La iluminación espiritual

Frases Riqueza

Citas Riqueza


Se que las muchas razas, religiones, costumbres, nacionalidades y creencias en nuestro mundo nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios y enseñanzas de tal diversidad.

Los que no han encontrado su verdadera riqueza, que es la alegría radiante del ser y la profunda e inconmovible paz que la acompaña, son mendigos, incluso si tienen mucha riqueza material.

Si primero fortifica a si mismo con el verdadero conocimiento del Ser Universal y, a continuación, vive en medio de la riqueza y la mundanidad, seguro que de ninguna manera le afecta.

Ni siquiera los reyes y los emperadores con montones de riquezas y grandes dominios, se pueden comparar con una hormiga llena del amor de Dios.

Sabía usted que el mayor castigo que puede tener un hombre son las riquezas materiales.

Sabía usted que atesorar riqueza, solo conduce a la vanidad, la vanagloria nos separa del verdadero amor de nuestro creador y de su verdadera bendición eterna.

No es posible ganar riquezas sin pecado y malas intenciones.

Debemos comprender la riqueza de nuestra imaginación y desde ahí contemplar el mundo de las diferentes posibilidades y realidades que podemos crear.

Llevo dentro de mi mismo un peso agobiante: el peso de las riquezas que no he dado a los demás.

Acumular riqueza con el sudor de su frente y puede conducirle a ser el mas rico de una comarca, pero no es necesario esclavizarse o esforzarse tanto.

La innovación es el instrumento especifico de la iniciativa empresarial … el acto que otorga a los recursos una nueva capacidad para crear riqueza.

¿Que mas quieres, oh alma, y que mas buscas fuera de ti, pues dentro de ti tienes tus riquezas, tus deleites, tu satisfacción, tu hartura y tu reino, que es tu Amado, a quien desea y busca tu alma?

La mayor riqueza del hombre consiste en tener un animo suficientemente grande para no desear la riqueza.

Ser consciente de ser pobre mientras oras por las riquezas es ser recompensado con lo que eres consciente de ser, es decir, la pobreza. Las oraciones para tener éxito deben ser reclamadas y apropiadas. Asume la conciencia positiva de lo que deseas.

Los pobres anhelan riquezas, los ricos anhelan el cielo, pero los sabios anhelan un estado de tranquilidad.

De que sirve tener todas las riquezas del mundo y todos los placeres del mundo, si todos desaparecerán en el flash que llamamos una vida humana.

Las mejores riquezas de la Biblia son para aquellos que trabajan con empeño para entender todo que ella contiene.

Sed lo suficientemente osados para reclamar vuestro derecho a la riqueza y vuestro subconsciente os honrara con su respuesta.

No hagáis del dinero vuestra única meta. Pedid la riqueza, felicidad, paz, convicción y bondad; irradiad el amor y la paz hacia los demás. La mente subconsciente os devolverá con interés compuesto, todo lo que solicitéis.

En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza.

Qué gran sarcasmo. Gracias a las riquezas conseguidas por contaminar, solo ellos, los ricos, aparecerán como ejemplo de ciudadanos responsables con el medio ambiente.

Estemos insatisfechos hasta que las paredes trágicas que separan la ciudad exterior de la riqueza y la comodidad, de la ciudad interior de la pobreza y la desesperación sean aplastadas por los golpes de las fuerzas de la justicia.

El éxito se mide por su buen corazón, o ser una buena persona. El éxito no se define por la riqueza, poder o fama. Estos estados son de carácter temporal.

Mejor es lo poco del justo que las riquezas de muchos protervos o un puño lleno con descanso que ambos puños llenos con pena y aflicción de espíritu.

La salud es el mayor regalo, la alegría la mayor riqueza, la fidelidad la mejor relación.

La riqueza es algo común y corriente, la sabiduría en cambio rara.

Si uno se ocupa de una exhibición externa de riqueza bíblica, ¿que tiempo queda para el buceo interior silencioso después de las perlas invaluables?

A fuerza de hablar de la desigualdad de ingresos y riqueza, a menudo nos olvidamos de subrayar el hecho empírico de su acelerado crecimiento, de exponer sus causas y orígenes, de ponderar sus consecuencias y, más aún, de refutar las falsarias justificaciones ideológicas ofrecidas por los habituales peritos en legitimación.

El empoderamiento no significa acumular riqueza material o tecnología. Es completamente un proceso interno, un proceso espiritual.

Usted vencerá cualquier conflicto mental con respecto a la riqueza, afirmando frecuentemente: Día y noche estoy prosperando en todos mis asuntos.

Dar es la máxima expresión de fortaleza. En el mismo acto de dar, experimento mi fuerza, mi riqueza, mi poder.

Estas cosas van a destruir la raza humana: política sin principios, progreso sin compasión, riqueza sin trabajo, aprendizaje sin silencio, religión sin temeridad y culto sin conciencia.

Eres como un viajero que va y viene. Acumulas riquezas y te enorgulleces de ellas. Pero cuando te marches no te llevaras nada contigo.

Hemos venido a cobrar este cheque, un cheque que nos dará las riquezas de la libertad y la seguridad de la justicia.

El arte nunca puede igualar la riqueza de la naturaleza.

Significa un enfoque de vida basado en la realización de alguna práctica o psico-tecnología de la conciencia, como las denomina Ken Wilber. Se trata pues de cultivar la experiencia de conexión intima con todo lo que existe, la atención alerta, la presencia, o como quiera llamarse. Este tipo de estados virtuosos de conciencia infunden en el mundo una atmósfera de paz difícil igualar. La simplicidad de alma apunta al disfrute de saborear conscientemente la vida en su real riqueza, sin elementos superfluos y evasivos.

La salud es la riqueza real y no piezas de oro y plata.

La tercera justificación de la desigualdad le carga las culpas al gobierno, sea el que sea. Los gobiernos -viene a decir- promueven la desigualdad con sus equivocadas políticas recortando oportunidades de desarrollo individual. Así, por ejemplo, el paro -una fuente terrible de desigualdad social- podría evitarse si los mercados de trabajo no fueran tan rígidos y los empresarios tuvieran más facilidades -¡todas las facilidades!- de contratación y despido. Y todavía más oportunidades habría de creación de empleo -y riqueza para todos- si los gobiernos apostaran sin tapujos por la productividad y la competitividad de las empresas, rebajando impuestos, recortando gastos sociales, privatizando servicios públicos y apuntando al déficit cero. Esta justificación de la desigualdad es tan falsa como cierto es el hecho de que han sido precisamente los gobiernos que más han promovido políticas desreguladoras de los mercados laborales y fiscalmente estimuladoras de la oferta los que más han provocado aumentos de la desigualdad.

O Manido los llama Mandamientos del éxito. Abren de par en par los diques de un caudaloso rio de energías humanas la riqueza suprema de todo hombre.

La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia.

Yo no estoy buscando riqueza en esta vida, sea que muera o no, yo debo buscar el Dharma.

Aumente sus ventas repitiendo la afirmación, una y otra vez: Mis ventas aumentan día a día y estoy avanzando, progresando y obteniendo mas riqueza cada día.

Recuerde que un corazón agradecido esta siempre cerca de las riquezas del universo.

La salud es el regalo mas grande, la satisfacción de la mayor riqueza, la fidelidad de la mejor relación.

La extrema desigualdad está haciendo de este mundo nuestro un lugar inestable, reprobable y feo. Los 84 individuos más ricos del mundo poseen una riqueza que excede el PIB de China con sus 1.300 millones de habitantes. En 1998, Michael Eisner, director general de Disney, cobraba 576,6 millones de dólares, lo que representaba 25.070 veces el ingreso medio de los trabajadores de esta misma empresa. Ese mismo año, un solo ciudadano de Estados Unidos, Bill Gates, disponía de más riqueza que la del 45% de los hogares de aquel país. A fecha de hoy, el 5% de los hogares con mayor poder adquisitivo de Estados Unidos dispone de casi el 50% de la renta nacional. Mientras tanto, 80 países en el mundo tienen una renta per cápita menor que hace una década. Mientras tanto, la mitad de nuestra especie, la más desheredada y vulnerable, 3.000 millones de personas, vive con menos de 2 dólares al día y, de éstos, 1.300 millones con menos de 1 dólar diario.

La riqueza consiste mucho mas en el disfrute que en la posesión.

No serán nunca las escuelas las que civilizaran a nuestro pueblo. Lo que necesita el pueblo es un sistema económico en que aumente su riqueza, tenga mas tiempo libre y, entonces, ya vendrán las escuelas.

Tendréis que partir sin las riquezas, no acumuléis acciones destructivas.

[1/3]