Frases Og Mandino

Citas Og Mandino


El tiempo enseña todas las cosas a aquel que vive para siempre, pero que no tenemos el lujo de la eternidad.

Deja que otros construyan una cueva con su arcilla. Yo construiré un castillo con la mía.

Tus únicas limitaciones son aquellas que estableces en tu mente o que permites que otros establezcan por ti.

La riqueza nunca debería ser tu meta en la vida. La verdadera riqueza esta en el corazón, no en la cartera.

La felicidad es un perfume que no puedes verter en los demás sin dejar caer unas gotas sobre ti mismo.

Hoy nunca ocurrirá de nuevo. No lo malgastes con un falso comienzo o con ningún comienzo en absoluto.

Atesora el amor que recibes sobre todo. Sobrevivirá mucho después de que tu buena salud se haya desvanecido.

La vida es fácil si se vive el día, cada día, sin pensar en los ayeres ni afanarse a los mañanas.

Siempre y cuando tenga algo que hacer, alguien a quien amar y algo que esperar, voy a ser feliz.

Cada fracaso para vender aumentara tus probabilidades de tener éxito en tu próximo intento.

Siempre da un mejor servicio de lo que se espera de ti, no importa la tarea que sea.

Acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón; pero también soportare la tristeza porque descubre mi alma.

O Manido los llama Mandamientos del éxito. Abren de par en par los diques de un caudaloso rio de energías humanas la riqueza suprema de todo hombre.

El fracaso nunca me alcanzara, si mi determinación para triunfar es lo suficientemente fuerte.

Nunca te sientas avergonzado por intentarlo y fracasar, porque el que nunca fracaso, es el que nunca lo intento.

Amare la luz porque me muestra el camino, sin embargo, voy a soportar la oscuridad porque me muestra las estrellas.

Mis sueños no tienen valor, mis planes son polvo, mis metas son imposibles. No tienen valor si no son seguidos por acciones.

Muy a menudo somos nuestro peor enemigo, ya que tontamente construimos obstáculos en el camino que conduce al éxito y la felicidad.

Toma la actitud de un estudiante, nunca seas demasiado grande para hacer preguntas, nunca sepas demasiado para aprender algo nuevo.

Da la bienvenida a cada mañana con una sonrisa. Mira cada nuevo día como otro regalo especial de tu creador, otra oportunidad de oro.

Los premios se encuentran al final de la competición y no al principio. La copa del vencedor se gana después de cansarse, sudar y sufrir.

Cada derrota, cada perdida, cada angustia, contiene su propia semilla, su propia lección sobre como mejorar tu rendimiento la próxima vez.

Lo que la mente del hombre pueda concebir y creer, lo puede conseguir.

Solo con la risa y la felicidad puedo convertirme en un verdadero éxito. Solo con la risa y la felicidad puedo disfrutar de los frutos de mi trabajo.

No es necesario que seas rico o famoso o un genio para cumplir tu propio destino, todo lo que tienes que hacer es utilizar tus facultades lo mejor que puedas.

Porque no es pobre quien tiene poco; solo el que desea mucho… y la verdadera seguridad no esta en las cosas que uno tiene, sino en las cosas que uno puede prescindir.

La persona que sabe una cosa y la hace mejor que nadie, incluso si es el arte de plantar lentejas, recibe la corona que merece. Si reúne su energía para ese fin, es un benefactor de la humanidad y será recompensado como tal.

Comenzando hoy, trata a todo el mundo que conozcas como si fueses a morir a media noche. Extiéndeles toda la atención, amabilidad y comprensión que puedas reunir y hazlo sin esperar ninguna recompensa. Tu vida no será la misma otra vez.

Débil es el que permite que sus pensamientos controlen sus acciones; fuerte es el que fuerza que sus acciones controlen sus pensamientos.

La insistencia sistemática e inteligente es la llave del éxito.

Haz todas las cosas con amor.

Cada problema tiene un lado positivo.

Tu eres el milagro mas grande del mundo.

Solo un habito puede someter a otro habito.

Evite a las personas que le quitan el tiempo.

La riqueza es buena cuando lleva alegría a otros.

Se celoso de tu tiempo, porque es tu mayor tesoro.

La tasa del éxito es triplicar tu tasa de fracasos.

Disfruta cada hora de este día porque nunca volverán.

Todos tenemos un poder especial: la facultad de elegir.

Busca siempre la semilla del triunfo en cada adversidad.

Aprecia cada hora de este día, porque nunca podrá volver.

Todos los hombres deben tropezar con frecuencia para llegar a la verdad.

El mañana solo se encuentra en el calendario de los necios.

Trabaja como si fueras a trabajar para siempre y vive como si fueras a morir hoy.

El que se preocupa por calamidades, las sufre por partida doble.

Hay una distancia inconmensurable entre tarde y demasiado tarde.

Los pequeños intentos, repetidos, completaran cualquier empresa.

[1/2]