LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES ESCUCHAR

FRASES Y CITAS ESCUCHAR

Frases de Escuchar sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES ESCUCHAR

ESCRITOS ESCUCHAR

No abortes. Tú eres un ser de luz, amor y paz. Escuchar el clamor del bebe en el vientre de querer vivir. ¡Llénate de AMOR! Da tu vida por ese ser y tendrás felicidad.

Deja que tus oídos escuchen sin tratar de escuchar. Deja que la mente piense sin tratar de pensar y sin tratar de detenerlo. Eso es práctico.

Dondequiera que estés, eres uno con las nubes y uno con el sol y las estrellas que ves. Eres uno con todo. Eso es más cierto de lo que puedo decir, y más cierto de lo que puedes escuchar.

Momento tras momento, dedícate por completo a escuchar su voz interior.

¿Es importante escuchar? No puedo pensar en un solo camino de la vida donde no lo sea.

El arte de escuchar es acoger la vida sin referencia a lo que la mente conoce.

El arte de escuchar es sensibilidad libre de anticipación al logro o consecución.

Cuando entendamos que escuchar es un arte que no es de la mente tendremos sensibilidad abierta libre de anticipación, sin referencia, logro o consecución.

Escuchar (la primera competencia del liderazgo) no es una habilidad, es una disciplina. Todo lo que tienes que hacer es mantener la boca cerrada.

Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice.

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo.

Consciente del sufrimiento provocado por las palabras irreflexivas e incapacidad de escuchar, estoy determinado a cultivar formas de hablar a todos con amor.

Podemos hacerlo acallando la mente y creyendo que podemos escuchar al Espíritu.

Predetermine lo que quiere escuchar y escuche hasta que lo escuche.

Y estamos empezando a escuchar los gemidos de nuestro planeta torturado. Estamos en un punto en el que debemos darnos cuenta de que si queremos seguir llamó a este planeta nuestro hogar, tenemos que cambiar, no el planeta, sino nosotros mismos.

Si te amó, cuando estabas lleno de corrupción; ¿no escuchará tus oraciones ahora que te ha hecho heredero del cielo?.

Como un lago profundo es transparente y tranquilo, así se vuelven los sabios al escuchar la Enseñanza.

Si oyes un solo instrumento en la sinfonía del amor, es privarte de la armonía del concierto. Amar es escucharlos todos.

No solo un conocimiento más verdadero, sino que un mayor poder llega a uno en la quietud y el silencio de una mente que, en lugar de burbujear en la superficie, puede ir a sus propias profundidades y escuchar.

Para escuchar a algunas personas devotas, uno podría imaginar que Dios nunca se ríe.

Buda había dicho: Cada uno de nosotros es un Dios. Cada uno de nosotros lo sabe todo. Solo necesitamos abrir nuestras mentes para escuchar nuestra propia sabiduría.

A veces, la revelación divina simplemente significa ajustar tu cerebro para escuchar lo que tu corazón ya sabe.

Cada uno de nosotros lo sabe todo. Sólo tenemos que abrir nuestras mentes para poder escuchar nuestra propia sabiduría.

A veces, la revelación divina sólo significa adaptar tu cerebro para escuchar lo que tu corazón ya sabe.

Los que son víctimas de sus Egos, imponen su opinión sin escuchar al resto, en su diálogo existe competitividad, no dejan hablar, su trato cambia en función de la persona que tienen enfrente.

Delicadeza, para, en vez de exigir atención e imponer nuestros criterios, escuchar de corazón lo que construye el diálogo, el enriquecimiento mutuo y los puntos de encuentros.

Lo importante es la capacidad de escuchar, de estar callados, de ser pacientes para que podamos intuir la forma en que Dios o la vida quiere revelarse a nosotros.

Dentro de ti siempre ha habitado la verdad, la respuesta correcta, solo necesitas hacer silencio y escuchar.

Te hace falta escucharte, sentirte, estar realmente presente contigo mismo.

Nos dice Irene Orce experta en coaching que el arte de saber escuchar es cuando creamos un espacio de silencio interior escuchando desde la consciencia.

La sociedad en la que vivimos pide a gritos un giro de 180 grados: dejar de centrar la atención en lo que sucede fuera y empezar a escuchar lo que nos pasa adentro.

Para poder escuchar verdaderamente a los demás es imprescindible empezar por escucharnos a nosotros mismos.

Aquietarse y escuchar activa la inteligencia no conceptual que anida dentro de ti. Deja que el silencio y la quietud dirijan tus palabras y tus acciones.

Todo buen escuchador hace sentir al otro comprendido. Escuchar con el corazón da como resultado una relación donde todos ganan.

Escuchar con el corazón… Es escuchar con el tercer oído, es escuchar activamente, es involucrarse en el ahora y la otra persona lo sabe.

Debes aprender a escuchar con el corazón. Recuerda, puedes persuadir a los demás con tus oídos, aprende hacerlo.

La gente puede escuchar tus palabras pero sienten tu actitud.

A menos que Dios abra nuestros corazones, no escucharemos la verdad ni percibiremos la belleza de Cristo en el mensaje del evangelio.

Orar con fe no significa que todo lo que pedimos acontecerá. Significa que confiamos en que Dios va a escuchar y ayudar de la mejor forma.

Los seres humanos se han enamorado del eco de la excelencia de Dios en la creación y perdido la habilidad de escuchar el grito original de amor incomparable.

Cualquier judío en esos días, al escuchar a Miqueas predecir la venida del Soberano de Belén, quien apacentaría Su grey en la fortaleza del Señor, pensaría inmediatamente en dos personas: El rey David y el Hijo de David, el Mesías.

¿Qué sabio podría escuchar la música solemne que se eleva hacia el cielo? El es la fuente de toda música; Él llena con ese surtidor, hasta los bordes, todos los vasos humanos, permaneciendo desbordante Él mismo.

Atraído por los sones de la música, la cervatilla se acerca; arriesga la vida para escucharlos; pero el temor no la hace retroceder.

No hay que salir para escucharla.

Nada que decir, nada que escuchar, nada que hacer.

Todo el mundo puede escuchar la voz interior; está dentro de todos.

Todo el que quiera puede escuchar la voz interior. Esta dentro de todos.

Todo el que quiera puede escuchar la voz interior. Está dentro de todos.

La vejez va a lo esencial sin malgastar energías en luchas inútiles. Dice la verdad a quien sabe escucharla y su silencio es respuesta a oídos sordos.

Cuando alguien habla desde el corazón, uno debe escucharlo.

La verdad en la que crees y te aferras te hace incapaz de escuchar algo nuevo.

Escribo para los amigos que todavía no conozco. Los que conozco ya están hartos de escucharme.

Culto no es aquel que lee más libros. Culto es aquel que es capaz de escuchar al otro.

Estar en un cuerpo es escuchar el latido de la muerte en todo momento.

La vida no tendría ningún sentido si se conociera el futuro, Es aburrido escuchar un chiste que ya conoces e irritante que te cuenten el final de la película. Uno solo puede calcular posibilidades.

¿Con qué alimenta uno a la intuición para que esté consistentemente nutrida y que responda a nuestras peticiones de escudriñar el ambiente? Uno la alimenta de vida —uno la alimenta de vida mediante escucharla.

¿Con qué alimenta uno a la intuición para que esté consistentemente nutrida y que responda a nuestras peticiones de escudriñar el ambiente? Uno la alimenta de vida, uno la alimenta de vida mediante escucharla.

La intuición no te dice lo que quieres escuchar; te dice lo que necesitas escuchar.

Cada vez que afirmas lo que quieres o crees, eres el primero en escucharlo. Es un mensaje para ti, y los demás sabrán que lo que tú deseas es posible. No te pongas un techo.

Debido a que yo soy yo, me resulta muy difícil juzgar que tan fascinante podría ser escuchar durante dos horas mi tono nasal y con acento tan marcado para alguien que no fuese yo.

Usemos nuestras historias para animar a escucharse unos a otros y escuchar no sólo las buenas noticias, pero también el dolor que está en la parte de atrás de un montón de historias y las historias de la gente.

¿Cómo debes saber si deberías volver a intentarlo? Nadie puede responder a esta pregunta por ti; debes escuchar tu corazón.

Si le hablas a tu cuerpo, te escuchará.

Aprender a escuchar es la esencia de la vida inteligente.

Una serpiente sabe más sobre lo que sucede a su alrededor que cualquier otra criatura, porque no tiene oídos para escuchar chismes, solo percepción directa.

Era grande porque, simplemente, sabía escuchar.

Sabía callar tan bien, que era un placer escucharle.

Escuchar a los demás te ofrece la posibilidad de tener una visión más objetiva y completa sobre los temas de tu interés, además de brindarte la oportunidad de crear un ambiente de colaboración mutua en lugar de uno de conflicto.

Prometo ser breve —aunque desde que el tiempo es elástico, me temo que van a escucharme por unos 180 muy largos segundos.

La poesía nos hace tocar lo impalpable y escuchar la marea del silencio cubriendo un paisaje devastado por el insomnio.

Del escuchar procede la sabiduría, y del hablar el arrepentimiento.

Qué triste es escuchar a alguien que no se escucha a sí mismo.

Cualquier palabra debe ser elegida con cuidado por las personas que la escucharán y serán influidas para bien o para mal.

Por lo que sé, no puedo ser acusado de haber puesto mis ojos en la mujer de Dario, el rey de los persas. Tampoco se me puede acusar de haber deseado hacerlo. Al contrario, incluso me he rehusado a escuchar a aquellos que me hablan de su belleza.

Si retiramos los sentidos a un punto dentro de nosotros, conocido como el asiento del alma o conciencia, situado entre y detrás de las dos cejas, nuestra atención se enfocará allí. Ahí podremos ver la luz y escuchar el sonido interior.

El cuerpo es un instrumento para sentir el mundo, para disfrutarlo: respirar, escuchar, mirar, sentir... son una experiencia mística, y eso no lo hemos aprendido todavía porque estamos apegados a conceptos mentales que no funcionan.

La paz y la humildad van de la mano, una y otra forman parte del concierto inefable del amor, pensar en la humildad es buscar la paz y la dicha certera, porque en ella la Divinidad se hará escuchar.

[1/2]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES