Frases Sabiduria

Citas Sabiduria


Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.

Descubrí la libertad mas allá de mis sueños mas extravagantes en la sabiduría de que mi alegría no depende de nadie, ni nada fuera de mi es una obra interior.

Este es un momento en el que los que buscamos ser mas conscientes, amorosos y sabios llegamos a ver exactamente cuan profundas son realmente nuestra sabiduría y nuestro amor.

La sabiduría sin amor es como tener pulmones pero no tener aire para respirar. No busquen sabiduría para adquirir conocimiento, sino para vivir y amar mas plenamente.

Cuando la voluntad del todo o de la voluntad de Dios comienza a cobrar vida en ti, la sabiduría y el amor comienzan a moverse de maneras muy sutiles y muy ordinarias.

La puerta a Dios es la inseguridad de no saber nada. Lleva la gracia de esa inseguridad, y toda la sabiduría será tuya.

Si bien la sabiduría de segunda mano es valiosa como cartel que señala el camino, con demasiada facilidad se la confunde con el camino mismo, y hasta con la meta final.

El esfuerzo por unir sabiduría y acción se logra pocas veces y dura poco.

El intento de combinar la sabiduría y el poder rara vez ha sido exitoso y piénsalo por un corto tiempo.

La sabiduría humana se encierra por entero en estas dos palabras: Confiar y esperar.

Jamás perdona el necio si ve la nuez vacía que dio a cascar al diente de la sabiduría.

La verdad se vuelve relativa cuando la información amenaza con anegar la sabiduría.

Profesores espirituales y artistas que han abierto el ojo de la sabiduría para el mundo, y creadores de comunidades visionarias, han influido en mi trabajo.

Es un privilegio estar vivo en un cuerpo humano en el ahora, dotado de sentidos, recuerdos, emociones, pensamientos y el espacio de la mente en su aspecto de sabiduría.

La belleza y la fuerza de la verdad residen en su sencillez y en que expresa ciertas sabidurías esenciales que todos los seres humanos aceptan innata y normalmente.

Aprendo de mis miedos que me llevan a la sabiduría.

Llegar a conocer a la Madre oculta y olvidada y la maravillosa sabiduría de lo sagrado femenino no es un lujo; Creo que es una necesidad para nuestra supervivencia como especie.

Lo que nos trae a todos una recuperación de la sabiduría de la Madre es el conocimiento de la conexión inseparable con toda la creación y el amor sabio y activo que nace de ese conocimiento.

Anita encarna la verdad de que todos tenemos un poder interno y una sabiduría que pueden superar incluso las circunstancias mas adversas de la vida, y ella misma es la prueba viviente de que esa posibilidad existe.

La abundancia comienza con la sabiduría. Si la aplicamos con las leyes de Dios, todo lo demás es añadido. La conciencia del alquimista viene de un sentido de abundancia.

La sabiduría tiende a crecer en proporción a la conciencia de la propia ignorancia.

El desafío que se nos presenta consiste, pues, en recobrar la sencillez y la sabiduría de la naturaleza sin perder la astucia de nuestro cerebro serpentino.

La verdadera sabiduría esta en reconocer la propia ignorancia.

La duda es el principio de la sabiduría.

La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.

El hombre maquina crucificara a cualquier hombre consciente que trate de ayudarlo; y convertir su sabiduría en un dogma vacío y mecánico que se adapte a su propia comprensión.

El hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y su sabiduría consiste en una meditación no sobre la muerte, sino a propósito de la vida el odio a las otras naciones, era fomentada y alimentada mediante el culto diario.

La sabiduría es un sentimiento sin emoción que te lleva a toda acción precisa.

El yoga me hizo cruzar el gran rio, desde la orilla de la ignorancia a la del conocimiento y la sabiduría.

Los conocimientos pueden ser adquiridos pero la sabiduría tiene que ser ganada.

No participar en la ignorancia es la sabiduría.

La sabiduría no puede enseñarse. Nadie puede recorrer el camino por ti. De ahí que si de verdad anhelas un profundo cambio en tu vida, es esencial que te comprometas contigo mismo.

La autentica aceptación nace de una profunda comprensión y sabiduría acerca de por que eres como eres, por que los demás son como son y por que el mundo es tal como es.

El número de días y años que se pasan en la Tierra resulta insignificante. Lo que cuenta es la calidad de esos días y de esos años, una calidad que se mide en actos de amor y en la sabiduría alcanzada.

Hay grandes verdades, belleza y sabiduría en todas las grandes tradiciones religiosas. Conviene conocerlas todas, como un estudiante, porque un cambio de la perspectiva espiritual puede acelerar el progreso espiritual.

La tecnología y la ciencia son incapaces de resolver nuestros problemas. La tecnología puede utilizarse para fines buenos o malos. Solo cuando se emplea con iluminación, sabiduría y equilibrio puede ayudarnos de verdad.

Es hora de prestar atención a la sabiduría de los antiguos pueblos indígenas y canalizar nuestra conciencia y espíritu para cuidar el jardín y no destruirlo.

Del mismo modo que puede germinar y florecer un aromático loto en un estercolero, así, entre los ofuscados, deslumbra en sabiduría el discípulo que sigue al Perfecto Iluminado (el Buda).

Conocer las Seis Paramitos de sabiduría de Buda es ir mas allá de la mente, es ir mas allá de la pureza y la impureza. Es el camino de las seis sabidurías.

Buda había dicho: Cada uno de nosotros es un Dios. Cada uno de nosotros lo sabe todo. Solo necesitamos abrir nuestras mentes para escuchar nuestra propia sabiduría.

Aquel que aprende poco, crece como un buey; crece en carne, pero no en sabiduría.

Conoce bien lo que te lleva adelante y lo que te retiene, y elige el camino que conduce a la sabiduría.

Servir a los deseos es absurdo, corta el deseo con la sabiduría.

Y de esta vaciedad una claridad, surge una transparencia que puede ver cosas que no puedes explicar intelectualmente. Esto es realmente sabiduría.

Verdaderamente, de la meditación brota la sabiduría. Sin meditación, la sabiduría mengua. Conociendo el doble camino de la ganancia y la perdida, debe conducirse uno mismo de manera tal que pueda aumentar la sabiduría.

Percibiendo que este cuerpo es frágil como una vasija, y convirtiendo su mente tan fuerte como una ciudad fortificada vencerá a Mara con el cuchillo de la sabiduría. Velara por su conquista y vivirá sin apego.

Aquel cuya sabiduría es profunda, que posee la Visión Cabal, adiestrado en conocer cual es el sendero correcto y cual el equivocado, que ha alcanzado el final mas elevado, a ese llamo yo noble.

La conciencia de Permanencia, nos recuerda que mas que pelear contra todo, un acto de sabiduría es aprender a dejarnos llevar. No a la deriva, sino como diestros conductores de nuestra vida.

[1/8]