Frases Seneca

Citas Seneca


No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.

La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.

La recompensa de una buena acción esta en haberla hecho.

Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian.

Es, a menudo, mas conveniente disimular que vengarse.

No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos.

El fuego prueba el oro; la miseria los hombres fuertes.

Pobre no es el que tiene poco, sino el que desea mucho.

Estar en ocio muy prolongado, no es reposo, es pereza.

No existe ningún gran genio sin un toque de demencia.

No hay viento favorable para el que no sabe donde va.

Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno.

Seas parco en elogiar, y mas parco todavía en vituperar.

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.

El hombre mas poderoso es el que es dueño de si mismo.

Estudia. No para saber una cosa mas, sino para saberla mejor.

En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido.

Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.

La esclavitud mas denigrante es la de ser esclavo de uno mismo.

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.

El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.

Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.

Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.

La esclavitud mas denigrante es ser esclavo de uno mismo.

El cabalgar, el viajar y el mudar de lugar recrean el animo.

No os espante el dolor; o tendrá fin o acabara con vosotros.

No hay ninguna cosa buena que no tenga su base en la razón.

La conversación es la expresión de nuestro modo de pensar.

No os espante la pobreza; nadie vive tan pobre como nació.

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tu mismo.

No he nacido para un solo rincón. Mi patria es todo el mundo.

El hombre es un animal racional.

Forma parte de la curación el deseo de ser curado.

Desdichado es el que por tal se tiene.

Los hombres aprenden mientras enseñan.

Languidece la virtud sin adversarios.

El poder y el despotismo duran poco.

En cuanto a mi, solo se que no se nada.

La adversidad es ocasión de virtud.

El peor enemigo es el que esta encubierto.

Todo poder excesivo dura poco.

Quien da pronto da dos veces.

El tiempo descubre la verdad.

Sin estudiar enferma el alma.

El que teme es un esclavo.

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo.

Pesa las opiniones, no las cuentes.

[1/3]