Frases Felicidad

Citas Felicidad


¿Por que no reconoces tu propio Si-mismo, que es una encarnación de la eterna Esencia-Felicidad, la Luz Testigo que ilumina los órganos internos y sus funciones?

El liberado en vida viene a alcanzar el estado de Absoluta Unidad; la inconmensurable Felicidad sin fin llamada la Morada Suprema de Vishnu, morada de la que no hay retorno.

El regalo mas grande que puedes darle a otra persona es tu propia felicidad.

Lo que aparece como Conciencia Testigo interior, esto es, el Si-mismo individual, es de la naturaleza de la Felicidad, y Uno sin segundo; y la Felicidad interior no es otra que el Si-mismo individual o Conciencia Testigo interior.

Que no tiene mayor felicidad que el-mismo; encarnación pura de la Conciencia Eterna; poseedor de Existencia por propia definición; el Ser que todo lo penetra. Todo ello es el significado del termino Eso, según se canta en las Escrituras.

Abandona el error intelectual de que el Si-mismo es el cuerpo, etc., y medita y piensa siempre que tu mismo eres el Conocimiento-Felicidad eternos; el Testigo del intelecto; Pura Conciencia.

Debes elegir entre tus apegos y felicidad.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente autentica.

¿Como respondemos a este profundo anhelo del espíritu humano por la paz, la libertad, la felicidad, el fin del sufrimiento?

La sociedad nos mantiene distraídos para que busquemos la felicidad a través del consumismo.

La felicidad siempre depende de algo que esperamos en el futuro, estamos persiguiendo una ilusión que siempre nos esquiva.

El dinero no compra la felicidad. Se nos vende esta premisa desde niños, es un engaño. Así es el mecanismo de una humanidad destructora de felicidad.

La felicidad es egocéntrica.

El tiempo solo se calcula por la felicidad o por el dolor.

La felicidad hace buenos incluso a los malos.

La felicidad es como esos palacios en cuentos de hadas cuyas puertas están custodiadas por dragones: debemos luchar para conquistarlo.

No hay felicidad ni miseria en el mundo; solo hay una comparación de un estado con otro, nada mas. Aquel que ha sentido el dolor mas profundo es el que mejor puede experimentar la felicidad suprema.

A menudo pasamos junto a la felicidad sin verla, sin mirarla, o incluso si la hemos visto, sin reconocerla.

Ocupamos el templo con el dios Mercado, el nos organiza la economía, la política, los hábitos, la vida y hasta nos financia en cuotas de tarjeta la apariencia de felicidad.

No necesitamos ser ricos para encontrar la felicidad, aun cuando tengas poco que dar puedes ser feliz, solo con aquellos que valoran tu esfuerzo y te aceptan tal y como eres.

Si limpiamos y ordenamos nuestra casa nosotros mismos, nuestra mente se concentra en el presente, y en vivir el aquí ahora, una de las llaves de la felicidad y éxito en la vida y el trabajo.

Felicidad es estar cada día menos angustiado.

Aquellos que pasan su vida en la abundancia y en la felicidad humana son espíritus flojos que permanecen estacionarios.

El es el antídoto del dolor. Intenta constantemente llamarlo, meditar sobre el, rezarle. el es el Bien, la Paz y la Felicidad, la Vida de tu vida, el Ama.

Un visitante: Mi, no tengo aspiraciones espirituales, estoy feliz de ser como soy. Eso esta bien; también estamos hablando de felicidad. Si has encontrado su secreto, ¿por que haces esa afirmación? La verdadera felicidad es estar con Dios.

Lo que tu experimentas es tal y como funciona el mundo. Nacer en el es sentir dolor y felicidad. Si deseas ir mas allá de ellos entonces refúgiate a Sus pies.

A medida que una mente se vuelve excelente se va desprendiendo de la codicia o la aversión y entonces la felicidad surge gradualmente. Esto es vivir Plena Mente.

La verdadera felicidad viene de dentro, y con frecuencia se trata de sentimientos espontáneos de alegría.

La forma de encontrar tu felicidad y alegría es hacer una lista de todas las cosas que es divertido que TU hagas. Luego haz algunas de esas cosas todos los días.

La verdadera base de la moralidad es la utilidad, es decir, la adaptación de nuestras acciones a la promoción del bienestar general y la felicidad, y el esfuerzo para gobernar nuestras vidas para que podamos servir y bendecir a la humanidad.

En cada situación, en cada perdida uno encuentra un nuevo desafío para lograr felicidad.

La clave de la felicidad esta en conocer nuestros limites, aceptarlos y amarnos en nuestra propia limitación. Y también amar a los demás con sus limites.

La felicidad no puede depender de los acontecimientos. Es tu reacción ante los acontecimientos lo que te hace sufrir.

El que quiere ser constante en la felicidad debe cambiar frecuentemente.

Solo hay una procedencia de infelicidad: las falsas creencias que tienes en tu cabeza, creencias tan extendidas que no se te ocurren cuestionar.

Sentimientos que proporcionan sustento y felicidad. Se generan si amas la naturaleza de todas las cosas, si son las que nacen del alma.

La felicidad es tu esencia, tu estado natural y, por ello, cuando algo se interpone, la oscurece, y sufres por miedo a perderla.

La vida es un puro gozo y tu eres amor y felicidad en potencial a desarrollar. Solo los obstáculos de la mente te impiden disfrutarlo plenamente.

Si deseas la felicidad, estarás ansioso por obtenerla y te sentirás constantemente insatisfecho; y la insatisfacción y la ansiedad matan la misma felicidad que pretendes conseguir.

No pongas tu felicidad en mi porque yo puedo morirme o decepcionarte. Pon tu felicidad en la vida y te darás cuenta de que, cuando quedas libre, es cuando eres capaz de amar.

Mira dentro de ti, entiende que existe un generoso reino de felicidad autosuficiente. Tu no lo habías encontrado antes dentro de ti, porque tu atención estaba volcada hacia las cosas en que crees, o hacia tus ilusiones con respecto al mundo.

Lo malo es que la mayoría equipara la felicidad con conseguir el objeto de su apego, y no quiere saber que la felicidad esta precisamente en la ausencia de los apegos, y en no estar sometido al poder de ninguna persona o cosa.

No renuncies a nada, pero no te apegues a nada. Disfruta de todo lo que te deparen la vida y las personas, pero no retengas nada. Dejar que pasen es disfrutar de todas, es renovar a cada instante la felicidad.

El sufrimiento te hace despertar para experimentar el amor y la felicidad. Porque solo existe el dolor, si tu estas dormido y alejado de la realidad.

La verdadera felicidad consiste en hacer el bien.

La felicidad es el significado y propósito de la vida, la meta general y final de la existencia humana.

Los que obran bien son los únicos que pueden aspirar en la vida a la felicidad.

Solo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.

[1/11]