobrevivir aunque sea por un corto período de tiempo, debe limitarse necesariamente a sí mismo, a la vida privada y dejar la política.
  • Ningún hombre tiene el derecho de ser un aficionado en materia de entrenamiento físico. Es una vergüenza para un hombre llegar a viejo sin ver la belleza y la fuerza de la que su cuerpo es capaz.

ISOCRATES

FRASES ISOCRATES

ESCRITOS ISOCRATES

  • Cuando quisieres pedir consejo a otro, primero has de saber cómo se ha gobernado él en sus negocios propios, porque el que mal hubiere administrado sus cosas, no aconsejará bien en las ajenas.
  • Contempla y considera las cosas inmortales poniendo ante ti la inmortalidad y grandeza de tu ánimo, y goza moderadamente de las cosas presentes teniendo respeto a que eres mortal.
  • Ahora, los niños son unos tiranos. Tienen malos modales, desacatan a la autoridad; muestran una falta de respeto hacia los mayores y les encanta la charla en lugar del ejercicio.
  • No tomes por amigo a hombre de quien no tengas experiencia primero cómo ha guardado la amistad con otros, porque debes esperar que será contigo tal cual ha sido con ellos.
  • Lo realmente importante no es vivir, sino vivir bien. Y vivir bien significa, junto con las cosas más agradables de la vida, vivir de acuerdo a nuestros propios principios.
  • Nos acercamos a la verdad sólo en la medida en que nos alejamos de la vida. El hombre sabio, busca la muerte toda su vida, y por lo tanto la muerte no es terrible para él.
  • La verdadera sabiduría viene a cada uno de nosotros, cuando nos damos cuenta de lo poco que entendemos acerca de la vida, de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.
  • Has de tener por constante verdad que ninguna firmeza hay en las cosas humanas, y así no te alegrarás demasiado en la prosperidad ni desmayarás en las adversidades.
  • Intenté convencer a cada uno de vosotros de preocuparse menos por lo que tiene y más por lo que es, a fin de hacer de sí mismo lo más excelente y racional posible.
  • Un sistema de moralidad que se basa en valores emocionales relativos, es una mera ilusión, una concepción totalmente vulgar que no tiene nada sano ni nada cierto.
  • Recuerda que no hay nada estable en los asuntos humanos; por lo tanto, evita la euforia excesiva en la prosperidad o la depresión indebida en la adversidad.
  • Si cometieres una acción vergonzosa, no creas que podrás ocultarla; y aunque lograras esconderla a los ojos de los demás, tu conciencia la descubriría.
  • Emplea tu tiempo en mejorarte a ti mismo leyendo los escritos de otros hombres, así aprenderás fácilmente lo que otros han aprendido con trabajo duro.
  • Ten buen ánimo ante la muerte y ten en cuenta esta verdad: que ningún mal le puede pasar a un buen hombre, ya sea en la vida o después de la muerte.
  • ¿Hay alguien a quien le confíes un mayor número de asuntos serios que a tu mujer? Y ¿hay alguien con quien tengas un menor número de conversaciones?
  • Sócrates en la cárcel esperando a ser ejecutado. Un día oyó cómo otro prisionero cantaba una difícil y poco conocida canción del poeta Stesichoros.
  • Así como el cuerpo cobra fuerza y se calienta con el trabajo moderado, así se fortifica y confirma el ánimo con los ejercicios y actos virtuosos.
  • Me contaron que a los peces no les importa ser pescados, pues tienen la sangre fría y no sienten dolor, pero no fue un pez el que me contó esto.
  • Si llevas a cabo una acción vergonzosa, no esperes mantenerla oculta.Aunque lograras esconderla para los demás, tu conciencia sabría dónde está.
  • Quien no es capaz de vivir en sociedad o que no tiene ninguna necesidad de ella porque es autosuficiente, tiene que ser una bestia o un Dios.
  • Las mentes brillantes discuten ideas poderosas; las mentes promedio discuten sobre eventos; las mentes débiles discuten sobre otras personas.
  • A veces, construyes muros no para mantener afuera a otras personas, sino para ver a quién le importa lo suficiente como para descomponerlos.
  • Cuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

MAS RESULTADOS