Frases Sesha

Citas Sesha


El conocimiento verdadero tiene tres fuentes: la cognición directa, la inferencia y las palabras de aquellos que han Despertado.

En el presente no hay miedos, no hay fantasmas; en el presente hay solo una reacción viva ante un instante único.

Vivir con dignidad es magnificar los instantes, no los recuerdos. Vivir para ser.

Meditar es entregarse. Hay un momento donde la percepción interior en el Presente es una actitud de entrega.

El Presente Es, pero no puede ser definido como algo. El Presente es un flujo incesante de existencia.

Meditar es el aquietamiento de la agitación mental. Meditar no es destruir la mente, sino aquietarla.

El Presente es el acto mas autentico que existe. Fluir en el Presente implica permanecer atento.

Ni recordar sabemos, porque si supiéramos hacerlo, recordaríamos también lo bueno.

La Meditación es la apreciación interior sin el mas mínimo esfuerzo psicológico.

Meditar es navegar permanentemente sobre la certeza de la propia inmortalidad.

Cuando lo que sabe recibe a lo que sabe, no es necesario quien lo sepa.

Mientras se piensa no se sabe; mientras se sabe no se piensa.

La No-dualidad solo genera dudas en quien no la ha vivido.

Comprender es no dudar.

Si pudiera sumirse que una segunda mente iluminara a la primera, deberían asumirse la cognición de la cognición y la confusión de los recuerdos.

El sabio actúa sin actuar y, mientras así vive, el gozo de la bienaventuranza divina lo llena sin que a su alrededor nadie lo note.

Los instantes están llenos de si mismos.

Aquellos cuya mente permanece en equilibrio, se sobreponen a todas las cosas de la tierra. El Eterno es ecuánime e incorruptible: y por lo tanto, descansan en el Eterno.

El ego o yo es una parte de la actividad mental. De hecho, es ese aspecto de la mente que aporta sentido de pertenencia y de propiedad.

Aquello ama y se ama a Si Mismo, y conoce y conoce a Si Mismo, y se da cuenta que existe y existe en Si Mismo. Y eso es, entonces, meditar.

Los contenidos totales del universo son diferentes si son pensados en forma de recuerdos y son no-diferentes, si son conocidos bajo la apreciación de una permanente atención en el Presente.

Solamente es posible interpretar mentalmente la información si ella existe y es potencialmente cognoscible. El saber que es algo y el saber que soy algo implican apreciación de conciencia.

VIVIR CON DIGNIDAD es no darles a los sufrimientos mas realidad de lo que ellos poseen. Vivir con dignidad es magnificar los instantes, no los recuerdos. Vivir para ser.

El conocimiento mas elevado nacido de la presenciarían de la realidad es trascendente e incluye la cognición simultanea de todos los objetos y la pertenencia a todos los objetos y procesos.

La idea para la acción recta es todo aquel tipo de acción que no genera Karma, es decir, en la que no hay prisión causal del yo entre actor y resultado de la acción.

La idea para la acción recta es toda ruptura del Karma que te lleva e implica el desvanecimiento de la ilusión, y con esto se replantea la percepción de la realidad.

Sin confiar en nada, con su mente y su ser disciplinados y todo anhelo de goce en abandono, cumple las acciones solo por el cuerpo y no cae en error.

El samadhi es un estado de cognición donde observador y observado son simultáneos. Dicha definición No-dual imposibilita que la experiencia sea volitiva.

Ser testigo de la cognición en forma de Exina, lleva a un estado de concentración e identidad interior; observación de la información sujeto y objetos.

No hay actos buenos ni hay actos malos. Hay actos que están en oportunidad de lugar y tiempo y hay actos que no están en oportunidad de lugar y tiempo.

Entendiendo la cognición y los estados de conciencia podemos ir mas allá y saber que es algo y el saber que soy algo implica apreciación de conciencia.

Se obtiene el conocimiento de la propia naturaleza a través de la cognición de uno mismo cuando la conciencia asume esa forma en la que no va de un lugar a otro.

Pese a creer usted que el mundo dual es real, no tiene el mas mínimo control de ninguno de sus procesos. Cree como real un mundo que no controla y del cual es su esclavo.

Cuando un individuo opera sin apetencia al fruto de la acción y a la vez permanece en el Presente realizando la acción, su voluntad intencionada muere y con ella el yo se diluye homogéneamente en toda la percepción.