LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES ODIO

FRASES Y CITAS ODIO

Frases de Odio sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES ODIO

ESCRITOS ODIO

La manera de perdonar y eliminar las raíces insistentes del odio, es la persistencia de perdonar SETENTA VECES SIETE, eso es poner el amor en acción a tu favor.

Perdonar es poner el amor en acción para sanar diciendo: «La paz sea contigo», persistiendo hasta que desaparezcan todos esos sentimientos de odio y rencor.

El resentimiento y el odio son venenos mentales No piense mal de los demás, para que ellos no piensen mal de usted. Usted es el único pensador del universo; sus pensamientos son creadores.

Si piensa constantemente en el temor, preocupación ansiedad, odio y fracaso, se convertirá en un ser deprimido y desdichado. Recuerde, su vida es lo que sus pensamientos hagan de usted.

Odio la palabra homofobia. No es una fobia. No tienes miedo. Eres un imbécil.

Odio la palabra «homofobia». No es una fobia. Usted no tiene miedo, usted es un imbécil.

Odio la palabra homofobia. No es una fobia. Usted no tiene miedo, usted es un imbécil.

El amor por algo o por alguien puede tener una contrapartida siempre alejada de la indiferencia: desamor u odio hacia quien no piensa igual o no corresponde a esos sentimientos.

Me imagino que una de las razones por las que se aferran a sus odios tan obstinadamente se debe a que el sentido, una vez que el odio se ha ido, se verán obligados a lidiar con el dolor.

El odio, que podría destruir tanto, no pudo destruir al hombre que odiaba, y esto era una ley inmutable.

Si somos capaces de reconocer los malos pensamientos antes de que se conviertan en odio, no será muy difícil controlarlos.

No hay peor maldad que el odio.

A partir de la mente de aferramiento propio surgen todas las demás perturbaciones mentales, como el odio y el apego, y es la causa raíz de todo sufrimiento e insatisfacción.

El odio es una reacción ante las sensaciones de infelicidad que sentimos, que surgen cuando nos enfrentamos con circunstancias desagradables.

Todos deseamos ser felices y liberarnos del sufrimiento, pero debido a nuestras perturbaciones mentales, como el odio, el apego, etcétera, no nos importa crear más causas para sufrir.

Debemos comprender que la persona que desea perjudicarnos carece de libertad, pues está bajo el control total del odio.

Si el odio y el rencor andan por ahí sueltos, uno ama en defensa propia.

Los odios vivifican y estimulan solo si es uno quien los gobierna; destruyen y desajustan cuando son ellos los que dominan.

Quizá eso nos haya unido. Tal vez unido no sea la palabra más apropiada. Me refiero al odio implacable que cada uno de nosotros siente por su propio rostro.

Si piensas en enemigos, los crearás; si piensas en amigos, aparecerán. Si amas, el amor surgirá a tu alrededor; si odias, el odio aparecerá.

Codicia, odio y confusión son tres venenos que deben estar ausentes en tu mente para vivir el la tierra de la pureza.

El odio no cesa con el odio, el odio cesa con el amor.

La ira y el odio son pensamientos, son energías debilitadoras que te despojan del amor. Si logras soltarlas conocerá la paz interior.

El odio abunda en tiempos impuros, poneos la armadura de la paciencia.

No sintáis apego por el amigo ni tampoco odio por el enemigo.

En el mundo espiritual no hay ira, odio, o ansia de venganza; en lugar de ello, hay perdón y comprensión.

La verdadera fuerza que impide que el corazón sea herido es la que le evita crecerse con su grandeza interna. El canto de la voz es melodioso, pero el canto del corazón es la voz pura del cielo.

El odio a nuestros semejantes es mayor con los más allegados.

El odio no tiene lugar en la casa de Dios. Nadie debe ser excluido de nuestro amor, nuestra compasión.

Si el odio nos invade, de igual modo, recibiremos odio.

El amor es vida, el odio es muerte.

El evento donde las leyes ante todo se encuentran y dan vida al universo. Son episodios de una historia del mundo y de la vida en la que se entrelazan esoterismo, filosofía, tradición y deseo de renovación, del cual deriva la experiencia.

¿Es posible que vuestra merced no sabe que las comparaciones que se hacen de ingenio a ingenio, de valor a valor, de hermosura a hermosura y de linaje a linaje son siempre odiosas y mal recibidas?

El odio no cesa mediante el odio sino sólo mediante el amor, esta es la regla eterna.

No hay fuego como la pasión, no hay tiburón como el odio, no hay lazo como la locura, no hay torrente como la codicia. El verdadero amor nace de la comprensión.

La victoria engendra el odio; los derrotados viven en el dolor; los pacíficos viven felices, porque renuncian a la victoria y a la derrota.

El odio no cesa por el odio, sino por amor; esta es la regla eterna.

La irritación, la ira, el odio y la ira son etapas progresivas. Si siente la más leve sensación de irritación, eso es en lo que necesita trabajar.

Dios no se manifiesta donde reinan la timidez, el odio y el miedo.

Recomiendo que guarden silencio ante las palabras de odio y de crítica y que hablen en términos de hermandad y de relaciones grupales.

Lea recuerdo que el odio y ¡a separatividad han llevado a la humanidad a su penosa situación actual.

Abandonen sus antagonismos y antipatías, odios y diferencias raciales y traten de pensar en términos de una familia, una vida y una humanidad.

El sentimiento del amor posibilita soluciones, el del odio impide soluciones.

Todos enfrentamos patrones dañinos de resentimiento, crítica, culpa y odio a uno mismo.

No odies al opresor, porque si es fuerte, tu odio aumenta su fuerza de resistencia; Si él es débil, tu odio fue innecesario.

El odio es el signo de una atracción secreta que está ansiosa por huir de sí misma y furiosa por negar su propia existencia. Eso también es el juego de Dios en su criatura.

El odio es ciego; la ira te arrastra; y el que derrama venganza corre el riesgo de saborear una corriente amarga.

Amemos en una dimensión donde hay tanto odio.

El odio y la compasión son diferentes tipos de energía; ¿con cuál quieres llenar tu mundo?

Actúa con amor y entendimiento en vez de odio e ignorancia. En el mundo natural no tienes amigos, no tienes enemigos. Sólo tienes profesores.

Mira que tu ángel custodio no siempre mueve el apetito a obrar, aunque siempre alumbra la razón; por tanto, para obrar virtud, no esperes al gusto, que bástate la razón y entendimiento.

El deleite del odio no puede compararse al deleite de ser odiado.

Quien nutre contra su prójimo sentimientos de animosidad, de odio, de celos y de rencor, no es caritativo; miente si se dice cristiano y ofende a Dios.

El egoísmo, el orgullo, la vanidad, la ambición, la codicia, el odio, la envidia, los celos, la maledicencia, son para el alma hierbas venenosas de las cuales es necesario arrancar cada día algún pie y tienen como antídoto: la caridad y la humildad.

Odio el evangelio de la prosperidad porque engaña a la gente diciéndole que siempre estarán bien.

Todo sufrimiento es causado por la ilusión de separación, que genera miedo y odio propio, que eventualmente causa enfermedad. Eres el amo de tu vida. Puedes hacer mucho más de lo que pensaste que podrías, incluyendo curarte de una enfermedad terminal.

El odio y la intolerancia son los enemigos del correcto entendimiento.

Como la del sol, tu luz es para todos; ama incluso lo que parece odioso.

La libertad es un gran diosa celestial, fuerte y benéfico, y austero, y nunca puede descender sobre una nación por los gritos de la multitud, ni por los argumentos de la pasión desenfrenada, ni por el odio de clase contra clase.

Siento rabia, me caliento, digo disparates, pero no puedo cultivar el odio (…). Hay que respetar, sobre todo cuando más duele.

El amor tiende a llegar cada vez más lejos. Pero tiene un límite. Cuando ese límite se sobrepasa, el amor se vuelve odio. Para evitar ese cambio, el amor debe hacerse diferente.

Perdón significa llenarse de amor e irradiar ese amor hacia el exterior, negándose a transmitir el odio.

El odio nunca cesa con el odio, tan sólo desaparece con el amor. Ésa es una ley antigua y eterna.

¿Estás experimentando inquietud? ¡Quédate! ¿Tienes miedo y el odio está fuera de control? ¡Quédate! ¿Te duelen las rodillas y te duele la espalda? ¡Quédate! ¿Qué hay para almorzar? ¡Quédate! ¡No puedo quedarme ni un minuto más! ¡Quédate!

El amor construye, y la falta de amor destruye, si el amor construye y Dios construyó el mundo, hay amor en Dios, es un ser maravilloso y resplandeciente que por amor crea galaxias, por eso no le gusta el odio ni la destrucción.

La falta de amor en un mundo produce infelicidad colectiva, odio, violencia, división, guerras Etc. Sin amor no puede existir una organización duradera, porque habría que obligar y forzar, y a la final resulta la rebeldía y destrucción.

En nuestra vida, aún cuando un episodio resulte en una caída fuerte o una quemadura seria, siempre hay otro episodio esperándonos, y luego otro. El fracaso es mejor maestro que el éxito. Escucha, aprende, sigue adelante.

Cuanto más auto-odio y culpa tenemos, menos funciona nuestra vida.

A lo único que tenemos que renunciar es nuestro odio propio y juzgarnos a nosotros mismos y a nuestro sentido de indignidad y nuestro sentido de que no somos dignos de amor.

A través de las experiencias «positivas» de amor, compasión y perdón, y de las emociones «negativas» del odio, el juicio y la envidia, cada uno de nosotros posee el poder de afirmar o negar nuestra existencia a cada momento del día.

Sanaras si tienes unos intensos y frecuentes episodios de agradecimiento.

¿Sabe usted lo que es el odio? Diez mil kilos sobre la espalda. Cada vez que juzgamos a otros o somos juzgados por otros, se añade otro kilo, hasta que el cuerpo pesa tanto que no podemos movernos.

Tenemos miedo del otro. Proyectamos nuestro odio personal, nuestros fallos y nuestros errores en él. Le culpamos de nuestros problemas en lugar de mirar en nuestro interior.

Si logramos abandonar una relación con amor, empatía y compasión, sin deseo alguno de venganza, sin miedo y sin odio, lograremos pasar página.

El amor puede convertirse en odio del momento que nuestras expectativas son amenazadas.

Odio Nassau y las Bahamas. Es uno de esos lugares que siempre había querido visitar desde la lectura de Ian Fleming, pero estaba lleno de casinos con los estadounidenses en pantalones cortos.

Si alguien hace algo ilegal en Twitter - al igual que inciten al odio, o hacer comentarios racistas, o amenazar con romper los intestinos de alguien si los insultan Justin Bieber - entonces tiene que haber alguna manera de censurar ellos.

[1/3]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES