Notas sobre la libertad

POR: GONZALO GALLO

Imagen; Notas sobre la libertad; Gonzalo Gallo

DISFRUTA DE LA LIBERTAD INTERIOR

Vale la pena meditar este pensamiento de Goethe: "Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo". Los seres humanos aprecian mucho la libertad, pero si uno no disfruta de libertad interior, ¿qué otra libertad espera gozar? Eres libre de verdad cuando los miedos no te frenan, el amor te guía y hay paz en tu alma. Eres libre cuando Dios es tu Amigo, andas sin apegos, no manipulas y no te dejas manipular.

Pero hay algo más: la libertad es una planta que solo crece en el jardín de la responsabilidad. En efecto, uno no es libre cuando hace lo que se le viene en gana, sino cuando tiene el control de su vida. Si haces siempre lo que quieres, por ejemplo manejar ebrio, un día haces lo que no quieres: terminar preso, muerto o amputado. La autentica libertad es una conquista exigente y también un don que Dios da a los que lo aman y lo siguen.

El verdadero yo de algunas personas es como un bebé dormido que ansía crecer, pero está atado. Los frena la programación heredada de sus padres y de adultos que a su vez la recibieron de otros.

Pero la salida no está en culpar a esas personas, ya que ellas también sufrieron o sufren todavía. La culpa no arregla nada y lo que hay que hacer es perdonar, liberar el niño interior y lanzarse a explorar la vida.

Es un trabajo interno que te invita a ser tú mismo y a expresarte tal como eres, con la libertad del amor. Ahora bien, ¿tienes suficiente coraje para aceptar que no eres libre? ¿Si crees que lo eres?

Examínate bien y encontrarás ataduras y apegos que te impiden ser todo lo que puedes ser. Si das ese primer paso vas por buen camino, ya que no puedes estar bien creyendo que eres libre sin serlo.

TIPS QUE TE HARÁN LIBRE