LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD
ESCRITOS CON SABIDURÍA
  LA ILUMINACIÓN MEDITACION FRASES RADIO ONLINE EL AMOR FRASES DOBLES GALERIA WHATSAPP BUSCAR RESUMEN  
SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR


      

   

FRASES ADI SHANKARA

FRASES Y CITAS ADI SHANKARA

ADI SHANKARA

FRASES ADI SHANKARA

ESCRITOS ADI SHANKARA

La realidad es esa esencia que se refleja en la existencia igual que el sol ilumina el mundo.

Toda la Existencia, es eterna, sin principio ni fin y esta más allá de los nombres y de las formas.

Para un hombre dotado de realización propia no hay otra cosa en la que ocupar su mente más que en la continua concentración en la existencia.

El universo es una continua serie de percepciones de la existencia, por lo cual, cualquiera que sea el aspecto que tome no es otra cosa más que de la existencia.

Ya no soy ni esto ni aquello, sólo lo supremo, el que lo ilumina todo; en verdad soy la existencia, el primero sin segundo, puro, carente de exterior e interior, infinito.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

Los iluminados experimentan en su corazón la infinita existencia, mediante la luz del entendimiento, y comprende que su naturaleza es Conocimiento Eterno y Dicha Absoluta.

La gente iluminada que conoce su identidad en la propia existencia y que ha renunciado a su conexión con el mundo objetivo, vive palpablemente unida con toda la existencia; que es el eterno conocimiento de la Dicha.

El alma inmortal no es otra cosa sino existencia; este inmenso universo no es otra cosa más que existencia misma.

Lo puro, la morada de todo Conocimiento, la entidad sin principio: esa existencia eres tú.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

La ilusión esta en diferentes escenarios y condiciones hasta que se reconoce el propio Ser, la Realidad permanente donde todo viene y va.

¿Quieres que las estrellas del Cielo sean tu traje? ¿O prefieres vestir la ilusión monasterio?

La rueda de lo ilusorio y lo real te atrapa. Tu vida se vuelve tan solo una tensión entre lo que es y lo que debería de ser. Lo que es ilusión o es real.

Cuando las aspersiones de espuma vuelven a ser olas, la fluidez, la frescura, etc., se disuelven en las olas, y estas, a su vez, se disuelven en el océano.

El jiva verdadero reconoce que su identidad con Brahma es Real, y no ve nada que no sea Identidad. Todo el resto lo considera ilusorio.

El jiva objetivo (visva) considera, además, a este mundo de vigilia como real, pero el verdadero jiva (el Atman) comprende que ese mundo real no lo es.

El jiva, mientras sueña, considera real al universo soñado, pero el jiva empírico (en el estado de vigilia) lo considera irreal.

Estos (jiva y jagat), que no tienen comienzo, sólo existen para quien todavía no obtuvo la Liberación (moksha). Por lo tanto, ambos son fenoménicos.

La falaz presentación de la conciencia en el buddhi, que efectúa diversas acciones y recoge los frutos, se llama jiva. A su vez, lo que consiste en elementos, con sus respectivos productos que son de la naturaleza del goce, se llama universo (jagat).

La maya proyectiva y veladora reposa en Brahman. Ella, cubriendo la naturaleza indivisible de Brahman, imagina el universo (jagat) y al jiva.

Las grandes sentencias védicas como Tat tvam asi (Tu eres Aquel)[4], expresa la Identidad del jiva con Brahman sin partes. Esta Identidad se aplica al jiva limitado[5] y no se concibe con los otros dos jivas.

La limitación es ilusoria, pero lo que parece limitado es real. El estado del jiva se debe a las superposiciones de los atributos del Atman, pero Éste es de la misma naturaleza que Brahma.

Hay tres especies (conceptos) sobre el jiva: el limitado, el falsamente presentado y el imaginado en sueños.

Cuando las cadenas del deseo y la ilusión han sido despedazadas, todas las dudas disipadas, y los diversos tipos de karma disueltos, se realizan «Aquel» que, al mismo tiempo está arriba y abajo. Aquél que, a la vez, es trascendente e inmanente.

Desidentificándose del cuerpo y realizando el Atman supremo, por más que la mente pueda dirigirse hacia cualquier objeto, se experimenta el nirvikalpa-samadhi.

El precedente estado de quietud mental es considerado por su beatitud, como la tercera fase del samadhi. Es necesario realizar incesantemente estos seis géneros de samadhi.

La Entidad (Brahma), permanece siempre en su misma naturaleza incondicionada e impregnada de Sat-citt-ananda. La contemplación ininterrumpida de ese estado se llama reflejo medio.

El primer género de samadhi (savikalpa) es posible a través de un objeto, tanto interno. (subjetivo) como externo (objetivo). En este último samadhi, el mundo de los nombres y de las formas (nama-rupa) se disocia de la Existencia pura.

Soy Sat-citt-ananda independiente, autorresplandeciente, libre de la dualidad. Esto se conoce como (el segundo género de) savikalpa-samadhi asociado con el sonido (subjetivo).

Los deseos, etc. centrados en la mente, son objetos (del conocimiento). Es necesario meditar sobre la consciencia citt como Testigo de tales modificaciones mentales. Este estado se llama savikalpa-samadhi asociado con un objeto (del conocimiento).

Cuando uno se vuelve indiferente al mundo de los nombres y las formas y se consagra al Sat-citt-ananda, debe practicar ininterrumpidamente la Contemplación (samadhi) sobre el centro del corazón o sobre un pensamiento-semilla externo.

La Existencia (Sat), la Consciencia resplandeciente (citt), la Beatitud (ananda), y el nombre y la forma, son las cinco características universales; las tres primeras se refieren a Brahma, las otras dos al universo fenoménico, o sea, al reflejo.

También en este caso, la distinción entre Brahma y el mundo fenoménico puede comprenderse solo cuando el poder “velador” de maya, ha sido eliminado. De modo que el cambio puede ser percibido en lo manifestado y nunca en Brahma.

De modo parecido, bajo la influencia del poder velador que oculta toda distinción entre el universo de las apariencias y Brahma. Este último parece poseer los atributos del cambio de aquel.

En la proximidad del Testigo (Atman), el misterioso cuerpo sutil (linga sharira) –identificado con el cuerpo densose ilumina, y el ser vivificado por el reflejo de la Consciencia pura, se convierte en individualidad operante.

En Sat-cit-ananda (Ser, Consciencia, Beatitud), naturaleza de Brahma, el mundo de los nombres y de las formas se manifiesta de la misma manera que las olas y gotitas que emergen del océano; a este acontecimiento se lo llama manifestación.

Ciertamente, maya tiene dos poderes: el proyectivo (viksepa-sakti) y el velador (avriti sakti). Desde el cuerpo sutil hasta el cuerpo denso, todo es creado por el poder proyectivo.

El insensible cuerpo sutil, causa material del manas y del sentido del ego, es una unidad; él pasa progresivamente a través de los tres estados (vigilia, onírico y sueño profundo) y está sujeto a nacimiento y muerte.

MAS FRASES ADI SHANKARA

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

MEDELLIN - COLOMBIA

REDES SOCIALES

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

lailuminacion.com

1997 - 2022