La iluminación espiritual

Frases Sentimiento

Citas Sentimiento


La poesía no es una cuestión de sentimientos, es una cuestión de lenguaje. Es un lenguaje que crea sentimientos.

Sabía usted que nuestros sentimientos nos impulsan a hablar lo que sentimos, y nuestros pensamientos están basados en lo que sentimos y creemos.

Mucho de lo que nos detiene en la vida son los resentimientos de larga data que se derivan de la infancia.

Estrellas y arboles frutales en flor. La completa permanencia y la extrema fragilidad proporcionan por igual el sentimiento de la eternidad.

Para encender sentimientos románticos, la mujer necesita intimidad romántica, mientras que el hombre necesita intimidad física.

La respuesta es porque el mundo nos ha enseñado y condicionado a creer que el amor es un sentimiento.

Sentimientos felices atraerán mas circunstancias felices.

Los sentimientos vienen y van, como las nubes en el cielo. La respiración consciente es mi ancla.

Crea una Pizarra de Visión…imágenes de lo que quieres atraer…mírala todos los días y entra en el estado del sentimiento de haber adquirido ya lo que quieres.

Esta bien sentir lo que sientes. Los sentimientos no son buenos o malos, son. No hay nadie que pueda decirte lo que deberías sentir. Es bueno y necesario hablar de lo que sientes.

El hastió es, en cierta manera, el mas sublime de los sentimientos humanos.

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario.

El mundo exterior solo puede ofrecernos amor, alegría, poder y paz cuando ya experimentamos estos sentimientos en nuestro interior.

La verdadera felicidad viene de dentro, y con frecuencia se trata de sentimientos espontáneos de alegría.

El hombre planifica y proyecta, luego desea verlo realizado, y por ultimo, se pone a trabajar para realizarlo. Esto es: pensamiento, sentimiento y acción.

El resultado es un sentimiento de falta de autenticidad y una necesidad de utilizar mascaras sociales para evitar que los demás se den cuenta.

Sabía usted que la vanidad en la vida se describe generalmente como un sentimiento de superioridad frente a los demás personas, provocando un trato desconsiderado.

Un niño nunca piensa en el pasado ni en el futuro, no guarda resentimientos ni rencores y vive a plenitud cada instante, es decir, vive en un presente absoluto.

Los sentimientos no son simples emociones que te suceden. Los sentimientos son reacciones que eliges tener.

Dejar ir significa simplemente dejar conscientemente que el sentimiento este ahí y centrarse en dejar escapar la energía tras el.

No somos en realidad adictos a los objetos o a las personas; somos adictos al sentimiento de liberación que parecen traer consigo.

Si pensamos en los lideres con los que la gente tenga mas interés por trabajar en una organización, es probable que manifiesten facilidad para rezumar sentimientos optimistas.

Las ideas mueven al mundo, pero no antes de transformarse en sentimientos.

El poder personal es un sentimiento. Algo así como tener suerte. O podríamos llamarlo un talante, un animo. El poder personal es algo que se adquiere a través de toda una vida de lucha.

La calidad de tu respiración expresa tus sentimientos mas profundos.

Entregamos un sentimiento y nos damos cuenta de que retorna o continua. Esto se debe a que todavía hay mas de el para entregar. Hemos llenado nuestras vidas con todos esos sentimientos y puede haber una gran cantidad.

El pensamiento no puede experimentar amor, los sentimientos no son pensamientos.

El tomar el amor conduce a sentimientos de apego, celos, ira y auto absorción infantil, mientras que el dar amor, intrínseco en los principios del budismo, abarca todo el reino agradable del amor, la compasión, la alegría simpática y la ecuanimidad.

El resentimiento y la ira son malos para la presión sanguínea y para la digestión.

El respeto es un sentimiento del alma.

Estoy de acuerdo que hablando no soy tierno, y a veces soy frio como el invierno, pero no digas que no hay sentimientos en mi, no imaginas lo que siento.

Lo hermoso de estos duros momentos de la vida, es que traen consigo una enorme claridad. Sabes para qué estás viva y qué es lo que cuenta; te provocan sentimientos encontrados y también paz.

La disidencia compasiva es el ser mas intimo y certero irradiando pura conmiseración e infinita alegría, sin atisbo de hostilidad, juicio o resentimiento.

Un pensador es aquel que sabe considerar las cosas mas sencillas de lo que son. Como los pensamientos son la sombra de los sentimientos, siempre serán mas oscuros, vacíos y simples que estos.

La disidencia compasiva es para que desde nuestro ser mas intimo y certero irradie pura conmiseración e infinita alegría, sin atisbo de hostilidad, juicio o resentimiento.

Un profundo sentimiento de gratitud ennoblece nuestra vida y las de las personas con quienes nos relaciónanos.

Los pensamientos son las sombras de nuestros sentimientos, siempre mas oscuros, mas vacíos y mas simples.

Nunca te etiquetes a ti mismo. Aprende del pasado y sigue adelante. Los sentimientos van y vienen. Nunca están estacionarios. Ni culpar a los demás ni a ti mismo.

Los sentimientos delicados que nos dan la vida yacen entumecidos en la mundanal confusión.

Cada sentimiento bueno te une a la fuerza del amor, porque el amor es la fuente de todos los buenos sentimientos.

Sabía usted que la pérdida del sentimiento de que la vida es significativa, las personas presentan el sentimiento de que sus vidas carecen total de un sentido.

Te amo, y si desperté en ti sentimientos hostiles lo siento y te pido perdón. Gracias.

Quien nutre contra su prójimo sentimientos de animosidad, de odio, de celos y de rencor, no es caritativo; miente si se dice cristiano y ofende a Dios.

Para introducir el silencio en vosotros, debéis intentar crear la armonía en el cuerpo físico, en los sentimientos y en los pensamientos.

Poco a poco fue idealizándola, atribuyéndole virtudes improbables, sentimiento imaginarios, y al cabo de dos semanas ya no pensaba mas en ella. Así que decidió mandarle una esquela simple escrita por ambos lados con su letra de escribano.

Los sentimientos son inocentes como las armas blancas.

No se trata de ver quien tiene la razón, sino de crear un clima de empatía, confianza y autenticidad, en el que es posible comprender las necesidades, sentimientos y motivaciones de la otra persona.

Dejar de tener razón es uno de los procesos más liberadores que existen. Alivias el sentimiento de rabia y desafuero y purificas tu alma.

[1/7]