LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD
ESCRITOS CON SABIDURÍA
  LA ILUMINACIÓN MEDITACION FRASES RADIO ONLINE EL AMOR FRASES DOBLES GALERIA WHATSAPP BUSCAR RESUMEN  
SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR


      

   

FRASES CONSUELO MARTIN

FRASES Y CITAS CONSUELO MARTIN

CONSUELO MARTIN

FRASES CONSUELO MARTIN

ESCRITOS CONSUELO MARTIN

Aprender a contemplar es aprender a vivir totalmente. Cuando la mente no es contemplativa, cuando no se ha contemplado el silencio, la vida carece de sentido, está llena de contradicciones.

La contemplación, el silencio de la mente y la introspección pueden dejar al descubierto las distorsiones a través de las que contempla el mundo y encontrar la verdad, sea lo que esto sea.

En un momento atemporal de nuestra existencia, descubrimos la contemplación, y con ella descubrimos la vida auténtica y el significado profundo de la vida.

Un ser humano cuando puede contemplar con la mente, le sucede algo inesperado: es consciente de que la Realidad está precisamente en lo desconocido.

Para comprender desde la verdad, es preciso contemplar: salirse y observar. Así sobreviene un silencio psicológico y se vive lo nuevo, la verdad.

Para contemplar hay que atravesar el silencio. Desde el bullicio del pensar, sentir, desear, temer, no se presentará la contemplación.

El pensamiento, en sí mismo, no tiene por qué crear ninguna emoción. Eso sólo sucede cuando un pensamiento se convierte en creencia.

En la verdadera comprensión se presenta lo real directamente en una simple toma de conciencia. A eso lo llamamos contemplar.

Contemplar es acceder a lo natural; por eso ha de ser sencillo, aunque a partir de nuestros hábitos nos parezca complicado.

No hay inteligencia cuando tomo en cuenta los pensamientos, cualesquiera que sean. En el pensar no está la Unidad.

La mente contemplativa está hecha de lucidez sin esfuerzo. Comprobémoslo contemplando. Es la única prueba posible.

Es necesario hacer silencios en la mente y en las emociones para contemplar y experimentar directamente la vida.

Hay sabiduría cuando podemos ver el paso del tiempo serenamente, cuando podemos verlo tal y como es.

Observa el deseo y quita el veneno del deseo, la compulsión, lo que te arrastra, la dependencia.

Contemplando descubrimos el porqué de la existencia, por qué sufrimos, por qué amamos.

La unidad que se crea al contemplar, deshace todas las dudas que la separación creó.

Los deseos, cuando vienen del pensamiento, no hacen más que ofuscarnos más y más.

Entender es intelectualizar, teorizar; comprender es experimentar la Unidad.

La contemplación no es algo separado de la vida; forma parte del vivir.

La actitud inteligente de la persona que ama la verdad es preguntarse.

La realidad se descubre haciendo el silencio de las apariencias.

El silencio es una música inteligente, callada sí, pero no muda.

Nada deshace la ilusión excepto darme cuenta de ello.

Cuando contemplo el Amor soy el Amor.

Lo más sencillo es contemplar.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

MEDELLIN - COLOMBIA

REDES SOCIALES

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

lailuminacion.com

1997 - 2022