Mente alerta

POR: AKASHICOS

Imagen; Mente alerta; Akashicos

LA MEDITACIÓN CONSCIENTE

En todos los tiempos y los lugares, el ser humano ha deseado encontrar el camino hacia un mayor estado de satisfacción interior y ha buscado en lo más profundo de su corazón, aún sin saberlo, la libertad, el amor y la verdad. Algunas personas se comprometen mas en el propósito y otras menos, es solo una cuestión de intensidad. La meditación es la parte más noble del Yoga, no es una técnica sino un estado mental de paz interior independiente de una postura física y de un lugar. Lo que pretendemos con este servicio es dar a conocer maneras de acceder al campo mental individual, aprender a caminar por la propia mente y a operar en ella como si de un músculo se tratase, conocer como funcionan las leyes mentales y ser capaces de dirigirla con el fin de acercarnos a una mayor satisfacción interna en nuestro día a día cotidiano.

Ese estado interior está por encima de la palabra y de las técnicas, no es necesario saber de meditación para meditar, hay personas que sencillamente acceden a ese estado sin etiquetarse como meditadores, sencillamente por que lo desean. La meditación es alcanzable para quien tiene una mente lo suficientemente tranquila y limpia.

Que puede ofrecerme la practica de meditación:

Es conveniente que los primeros días de meditación no se excedan los 5 minutos y que al cabo de unos días se vaya aumentando el tiempo poco a poco hasta llegar a los 15 o 20 minutos.

Con la meditación diaria llegaremos, entre innumerables otras cosas, a poder controlar nuestros propios pensamientos, adquirir una gran fuerza de voluntad, poder intelectual, serenidad, equilibrio físico, mental y espiritual.

La práctica diaria de la meditación nos dará tranquilidad, fuerza de ánimo, paz, reforzará nuestro sistema nervioso y consecuentemente hará que mejore nuestra salud.

Una de las formas de meditación que podemos realizar sería la de permanecer centrados sobre algo que nos propongamos, como por ejemplo sobre un bello paisaje, permitiendo que en nuestra mente afluyan todos los datos o asociaciones acerca de ese paisaje.

Durante la meditación en este ejemplo, trataríamos de contemplar con nuestra mente todos los detalles de la visualización: los árboles, los campos, los diferentes tonos de verde, las aves que sobrevuelan el paisaje, el río que atraviesa el valle, las montañas, el color dorado del trigo, el cielo azul, etc.

También podríamos después de la vista de cada uno de los componentes del paisaje, acercarnos a uno de ellos, como por ejemplo una montaña y ver el color de la tierra, los matorrales, las hojas de los matorrales, las flores que hay en sus ramas, sus más mínimos detalles e incluso tratar de olerlas, etc.

Al realizar este tipo de meditación veremos la cantidad de ideas que tenemos dispersas en nuestra mente a raíz de haberlas visto en diferentes momentos de nuestra vida y que en ese momento las reunimos en una sola experiencia.

Este ejercicio que habremos realizado durante un tiempo nos ayudará a que nuestra mente funcione con profundización.
Los beneficios de la Meditación.

La meditación nos permite establecer contacto consciente con la Presencia Divina. Este contacto constante con nuestra Fuente Espiritual nos permitirá experimentar lo que realmente somos y nos atraerá una gran cantidad de beneficios como:

Y a medida que te vuelves consciente, empieza a ocurrir un milagro: Muchas cosas que solías hacer antes simplemente desaparecen, tu cuerpo se vuelve más relajado, más armónico, una profunda paz empieza a reinar en tu cuerpo, una música sutil vibra en tu cuerpo. Osho

Eres libre de copiar, distribuir, utilizar y reproducir este trabajo bajo las siguientes condiciones: Debes conceder crédito al autor, usarlo sin propósitos comerciales, sin alterarlo, transformarlo ni basarse en él. Para cualquier reutilización o distribución, debes establecer claramente a los demás los términos de la licencia de este trabajo. Cualquiera de estas condiciones puede ser modificada con permiso del propietario del copyright. Cualquier otro propósito de uso debe ser previamente autorizado por el autor.