Frases Despertar

Citas Despertar


Antes de despertar, hay teoría. Después de despertar ya sabes.

La maduración del despertar es este profundo retorno a nuestra esencia, a la simplicidad de lo que somos, que esta antes y mas allá del ser y del no ser, de lo existente y de lo inexistente.

Todo lo que es necesario para despertarte a ti mismo como el vacío radiante del espíritu es dejar de buscar algo mas o mejor o diferente, y dirigir tu atención hacia adentro hacia el silencio despierto que eres.

El deseo del universo de despertarse a si mismo es lo que sientes como tu deseo personal de despertar.

La función principal de la religión es despertar en nosotros la costumbre de lo sublime y conectarnos con la incógnita de la existencia.

El despertar real viene con un sentido inherente de integridad. Algo innato en nosotros sabe si estamos dentro o fuera de la marca.

Es el arte supremo del maestro es despertar la alegría en la expresión creativa y el conocimiento.

Aceptando despertar exaltaras el incesante flujo de la Verdad.

Despertar la conciencia es un paso lento pero persistente del temor a la vibración del Amor.

La aventura del despertar se encuentra entre los dramas humanos mas universales.

La aventura del despertar es uno de los dramas humanos mas universales.

El despertar espiritual o hacerse consciente es un camino que cuando se inicia no tiene ni fin ni retorno. Una vez lo iniciamos, no hay vuelta atrás.

Negándote a despertar exaltaras el incesante flujo del Placer.

Exaltaras el incesante flujo del placer si te niegas a despertar.

Exaltaras el incesante flujo de la verdad si aceptas despertar.

Todo el trabajo apunta a que resuene en ti el deseo de ser consciente, lo que muchos llamamos despertar al testigo.

El Despertar abraza la paradoja del yo y del no-yo. No hay ningún conflicto en esta aparente dualidad. Si bien la mente considera esto intolerable, el corazón permanece en una insondable aceptación.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

Te interesa la espiritualidad y el despertar de la conciencia.

Despertar es darse cuenta de que no es necesario cambiar lo que ves, sino tan solo la forma en que lo ves.

Mas vale la conciencia que la adoración, porque la conciencia es, en si, adoración, despertar a la verdad de la existencia.

La oración es la conciencia en si, es el despertar a la verdad de la existencia.

El sufrimiento te hace despertar para experimentar el amor y la felicidad. Porque solo existe el dolor, si tu estas dormido y alejado de la realidad.

Conócete bien a ti mismo, tu tienes la obligación imperativa de despertar y una vez despierto y consciente, ya eres libre para decidir lo que quieres.

Tras el vivir y el soñar, esta lo que mas importa: el despertar.

Cada día es una pequeña vida: cada despertar y surgimiento es un pequeño nacimiento, cada mañana fresca es una pequeña juventud, cada descanso y sueño una pequeña muerte.

Creo que cuando la muerte cierra nuestros ojos vamos a despertar a la luz, de la cual nuestro Sol no es mas que la sombra.

La vida es una oportunidad para el despertar del sueño de las apariencias y es un privilegio.

Es solo porque eres una maquina que sufres; y el propósito del sufrimiento es despertarte.

Las enseñanzas espirituales que son psíquicas no son la verdad. Su propósito es despertar con el poder del amor imaginado la mente humana, que por supuesto, no es amor. Es tan solo lo que se imagina que es y nunca puede ser real.

La vida envía relámpagos y tormentas para despertarte.

Cuando la mente deja de moverse, penetra en el nirvana. Nirvana es una mente vaciá. Cuando no existe la ignorancia, los Burdas alcanzan el nirvana. Cuando no existen las aflicciones, los bodhisattvas entran en el lugar del despertar.

Una tierra de impureza e inmundicia, es tierra de ignorancia y veneno. Despertar es tierra pura para a una mente pura.

Hablar del pasado en el presente es volverlo a despertar, entonces nos perdemos lo que esta presente para nosotros ahora.

Tus sueños no están muertos, están dormidos y hay que despertarlos en este preciso momento.

Despertar es nuestro patrimonio como humanidad del que ya disponemos y con el cual tenemos que sintonizar.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

El sueño puede usarse para precipitar nuestro propio despertar, el cual tiene el motivo esencial de servir para el despertar de los demás.

Somos estrellas esperando despertar, recordando nuestra propia luz.

La negación es una parte esencial del mecanismo de defensa del ser humano. Sin ella, cada mañana nos despertaríamos aterrorizados ante la posibilidad de morir.

El propósito de la adversidad no es destruirnos ni castigarnos, sino ayudarnos a despertar la invencibilidad en nuestras almas.

La gente no se da cuenta de lo importante que es despertarse cada mañana con una canción en su corazón.

El camino espiritual no es otra cosa que reconocer quienes somos y vivirnos conectados a ello. A esto las tradiciones espirituales lo han llamado despertar, un estado de consciencia que se caracteriza por la sabiduría (comprensión) y la compasión.

El despertar, en cualquier caso, consiste en reconocer que la Vida o Dios es nosotros. Y que, cuando no ponemos obstáculos a que se viva libremente, lo que aparece es Jesús, el hombre que paso por la vida haciendo el bien.

La palabra es como un cuchillo, se usar para partir una fruta o sacrificar un animal. Jesús de Nazaret uso la palabra para destruir el mal, para matar creencias e idolatrías mundanas, la utilizo para despertar a quienes no cuidan el planeta.

La presencia es la sensación al despertar que nos acompaña a lo largo de todo nuestro estado y conocimiento de que usted es.

Deje de buscar la felicidad y la realidad en un sueño, y usted despertara.

No hay nada mas difícil que despertar a alguien que solo desea estar dormido.

[1/4]