Frases Nikolai Roerich

Citas Nikolai Roerich


Mira hacia las alturas y abre tus alas como el conquistador de la predestinada Luz.

El lenguaje creador es ese idioma universal que el corazón sabe comprender.

Cuando tocamos el corazón —ese Reino de Luz— tocamos el verdadero tesoro.

Cada ascenso esta relacionado con un estado mental creador.

Belleza y en Espíritu se multiplicaran nuestras fuerzas.

El sentido creador es el principio rector de la vida.

Uno debe aferrarse a la Dicha e infundirla activamente en la vida diaria. ¿De que otra forma puede uno transformar en belleza la rutina de cada día? Solo mediante esta Gran Dicha. Que magnifica palabra. Porque esta realización hace milagros.

¿Que creatividad es posible sin las Torres de la Belleza y el Conocimiento, sin los tesoros de la Dicha?

La idea de la nobleza y dignidad del pensamiento es un signo del verdadero impulso creador producido por la chispa Divina en el espíritu del hombre.

Sin creación la vida no existe.

No se trata de soñar sino de corporificar los pensamientos. Los sueños vuelan lejos, hacia etéreos océanos sin orillas, mientras que los pensamientos corporificados crean sustancia e impregnan el espacio con las próximas creaciones.

La creatividad en toda su múltiple variedad introduce una corriente apacible y unificadora en toda la constructividad de la vida.

Tengamos los sueños de un creador. En ellos no hay embriaguez ni vacilación, sino el inmutable conocimiento acopiado en las profundidades de nuestro espíritu.

La felicidad de quien emplea el poder del pensamiento esta en la labor incesante, en la actividad creadora, porque toda la existencia puede ser creada en belleza.

Es urgente recurrir conscientemente al pensamiento creador, a la luminosa creatividad, comprendiéndola no como una lejana abstracción sino como una necesidad vital impostergable.

Mediante el aprecio y el esfuerzo constructor, el corazón puede cruzar los abismos de la ignorancia y el agravio y puede reemplazar las grietas desoladas por parajes con las mas alegres flores.

Recuerda a la Belleza. No apartes su imagen de la vida y llama activamente a otros a esta fiesta de dicha.

Agudicen su atención. Aprendan, en las pequeñas cosas, a intensificar su concentración y a estar siempre alertas, para que en el momento requerido no se vean ensombrecidos por sus propios pensamientos nebulosos e insignificantes.

Cuando nos acercamos de corazón a corazón, todas las estructuras superficiales son reemplazadas por la directa comprensión.

La labor diaria crea energía, nos acerca al ritmo cósmico y ayuda a encender los fuegos internos. (…) Con que cuidado debemos resguardar los muros de esas fortalezas creadas por una infatigable labor diaria.