Frases Mahoma

Citas Mahoma


¿Por que no los nombres de Buda, Mahoma, Confucio ofender a la gente? La razón es que estos otros no dicen ser Dios, pero Jesús lo hizo.

Al lado de la dificultad esta la felicidad.

El que se arrepiente es como el que no ha pecado.

Facilitar una buena acción es lo mismo que hacerla.

El que hace reír a sus compañeros merece el paraíso.

La tinta del sabio es mas sagrada que la sangre del mártir.

Se en esta vida como si fueras un extranjero o un pasajero.

Aquel que no agradece un pequeño favor, no agradecerá uno grande.

Di la verdad aunque sea amarga. Di la verdad aun contra ti mismo.

La autentica riqueza del ser humano es el bien que hace al mundo.

Los mejores entre vosotros son los que tratan mejor a sus esposas.

El mejor de los hombres es aquel que hace mas bien a sus semejantes.

Tres cosas hay destructivas en la vida: la ira, la codicia y la excesiva estima de uno mismo.

Una persona fuerte no es aquella que tira al suelo a su adversario. Una persona fuerte es la persona que sabe contenerse cuando esta encolerizada.

Mahoma no fue un fracaso aparente. Fue un éxito deslumbrante, tanto política como espiritualmente, y el Islam fue de fuerza a la fuerza a la fuerza.

Puede ser que el Buda, Jesús, Mahoma, Lao Tse, Sócrates, Pitágoras, Confucio, San Francisco de Asís y tanto otros maestros de la humanidad, no hayan coincidido en su visión sobre cual es la verdadera naturaleza del Universo, pero en cambio si fueron muy similares sus preceptos éticos y sus propuestas de acción mundana. Todos ellos coincidieron en que la persecución de bienes materiales por si misma era un objetivo errado promoviendo todos ellos, en cambio, formas de vida más austeras que apunten prioritariamente a la búsqueda de la auto-realización espiritual y el vínculo virtuoso con el mundo circundante. De diferentes maneras y lenguajes, todos ellos expresaron que mientras nuestros afanes persiguieran logros materiales exclusivamente, ello nos llevaría al desastre. Y es casualmente hacia allí adonde estamos dirigiéndonos.

Religión musulmana: En la espiritualidad musulmana política y religión son inseparables. Para los musulmanes, su ley y religión es el Corán, Al-Quran (“la lectura”). La legislación de las instituciones es la Sunna: “Alá ha dado a la humanidad, por medio de sus revelaciones en el Corán y la Sunna de su santo profeta Mahoma, un marco jurídico y moral permanente que permite establecer y regular las instituciones y las relaciones humanas”.