La iluminación espiritual

Frases Socrates

Citas Socrates


Obsérvate sin ceguera y di con precisión y coraje lo que estas sintiendo.

Cásate. Si obtienes una buena mujer, serás feliz. Si obtienes una mujer mala, serás un filosofo.

Solo se que no se nada y esa nada ni siquiera se que no la se.

Cada acción tiene sus placeres y su precio.

El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo.

Prefiero el conocimiento que la riqueza, pues esta es pasajera, mientras que lo otro es perpetuo.

Yo solo se que no se nada.

Ahora, los niños son unos tiranos. Tienen malos modales, desacatan a la autoridad; muestran una falta de respeto hacia los mayores y les encanta la charla en lugar del ejercicio.

Dame belleza en el alma interior; que el exterior y el interior del hombre sea uno solo.

Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.

La educación es el encendido de una llama, no el llenado de un recipiente.

Cuando desees la sabiduría y la visión tanto como quieres respirar, es entonces cuando la tendrás.

La alegría es riqueza natural, el lujo es pobreza artificial.

Para decir la verdad, poca elocuencia basta.

No puedo enseñar nada a nadie. Solo puedo hacerles pensar.

Piensa no en los fieles que alaban todas tus palabras y acciones; sino en los que amablemente reprenden tus faltas.

La dificultad, amigos míos, no esta en evitar la muerte, sino en evitar la injusticia, que se ejecuta mas rápido que la muerte.

La vida no contiene mas que dos tragedias. Una es no conseguir el deseo de tu corazón; la otra es conseguirlo.

La comprensión de una pregunta es la mitad de la respuesta.

El verdadero defensor de la justicia, si tiene la intención de sobrevivir aunque sea por un corto periodo de tiempo, debe limitarse necesariamente a si mismo, a la vida privada y dejar la política.

Las almas ruines solo se dejan conquistar con regalos.

La mentira gana partidas, pero la verdad gana el juego.

No podemos vivir mejor, sino en la búsqueda de ser mejores.

Existen dos cosas mayores que todas las cosas. Una es el amor y la otra es la guerra.

El pasado tiene sus códigos y costumbres.

Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar.

Para decir y predicar la verdad, poca elocuencia basta.

Habla para que yo te conozca.

Quien quiera mover al mundo, debe moverse primero a si mismo.

Nadie esta calificado para convertirse en un hombre de Estado cuando es totalmente ignorante del problema del trigo.

Nos acercamos a la verdad solo en la medida en que nos alejamos de la vida. El hombre sabio, busca la muerte toda su vida, y por lo tanto la muerte no es terrible para el.

No voy a ceder ante cualquier hombre en contra de lo que es correcto, por temor a la muerte, incluso si he de morir por no ceder.

Sócrates es irónico cuando el logos se presta al juego de la ironía. De esta manera, se presenta cuando carecemos de sistemas de referencia objetivos.

Emplea tu tiempo en mejorarte a ti mismo leyendo los escritos de otros hombres, así aprenderás fácilmente lo que otros han aprendido con trabajo duro.

La ciencia humana consiste mas en destruir errores que en descubrir verdades.

Lo realmente importante no es vivir, sino vivir bien. Y vivir bien significa, junto con las cosas mas agradables de la vida, vivir de acuerdo a nuestros propios principios.

Se lento para crear una amistad, pero cuando estés en ella, sigue firme y constante.

La multitud, cuando ejerce su autoridad, es mas cruel que los tiranos de Oriente.

A veces, construyes muros no para mantener afuera a otras personas, sino para ver a quien le importa lo suficiente como para descomponerlos.

Solo hay un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: la ignorancia.

En cualquier dirección que recorras el alma, nunca tropezaras con sus limites.

La sencillez de mi discurso hace que me odien, y que es el odio sino una prueba de que estoy diciendo la verdad.

Las penas de la vida deben consolarnos de la muerte.

La envidia es la ulcera del alma.

La alegría del alma forma los días mas bellos de la vida en cualquier época que sea.

Para encontrarte a ti mismo, piensa por ti mismo.

No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran.

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.

[1/3]