Que hacer con el tiempo

POR: JEBUNA

Imagen; Que hacer con el tiempo; Jebuna

EL TIEMPO EN ARMONÍA

Paso de elefante, lento… pero aplastante.

En términos espirituales lo más sabio es dejar que el tiempo haga lo suyo, solo intervenir pacíficamente para que lo haga. Cuando la gota cae, lo hace sin el afán de llegar, simplemente permite que suceda. Como dice el gran Pitufo: Paso de elefante, lento… pero aplastante.

Sin lugar a dudas la calma siempre reinara sobre el acelere. La calma, es la única herramienta que puede hacer que percibamos el tiempo en su fluir sereno. Cuando hay consciencia de la reencarnación el espíritu recobra la calma, en ese instante se concluye que el tiempo es una ilusión que hay que dejar que haga su presentación.

El tiempo definitivamente es una sensación que cada ser percibe de acuerdo a su armonía con el universo que ningún reloj podrá medir esa sensación con exactitud. Solo estos, servirán para sincronizar las diferentes percepciones del tiempo entre dos seres. Con el amor sucede algo similar, no existe algo que lo mida realmente, pero podemos utilizar abrazos y expresiones similares para poder sincronizar las diferentes percepciones que tiene cada ser con el amor.

CONCLUSIÓN

Lo más sabio es dejar que el tiempo haga lo suyo porque en el acá y en el ahora no existe el tiempo, nadie lo puede medir, es instantáneo y eterno, es efímero y permanente, no puedes estar antes y ni después, no puedes huir de él. Si permites que el tiempo te esclavice vivirás deprimido. No hay tiempo para estar apurado, no lo hay para la preocupación; en un solo instante ¿Qué se puede hacer? Solo una cosa: establecer contacto contigo mismo. Esta será la gran transformación de tu ser.

Todo sucede en un presente absoluto aun en el lugar mas distante del universo, la manifestación fluye en el mismo instante. Nada puede ir más adelante ni más atrás en el tiempo. Aun en el caso relativo del que sueña, el presente absoluto sigue actuando "acá y ahora" sin importar las distancias cosmológicas sin importar el estado del ser ni su ubicación.