LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES SOY

FRASES Y CITAS SOY

Frases de Soy sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES SOY

ESCRITOS SOY

No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad. Yo no vendo, ni compro. Yo no cambio, yo no estorbo. Yo no presto, yo no escondo. Y por eso soy feliz.

El ego surge cuando nuestro sentido del ser, del yo soy, que es conciencia sin forma, se enreda con la forma.

Sé que soy el mundo con todos sus acontecimientos y toda su inteligencia y este es el secreto de mi longevidad.

Disfruto con los que son felices y sufro con los que sufren, porque soy amigo de todos y sé que no pertenezco a nadie ni nadie me pertenece a mí.

Jamás pienso que soy este cuervo, aunque permanezco ocupado en las tareas propias de mi condición animal, porque sé que esta apariencia objetiva es ilusoria y la vivo como si fuera un largo sueño.

Soy consciente del substrato común de todas las cosas y no me atormento con pensamientos sobre lo que voy a hacer dentro de un momento o lo que me ocurrirá mañana.

Sin calcular lo que es o lo que no es, lo deseable o lo indeseable, permanezco en el ser y soy feliz, sano, libre de toda angustia y de toda preocupación.

Liberándonos de los roles que nosotros creamos, nos encontraremos unidos a la unidad YO SOY.

Al instante en el que me identifico con todo esto y aquello me separo de la unidad YO SOY.

Soy un firme creyente de que las cosas suceden como deberían. El universo se desarrolla tal como se supone.

Trato de mantener mi mente activa. Soy adicto al solitario y a los rompecabezas. Hago ejercicio religiosamente. No hago muchas cosas religiosamente y he empezado a jugar al golf para tener algo que hacer cuando no tengo nada que hacer.

Doy gracias al Dios que fuere por mi alma inconquistable, soy el amo de mi destino; soy el capitán de mi alma.

Por segunda vez en mi vida soy culpable de cometer un crimen. Violación de libertad condicional. Supongo que no van a cortar el tráfico por esto. No por un viejo ladrón como yo.

Yo soy lo que el tiempo, las circunstancias, la historia, han hecho de mí, sin duda, pero también soy, mucho más que eso. Así que estamos todos.

Creo que la vida es un paréntesis entre dos nadas. Soy un ateo. Creo en un dios personal, el cual es la consciencia, y eso a lo que tenemos que rendir cuentas cada día.

El secreto de La Paz Mental es el conocimiento del Yo, y el pensamiento, Ese Yo soy yo, ayudará a la obtención para que nada la perturbe.

El infinito, el universo, soy yo; y tú, hijo mío, llevas como esencia todo el infinito, todo el ser, en ti, en lo más profundo de tu alma.

Cuando era más joven, todo era simple pero no tan claro. Ahora que soy viejo el futuro es brillante.

Parte de mi sospecha que soy un perdedor, y la otra piensa que soy el Dios todopoderoso.

No importa lo largo que está mi cabello o el color de mi piel o si soy hombre o mujer.

Nuestra sociedad es manejada por gente loca con objetivos locos. Creo que somos manejados por maniáticos con fines maniáticos, y creo que soy susceptible de ser tomado como loco por expresar eso. De eso trata la locura.

Soy un hombre violento que ha aprendido a no ser violento y se arrepiente de su violencia.

Imagina a todo el mundo viviendo en paz. Puede que digáis que soy un soñador, pero no soy el único. Espero que algún día os unáis a nosotros, y el mundo será uno.

Técnicamente no soy muy bueno, pero puedo hacer aullar y mover una guitarra.

Una parte de mí sospecha que soy un perdedor, y la otra parte de mí cree que soy Dios Todopoderoso.

No voy a cambiar la forma en que me veo o la forma en que me siento para conformarme a nada. Siempre he sido un bicho raro. Así que he sido un bicho raro toda mi vida y tengo que vivir con eso, ¿sabes? Soy una de esas personas.

Cuando tenía unos doce años, solía pensar que debía ser un genio, pero nadie se dio cuenta. Si existe algo así como un genio… Yo soy uno, y si no existe, no me importa.

Soy un hombre violento que ha aprendido a no ser violento y lamenta su violencia.

No importa lo largo que sea mi cabello o de qué color sea mi piel, si soy mujer o hombre.

Nadie me controla. Soy incontrolable. El único que me controla soy yo, y eso apenas es posible.

Imagina toda la gente viviendo la vida en paz. Podrás decir que soy un soñador pero no soy el único. Espero que algún día te unas a nosotros, y el mundo será uno solo.

No soy realmente una persona de carrera; soy jardinero, básicamente.

Como mala persona, soy un completo desastre.

Mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

Ya no soy ni esto ni aquello, sólo lo supremo, el que lo ilumina todo; en verdad soy la existencia, el primero sin segundo, puro, carente de exterior e interior, infinito.

El amor incondicional y el agradecimiento nos conectan con el «YO SOY» y nos catapultan a la quinta dimensión.

He aprendido el silencio del hablador, la tolerancia de los intolerantes y la bondad de los malos. Sin embargo, por extraño que parezca, soy desagradecido con esos maestros.

Yo soy de los que piensan como Nobel, que la humanidad extraerá más bien que mal de los nuevos descubrimientos.

Nunca he creído que por se mujer deba tener tratos especiales, de creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y yo no soy inferior a ninguno de ellos.

«Yo Soy» No tiene necesidad de moverse impulsado por la MENTE REACTIVA. «Yo Soy» es silencioso y quieto aunque tu mente viva movimientos fuertes y dinámicos.

«Yo Soy» Es la inmaculada concepción con la fuente suprema en el despertar de este dormir, es aquello que ve verdaderamente, es conciencia sin asociación.

El cuerpo, la mente y los sentidos son míos, pero no son yo, porque yo soy esa llama eterna que no está sujeta al cambio, a la muerte y a la decadencia.

Soy sólo una persona. Pero aún soy una persona. No puedo hacer todo, pero puedo hacer algo. No voy a rehusar a hacer el algo que puedo hacer.

En conclusión, yo también puedo construirme un mundo mejor, pues soy otra hija de Dios y, como tal, heredera de un fragmento de la Mente que creó el Universo.

No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo; y justo porque no lo puedo hacer todo, no renunciaré a hacer lo que sí puedo.

El «Yo soy» es un sentimiento de conciencia permanente.

El yo Seré, es una confesión de que «no soy». La voluntad del Padre es siempre «YO SOY». Hasta que te des cuenta de que TÚ eres el Padre (solo hay un YO SOY y tu yo infinito es ese YO SOY).

Al inspirar, soy consciente de cierta tensión en mi cuerpo; al espirar, permito que la tensión de mi cuerpo se libere.

Soy un co-creador, un agente activo en este universo que hace que las cosas sucedan. Si quiero que el mundo cambie, tengo que cambiarlo.

La Biblia dice: «Aquietaos y sabed que Yo soy Dios». En esto consiste el yoga.

Lo que en realidad soy es ese maravilloso estado de conciencia que percibo en mi interior.

No espero nada de los demás, por lo que sus acciones no pueden ser en oposición a los deseos míos. Yo soy feliz sólo en su propia verdadera felicidad.

El momento en el que me he dado cuenta de Dios sentado en el templo de cada cuerpo humano, el momento en el que estoy en reverencia ante cada ser humano y veo a Dios en él, en ese momento soy libre de ataduras, todo lo que me ata desaparece, y soy libre.

Soy un hombre viejo y he conocido muchos grandes problemas, pero la mayoría de ellos nunca sucedieron.

La gente cree que soy un masón, y no lo soy. La gente creyó que creí que el fin del mundo llegaría el 21 de diciembre de 2012, y yo no fue así.

Agradezco porque he liberado estas creencias, y ahora soy ¡libre!¡libre!¡libre! para crecer y experimentar mis propias emociones sin anclas que perturben mi evolución divina. Esto está hecho! Yo Soy.

En nombre de mi Amada Presencia Yo Soy, en este momento yo declaro que reconozco todas las creencias que tengo en mi alma y que me impiden avanzar en mi evolución de conciencia.

No soy pesimista, aunque sí pienso que van a suceder cosas terribles.

Manipulando los datos de ningún modo es, literalmente, un pecado contra el Espíritu Santo de la ciencia. No soy religioso, pero lo pongo así porque me siento tan fuerte. Es la única cosa que no siempre lo hace. Usted tiene que tener normas.

Soy un científico, no un teólogo. Yo no sé si Dios existe o no. Religión requiere certeza. Revere y el respeto a Gaia. Tener confianza en Gaia. Pero no la fe.

Soy científico, no teólogo. No sé si existe un Dios o no. La religión requiere certeza. Venerar y respetar a Gaia. Tener confianza en Gaia. Pero no fe.

Soy científico, no teólogo. No sé si existe un Dios o no. La religión requiere certeza.

Soy el guía de mis genes, no la víctima de ellos.

«YO SOY» el poder y la presencia consumidora de todo temor, duda y confusión que pueda haber en mi mente exterior, sobre la invencible actividad del «YO SOY».

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

Se nos olvidó que el espíritu que nos habita es el verdadero valor y nuestras vidas se centraron en el afuera, en lo externo, dando con ello nacimiento al ego: ¡Yo soy mejor que tú!.

YO SOY un hermoso ser de Luz, así como lo eres tú y como lo somos todos los seres humanos.

Sé quién soy y quién puedo ser, si así lo elijo.

Yo no soy bueno para palacio, porque tengo vergüenza y no sé lisonjear.

El primer paso es reconocer que la mente es parte de mí, pero que yo no soy solo la mente.

No soy lo que debo ser tampoco lo que quiero ser, pero por la Gracia de Dios, no soy lo que solía ser.

Las cosas que cargo son mis pensamientos. Son mi único peso. Mis pensamientos determinan si soy libre y ligero o pesado y agobiado.

Estoy convencido de que Dios es amor, este pensamiento tiene para mí una validez lírica primitiva. Cuando está presente para mí, soy indescriptiblemente feliz, cuando está ausente, lo anhelo con más vehemencia que el amante de su objeto.

Tal vez no soy tan sabio como me gusta pensar que soy.

Soy presente junto a quien practica Kriya.

Yo mismo soy Mahapurusha Purusottam, "el gran Ser, el Ser supremo".

Soy el sol, el Mahadeva, la causa primera.

[1/7]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES