Frases Infierno

Citas Infierno


Por eso juzgo y discierno, por cosa cierta y notoria, que tiene el amor su gloria a las puertas del infierno.

El infierno es la mansión espeluznante del tiempo, en cuyo circulo mas profundo Satanás mismo espera, enrollando un reloj gigantesco en su mano.

Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir.

En los monasterios, sinagogas y mezquitas se refugian los débiles, miedosos del infierno. Pero la persona que ha experimentado la grandeza de Dios no cultiva en su corazón las malas semillas del miedo y la suplica.

Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones no las ha superado nunca.

Un hombre que no ha pasado por el infierno de sus pasiones nunca va a superarlas.

El chamanismo es un viaje de regreso. Un guerrero regresa victorioso al espíritu tras haber descendido al infierno. Y del infierno regresa con trofeos. La comprensión es uno de sus trofeos.

El cielo, el infierno y el mundo entero, esta en nosotros.

El perdón es tu renuncia al infierno de querer saber lo que es imposible saber y de querer ver sufrir a otros porque te han herido.

Los lugares mas oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis moral.

Los lugares mas oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis de moral.

Los lugares mas oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de El peor tipo de soledad en el mundo es la de ser malentendido. Puede llegar a provocar que uno pierda el contacto con la realidad.

El camino al paraíso pasa a través del infierno. Dante nos lo enseño.

Hay seres humanos que temen al infierno por pertenecer a religiones con infierno, en el plan de la existencia no se incluyen infiernos, el infierno es la ausencia del amor.

No quiero comprometerme con el cielo y el infierno, tengo amigos en ambos lugares.

Estoy total, absoluta y completamente seguro de que Dios no seria homofóbico. Prefiero ir al infierno antes que ir a un cielo homofóbico.

Uno en las comunas sube hacia el cielo pero bajando hacia los infiernos.

El hombre ha hecho de la tierra un infierno para los animales.

Dichoso el que no ha conocido nunca el sabor de la fama; tenerla es un purgatorio; perderla, un infierno.

No creo en el mas allá, por lo que no tengo que gastar mi vida entera temiendo el infierno o el cielo. Sean cuales sean las torturas del infierno, creo que el aburrimiento del cielo será aun peor.

El entorno no hace al infierno si no sus habitantes.

¿Quiere que convierta su vida en un infierno?

Entonces vi que desde las mismas puertas del cielo partía un camino hacia el infierno.

Sacudió mi alma dormida y me arrojo el agua fría de la realidad en mi rostro, para que la vida, Dios y el cielo y el infierno irrumpieran en mi mundo con gloria y horror.

La causa mas grande en el mundo es rescatar con alegría a las personas del infierno, satisfacer sus necesidades terrenales, hacerlas felices en Dios, y hacerlo con un placer amable y serio que haga que Cristo parezca el tesoro que es.

Los horrores infinitos del infierno son designados por Dios como una demostración viva del valor infinito de la Gloria de Dios.

En el paraíso no se requiere dinero, en el infierno tampoco, en el purgatorio es donde se pagan las deudas con oraciones.

No iré al infierno ni al cielo.

El infierno no esta en el remordimiento, esta en el corazón vacío.

Cuando el infierno son los otros, el paraíso no es uno mismo.

La infancia es a veces un paraíso perdido. Pero otras veces es un infierno de mierda.

El lugar mas caliente del infierno esta reservado para aquellos que permanecen neutrales en tiempos de gran conflicto moral.

Entre los pecados mayores que los hombres comenten, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: que de los desagradecidos esta lleno el infierno.

Hay una vieja expresión que dice: A la miseria le gusta estar acompañada, y la gente que sufre en el infierno no quiere estar sola.

Debemos aprender a controlar nuestras emociones a fin de tener el suficiente poder personal para cambiar los acuerdos basados en el miedo, escapar del infierno y crear nuestro cielo personal.

Tal vez no podamos escapar del destino del ser humano, pero podemos elegir entre sufrir nuestro destino o disfrutar de el, entre sufrir o amar y ser feliz, entre vivir en el infierno o vivir en el cielo.

Creo que es la clase de emoción que solo puede sentir un hombre libre, un hombre libre que comienza un largo viaje de final infierno.

Lujuria, codicia, ira, apego: todos estos son caminos al infierno.

El ego es una isla en el océano del Infierno. Puedes deshacerte del infierno, pero no puedes deshacerte de esa isla.

El infierno esta dentro de ti, así como el paraíso.

Una vez que has comenzado a ver la belleza de la vida, la fealdad comienza a desaparecer. Si comienzas a ver la vida con alegría, la tristeza desaparece. No puedes tener el cielo y el infierno, solo puedes tener uno. Es tu decisión.

Una vez que hayas comenzado a ver la belleza de la vida, la fealdad comienza a desaparecer. Si comienzas a ver la vida con alegría, la tristeza desaparece. No puedes tener el cielo y el infierno, solo puedes tener uno. Es tu opción.

La vida esta absolutamente equilibrada entre lo positivo y lo negativo. Ahora es tu elección decidir de que lado quieres estar: en el cielo o en el infierno.

El fatalismo teológico y existencial empuja a un estado de sumisión social ovejuna mezclada con miedo. Miedo a Dios, por si hay infierno, o a rechazar costumbres por miedo al rechazo de su grupo de referencia.

Buscamos nuestro infierno, llevamos milenios construyéndolo, y después de mucho esfuerzo, ahora podemos vivir de la peor manera posible.

Desde el punto de vista del Yo, no hay nacimiento ni muerte, no hay cielo ni infierno, y no hay reencarnación.

El infierno no es castigo, es entrenamiento.

Si pasas por el infierno, sigue adelante.

[1/2]