La iluminación espiritual

Frases Georges Gurdjieff

Citas Georges Gurdjieff


En una discusión, ponte en el lugar del otro.

Admite que alguien te supere.

Ascender con la Meditación de Foco Abierto es captar, sin mas, desde la conciencia. Captarlo y ya esta, no hay que juzgar, solo dejar que suceda.

No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.

La atención involuntaria sostiene el estado de sueño orgánico dentro del cual el hombre orgánico se encuentra esclavizado.

Obtén para repartir.

Cesa de autodefinirte.

No te vendas.

Ayuda al otro a ayudarse a si mismo.

No mientas ni robes; si lo haces, te mientes y robas a ti mismo.

Haz planes de trabajo y cúmplelos.

No mires con disimulo; mira fijamente.

Termina siempre lo que comenzaste.

Cuando alguien tenga su publico, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.

No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.

No te adornes con ideas ajenas.

Ordena lo que has desordenado.

Fija tu atención en ti mismo; se consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.

Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.

Transforma tu orgullo en dignidad.

No rindas cuentas a nadie; se tu propio juez.

No actúes por reacción a lo que digan, bueno o malo, de ti.

Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.

Si el preso quiere liberarse, debiera tener consciencia de su cárcel.

Si no la tienes, imita la fe.

No ocupes demasiado espacio.

Si ofendes a alguien, pídele perdón.

No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tu no puedes darle.

No sigas modas.

Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.

Respeta los contratos que has firmado.

No te vanaglories de tus debilidades.

No elimines, sino transforma.

Transforma tu odio en caridad.

Vence tus miedos; son deseos camuflados.

Habla solo lo necesario.

No te encadenes a nada que a la larga te destruya.

No trates de distinguirte por tu apariencia.

No te quejes.

Vence tus miedos; cada uno de ellos es un deseo que se camufla.

Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.

La atención libera del sueño esclavízate.

Desarrolla tu generosidad sin testigos.

No emitas juicios ni criticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.

Nunca te definas por lo que posees.

Paga los servicios que te dan.

Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.

Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.

[1/2]