LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES VOLUNTAD

FRASES Y CITAS VOLUNTAD

Frases de Voluntad sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES VOLUNTAD

ESCRITOS VOLUNTAD

Paciencia, bondad, amor, buena voluntad, felicidad, sabiduría y entendimiento son cualidades que nunca envejecen. Cultívelas y expréselas; permanezca joven mental y corporalmente.

El amor es la clave de caerle bien a los demás. El amor es comprensión; buena voluntad y respeto por la divinidad del otro.

Lo bueno que usted haga, la bondad que usted irradie, el amor y buena voluntad que usted dispense, regresarán multiplicados en diferentes maneras.

Cuando usted abra los ojos en la mañana, dígase a sí mismo: Hoy seré feliz. Hoy tendré buena voluntad todo el día. Hoy estaré en paz. Ponga su vida entera, el amor y el interés en esta afirmación y usted habrá escogido la felicidad.

Irradie amor, paz y buena voluntad entre sí. Estas vibraciones son acogidas por la mente subconsciente resultando en respeto, afecto y cariño mutuo.

Cese de proyectar prototipos negativos contra su cónyuge. Envíele pensamientos de amor, paz, armonía y buena voluntad y su matrimonio crecerá más bello y más maravilloso a través del tiempo.

Hay cosas que dependen de mi voluntad y eso es ser libre, pero no todo depende de mi voluntad, entonces sería omnipotente, porque en el mundo hay otras muchas voluntades y otras muchas necesidades que no controlo a mi gusto.

La mejor oración es hacer la voluntad de Dios. No te canses de ponerte en sus manos.

En una democracia los pobres tendrán más poder que los ricos, porque hay más de ellos, y la voluntad de la mayoría es suprema.

La voluntad de ganar es más importante que la habilidad de ganar.

Pedir perdón requiere constante posición de humildad y fuerza de voluntad.

Al morir solo llevamos amor, conciencia de unidad y la fuerza de voluntad.

Entrenar la fuerza de voluntad en el amor y el desapego es para vencer lo que nos limita y tener conciencia de que venimos a amar a un universo limitado.

En niveles de conciencia básicos, es necesario un obstáculo al cual oponer la fuerza de voluntad, a fin de que esta pueda desarrollarse.

Si morimos, lo único que nos llevamos es el amor aprendido, la conciencia de unidad y la fuerza de voluntad adquirida en el proceso.

Venimos a amar a un universo limitado porque solo ahí podemos destruir el apego que nos limita, entrenar la fuerza de voluntad necesaria para vencer al apego y tener conciencia para dirigir esta fuerza de voluntad.

Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes, en actos.

El derecho forma parte de la voluntad, porque las almas flotan al viento de acá para allá cuando los fuertes dominan y los débiles padecen los cambios para bien y para mal. No neguéis tampoco la voluntad del alma, más fuerte que la fuerza del brazo.

El verdadero milagro es cuando Jesús a pesar de su sufrimiento se entrega y dice: HÁGASE TU VOLUNTAD. Es en ese instante cuando Jesús muere y el Cristo nace.

La determinación es el poder que nos ve a través de todas las frustraciones y obstáculos. Ayuda a construir la fuerza de voluntad que es la base misma del éxito dentro y fuera.

La determinación es el poder que nos ve a través de todas las frustraciones y obstáculos. Ayuda en la construcción de la fuerza de voluntad que es la base misma del éxito dentro y fuera.

Las personas sordas para el sentimentalismo, son las únicas que se atreven a marcar límites a la visión de los que, careciendo de uno o dos sentidos, poseen voluntad, alma, pasiones e imaginación.

El yo Seré, es una confesión de que «no soy». La voluntad del Padre es siempre «YO SOY». Hasta que te des cuenta de que TÚ eres el Padre (solo hay un YO SOY y tu yo infinito es ese YO SOY).

La vida humana está acosada por el dolor hasta que sabemos sintonizar con la Voluntad Divina, cuyo curso correcto a menudo es desconcertante para la inteligencia egoísta.

Si la tentación te asalta con fuerza cruel, ándala mediante un análisis impersonal y una voluntad indomable. Toda pasión natural puede ser dominada.

No sientas nada, no sepas nada, no hagas nada, no tengas nada, ríndete todo a Dios, y di: Hágase tu voluntad . Solo soñamos con esta esclavitud. Despierta y déjalo ir.

La voluntad no es libre, es un fenómeno ligado por causa y efecto, pero hay algo detrás de la voluntad que es libre.

La voluntad no es libre, es un fenómeno vinculado por la causa y el efecto, pero hay algo detrás de la voluntad que es libre.

Para tener éxito, debes tener una enorme perseverancia, una enorme voluntad. Voy a beber el océano, dice el alma perseverante.

Mientras más elecciones hagan, que estén alineadas con la voluntad de Dios dentro de sí mismos, más rápido serán capaces de disfrutar estos generosos obsequios.

Lejos de ti, el mezquino deseo de hacer prevalecer tu opinión y tu voluntad.

Vale más un largo esperar en la sombra, que las llamas de fuego que emanan del choque de dos voluntades o pensamientos contrarios.

Procura educar tus pensamientos, tus deseos y tu voluntad en forma que no discrepes jamás con el armónico conjunto de tus hermanos.

La conformidad con la voluntad del Altísimo manifestada por los acontecimientos que no fueron procurados por ti y que tú no puedes evitar ni cambiar.

Conquista al hombre airado mediante el amor; conquista al hombre de mala voluntad mediante la bondad; conquista al avaro mediante la generosidad; conquista al mentiroso mediante la verdad.

Nada nos sucederá en este mundo que se escape de la buena voluntad de un Dios soberano.

La oración no es para cambiar los planes de Dios. Es para confiar y descansar en Su soberana voluntad.

Siempre que la voluntad de Dios prevalece, Él quita todas las presiones, y cuando deliberadamente elegimos obedecerlo, no escatima la estrella más remota y hasta el último grano de are para que nos ayuden con toda la omnipotencia de Él.

Éxito no es sinónimo de prosperidad, poder, popularidad o cualquiera de las nociones mundanas de éxito. El éxito verdadero consiste en hacer la voluntad de Dios, cueste lo que cueste.

El coraje se asocia a menudo con la agresión, pero debería ser visto como voluntad de actuar desde el corazón.

Existe un nexo entre el proceso respiratorio y el ser estimulado por el espíritu, animado por el genio, o despertado por la inteligencia creativa que procede de una fuente que queda fuera del alcance de nuestra voluntad individual.

Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres. El propósito que los Maestros conocen y sirven.

La Gracia especial del Divino es para los buscadores del Divino, para los demás es la Voluntad Cósmica actuando a través de su karma.

En el juego normal de nuestra mente hay todo tipo de perversiones; de ahí la necesidad de detener todas estas cosas e inculcar el pensamiento correcto, la buena voluntad, en otras palabras, la Verdad debe ser establecida.

Estar libre de todo motivo egoísta, cuidado de la verdad en el habla y la acción, vacío de voluntad propia y autoafirmación, vigilante en todas las cosas, es la condición para ser un sirviente perfecto.

Cuando hayamos pasado más allá de las voluntades, entonces tendremos poder. El esfuerzo fue el ayudante; El esfuerzo es el bar.

¿Qué es el vicio, sino un hábito y virtud esclavizante, pero una opinión humana? Ve a Dios y haz Su voluntad; Camina por el camino que Él trazará para tus pasos.

Pero las dificultades se hicieron para ser superadas y si la Suprema Voluntad está allí, serán superadas.

La fuerza de voluntad es la clave para el éxito. La gente exitosa sale adelante sin importar lo que sienten, usando su fuerza de voluntad para superar su apatía, duda y miedo.

El esfuerzo es una parte de la vida. Comienza cambiando tu energía y atención a los deseos de esta voluntad más pequeña por la sabiduría de una voluntad Superior.

Comienza por preguntar en cualquier situación, ¿qué es lo mejor aquí para todos los implicados? Esto puede significar orar por lluvia en una zona de mucha sequía, aunque tu propio techo tenga goteras. Que no se haga mi voluntad si no La Tuya.

Si quieres ser perfecto, vende tu voluntad y dala a los pobres de espíritu, y ven a Cristo por la mansedumbre y humildad y síguelo hasta el Calvario y sepulcro.

No pare mucho ni poco en quién es contra ella o con ella, y siempre procure agradar a su Dios. Pídale se haga en ella su voluntad. Amelé mucho, que se lo debe.

Al pobre que está desnudo le vestirán, y al alma que se desnudare de sus apetitos, quereres y no quereres, la vestirá Dios de su pureza, gusto y voluntad.

Aunque obres muchas cosas, si no aprendes a negar tu voluntad y sujetarte, perdiendo cuidado de ti y de tus cosas, no aprovecharás en la perfección.

El camino de la vida, de muy poco bullicio y negociación es, y más requiere mortificación de la voluntad que mucho saber. El que tomare de las cosas y gustos lo menos, andará más por él.

No es de voluntad de Dios que el alma se turbe de nada ni que padezca trabajos; que, si los padece en los adversos casos del mundo, es por la flaqueza de su virtud, porque el alma del perfecto se goza en lo que se pena la imperfecta.

El que obra razón es como el que come sustancia, y el que se mueve por el gusto de su voluntad, como el que come fruta floja.

¡Señor Dios, amado mío! Si todavía te acuerdas de mis pecados para no hacer lo que te ando pidiendo, haz en ellos, Dios mío, tu voluntad, que es lo que yo más quiero, y ejercita tu bondad y misericordia y serás conocido en ellos.

Pues se te ha de seguir doblada amargura de cumplir tu voluntad, no la quieras cumplir, aunque quedes en amargura.

Aunque el camino es llano y suave para los hombres de buena voluntad, el que camina caminará poco y con trabajo si no tiene buenos pies y ánimo y porfía animosa en eso mismo.

¡Oh, Señor Dios mío!, ¿quién te buscará con amor puro y sencillo que te deje de hallar muy a su gusto y voluntad, pues que tú te muestras primero y sales al encuentro a los que te desean?.

No pienses que el agradar a Dios está tanto en obrar mucho como en obrarlo con buena voluntad, sin propiedad y respetos.

El camino de la vida poca negociación y solicitud requiere, y más pide negación de la propia voluntad que mucho saber. El que se inclinare al gusto y suavidad de las cosas, menos podrá caminar por él.

El que obra razón es como el que come sustancia, y el que se mueve por el gusto de su voluntad como el que come fruta floja.

Reconozco que nuestra civilización va en sentido contrario: toda nuestra cultura y nuestra ciencia están apuntadas a capacitarnos para realizar la menor voluntad posible.

Cuanto más se combate, mayor caudal de vida es posible. Por eso, para mí, el problema de vivir se resolvía en la cuestión de elegir obstáculos que estimularan mi voluntad.

Por lo tanto tú, ¡oh, hombre!, di las cosas que veas y oigas; y escríbelas no según tu parecer ni según el de otro hombre, sino según la voluntad del que sabe, el que ve y el que dispone todas las cosas en los secretos de sus misterios.

El alma puede evolucionar, independientemente de la cultura, pero no en ausencia de la facultad mental y del deseo de hacer la voluntad del Padre Universal.

Hay gente que puede empezar a tener experiencias muy poderosas sin tomar drogas psicodélicas. Puede ocurrir en contra de su voluntad. Este es un fenómeno universal.

La sinceridad y la confianza no se te dan en bandeja. Se ganan a través del crisol de la experiencia, y la voluntad de lanzarse a su propia experiencia.

Cuando la voluntad del todo o de la voluntad de Dios comienza a cobrar vida en ti, la sabiduría y el amor comienzan a moverse de maneras muy sutiles y muy ordinarias.

Cede y fusiónate con la Voluntad de Dios, porque es nuestra Voluntad.

Tu voluntad sigue siendo incapaz de oponerse a lo que la Suya dispone, y ésa es la razón de que no tengas ningún control sobre el mundo que fabricaste.

Los fenómenos espiritistas están basados en la acción de inteligencias que, teniendo voluntad propia, nos prueban a cada instante que no se hallan a merced de nuestros caprichos.

Acuérdame el Espíritu de Fuerza, que no me deje tan débil frente al más leve esfuerzo, tan débil cuando hay que obedecer en vez de hacer mi voluntad, trabajar cuando no tengo deseos, vencerme al fin cuando la santa ley de Dios lo ordena.

La santificación es la obra de la gracia de Dios en nosotros para inclinar nuestros corazones a pensar y sentir su santa voluntad.

[1/3]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES