El Amor es el estado de vibración más alto

POR: ELIZABETH GILCHRIST B

Imagen; El Amor es el estado de vibración más alto; Elizabeth Gilchrist B

LA VIBRACIÓN DEL AMOR

AMOR: es el estado de vibración más alto.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no ha sido identificada por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.

Albert Einstein

¡DIOS ES EL MÁS PURO AMOR!

La fuerza más poderosa que existe es el Amor. Esta fuerza da sentido a la existencia. Me atrevo a afirmar que el Universo es producto del Amor y que el Universo en sí mismo es Amor.

La meta es el Amor que hemos perdido, viviendo en la dualidad. Esto implica comprender que debemos pasar de vibrar en la frecuencia del temor, del ego y del apego, a la frecuencia de la libertad y del Amor. Se trata de vibrar en ese Amor que todo lo unifica y libera, donde ya no hay condiciones impuestas.

A medida que todos vayamos llegando a esta frecuencia iremos creando las bases de la Nueva Tierra. Pensamientos y sentimientos invadidos por el Amor transforman al ser, aumentando su vibración hasta convertirlo en Luz. Debemos trascender las limitaciones reconociéndonos como partículas Divinas que contienen en sí mismas el poder del Amor. ¡El momento es hoy, el tiempo es ya! Debemos creer que es posible y que nuestra vida cambiará.

De hecho, una vez que se acepta y se desea vivir en el Amor, la nueva energía vibratoria se encargará de traer a nuestra realidad nuevas oportunidades para trascender, desactivar, ordenar y limpiar todo aquello que no resuena con su vibración.

La alta vibración del Amor desplaza el temor y con ello a su vez desplaza la enfermedad, la tristeza, la angustia y la depresión.

El Amor todo lo puede, transmuta enfermedad en salud, tristeza en alegría, angustia en paz, oscuridad en luz.

El Amor trasciende el tiempo, logrando sanar los recuerdos dolorosos y el temor al futuro. No nos importa lo que pasó ni lo que va a pasar. Nos induce a vivir en el eterno ahora, que es la única realidad.

El Amor también trasciende el espacio pues por medio de su vibración sanadora viaja en instantes a todos los rincones del universo. El Amor es la fuerza más poderosa que existe. Donde hay Amor lo perfecto se evidencia.

Cuando amamos, ¡todo se convierte en Luz!

¡Ama! Y haz lo que quieras. San Agustín.

CONSIDERACIONES SOBRE EL AMOR

A medida que se acelera nuestro paso hacia la Dimensión de la Luz, hay varias cosas que podemos tener en cuenta:


Recordaremos que somos hermosos seres de Luz, hijos de nuestro Padre, el Creador del Universo y comenzaremos a vivir y a disfrutar la verdadera razón por la cual nos creó: para amar y ser felices, pues todos somos hijos de El Amor!

Elizabeth Gilchrist B