Frases Sivananda

Citas Sivananda


No te dejes influir fácilmente por las sugestiones de otros. Ten tu propio sentido de la individualidad.

Recuerda que en tu propia debilidad reside la fortaleza, por que siempre estarás alerta para salvaguardarte.

La influencia de los pensamientos en la concentración y reconstrucción del cuerpo es muy sensible y poderosa.

Cuanto mas se sujetan los pensamientos, mas se concentra la mente, y consecuentemente gana mas fortaleza y poder.

Crece en los poderes de la mente. Interés, atención, voluntad, fe y concentración te aportaran los frutos deseados.

Ten fe en el propio esfuerzo y en la propia confianza. Con el poder de los pensamientos puedes determinar tu destino.

La humildad no es cobardía. Mansedumbre no es debilidad. La humildad y mansedumbre son realmente poderes espirituales.

En el intervalo que separa dos deseos reina la calma. Es el momento de libertad de todos los pensamientos, el amor o el odio.

Deja que la visión recta sea una antorcha de luz en tu camino. No busques la satisfacción de tu vanidad ni te muevas con soberbia.

El mundo es una gran escuela donde las personas tienen amplias oportunidades de convertirse a si mismas en individuos mejores.

El pensamiento es una fuerza vital y viva, la mas vital, sutil e irresistible que existe en el universo.

Con la fuerza del pensamiento se puede mover el mundo. El pensamiento tiene gran poder. Puede transmitirse de un hombre a otro.

El pensamiento es un puente que conecta lo humano con lo Divino. Tu cuerpo, tus negocios, tu hogar, son solamente ideas dentro de tu mente.

No pierdas ninguna oportunidad. Saca provecho de todas las ocasiones. Toda oportunidad esta encaminada a tu desarrollo y perfección.

Sirve, ama, da, purifícate, medita, realízate.

La mente es el único creador. Todo ha sido creado a través de la mente. Es completamente libre de crear un mundo por si misma.

Un pensamiento de alegría crea, por simpatía, otro pensamiento de alegría en otros.

Todo hombre tiene su propio mundo mental, su propio modo de pensar, sus propias formas de entender las cosas y sus propias maneras de actuar.

Construye tu carácter. Tu puedes modelar tu vida. El carácter es poder, es influencia, conquista amigos. Con el carácter se obtienen liderazgo y apoyo.

La pobreza es la hermana mayor de la pereza.

La voluntad es el rey de los poderes mentales.

El sabio construye una isla que ninguna corriente puede arrastrar.

Dios es todo por completo. el es autónomo. el es eterna satisfacción.

Yoga es la concentración de la mente en el interior.

La guerra interna con la mente es mas terrible que las guerras externas con armas.

Las virtudes como la honestidad, la formalidad y la laboriosidad son la mejor fuente de poder mental.

La belleza es esencialmente espiritual. La belleza autentica yace en el propio corazón.

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero solo quince para sonreír.

Libérate de la esclavitud del prejuicio que embota el intelecto y ofusca los pensamientos.

Pon tu corazón, mente y alma, incluso en los actos mas pequeños. Ese es el secreto del éxito.

De la misma forma que el fruto nace de la semilla, así las acciones nacen de los pensamientos.

Las personas felices y contentas son una bendición para la humanidad. Aportan felicidad a otros.

Aprende a ver a Dios en todo lugar. Ese es el mejor alimento para la vista.

Cuanto mas fuertes son los pensamientos mas pronto fructifican. El pensamiento se enfoca y se dirige en una dirección particular y, en la medida en que se le enfoca y se le dirige de este modo, es efectivo el resultado de la tarea que se demanda.

Con tus pensamientos de ahora estas creando tu futuro; si piensas con nobleza tendrás una conducta noble. Si piensas con bajeza, ningún ambiente te hará cambiar. Así pues, los pensamientos y las acciones son interdependientes.

Tus experiencias son como tu las piensas. Tu imaginación es la causa de tu ruina. La mente solamente concede valor a aquello en lo que tiene intensa fe. Aunque todos observáis el mismo objeto, cada uno le concede un valor distinto.

El hombre es dueño de su propio destino. Tu mismo, por el poder de tu pensamiento, creas tu destino. Pero puedes anularlo si quieres. Todas las facultades, energías y poderes están latentes en ti. Desarróllalas y hazte libre y grande.

Revístete de una naturaleza buena. Piensa bien de todos. Haz siempre buenas acciones. Sirve, ama, da. Haz felices a otros. Disfruta sirviendo a otros. Así cosecharas felicidad. Te veras rodeado de circunstancias y oportunidades favorables.

Las personas varían en su capacidad y fortaleza, físicas y mentales, para hacer cosas. Por lo tanto, cada uno ha de tener el ideal que se ajuste mejor a su temperamento y capacidad y tratar de lograrlo con una acción entusiastica y dinámica.

Concentrarse es mantener la mente fija en una forma u objeto durante largo tiempo. Para hacer desaparecer las oscilaciones de la mente y algunos otros obstáculos que se encuentran en el camino debe practicarse la concentración en una sola cosa.

Tu mente es omnipotente. Es capaz de conseguir cuanto se proponga. Las cosas ocurren tal como tu las imaginas dentro de tu mente. Cualquier cosa en la que pienses intensamente terminara materializándose y llevándose a efecto.

Pequeños actos amables, pequeñas cortesías, pequeñas consideraciones, pequeña benevolencia, cuando se practican habitualmente, dan mayor encanto al carácter que grandes conferencias, oratoria, discursos y exhibición de talentos desde el estrado.

El ser disciplinado produce una gran fuerza de voluntad. Los sentidos y la mente le obedecen con fidelidad. El hombre disciplinado toma solamente aquellos objetos que son necesarios para el mantenimiento del cuerpo sin apegarse a ellos ni odiarlos.

No almacenes en tu mente información inútil. Olvida cuanto no te sea de utilidad. Solamente así podrás llenarla de pensamientos divinos, renovando tu fortaleza mental, puesto que los rayos disipados de la mente estarán, de este modo, concentrados.

El hombre no es un producto de las circunstancias. Sus pensamientos son los arquitectos de sus circunstancias. Un hombre de carácter construye una vida en cualquier circunstancia. Se afana y persevera firmemente. Camina hacia adelante con bravura.

Así como las nubes son la fuente principal de la lluvia, así el control de tus propios pensamientos es la fuente de la prosperidad duradera. Tu eres tu propio amigo o tu propio enemigo.

El ideal de una persona no servirá para otra. Quien abrigue un ideal que no pueda alcanzar, se sentirá decepcionado. Deberías tener tu propio ideal. Puedes alcanzarlo ahora o dentro de diez años. No importa demasiado.

La ilusión y el apasionamiento se conquistan mejor con el cultivo de la discriminación. La vanidad se supera con simplicidad. La arrogancia con cortesía.

[1/2]