Frases Semana

Citas Semana


El Vinagra de la Fruto terapia: Mezclar medio aguacate maduro, pelada y sin el carozo, con una cucharada sopera de miel de yacen y una cucharada sopera de germen de alfalfa. Se consume media hora antes de las comidas, solo dos veces por semana.

Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. Lo que les des, te lo das. Lo que no les des, te lo quitas.

Poco a poco fue idealizándola, atribuyéndole virtudes improbables, sentimientos imaginarios, y al cabo de dos semanas ya no pensaba mas en ella.

Poco a poco fue idealizándola, atribuyéndole virtudes improbables, sentimiento imaginarios, y al cabo de dos semanas ya no pensaba mas en ella. Así que decidió mandarle una esquela simple escrita por ambos lados con su letra de escribano.

Adorar al Sol es bastante simple. No hay misterios, ni milagros, ni uniformes, ni alguien pidiendo dinero, no hay canciones que aprenderse y no tenemos un edificio especial donde nos reunimos una vez a la semana a comparar vestuarios.

Dos semanas después se ahogo bañándose en un pequeño rio.

El hombre fue hecho al final de la semana cuando Dios estaba cansado.

Cuando leí el nuevo reto de LA iluminación al colocar el tema de LA MEDITACIÓN para esta semana inmediatamente me acobarde. Ni modo tema muy complejo.

No es un error ortográfico. Se trata de un concepto. La fiesta tradicionalmente conocida como Semana Santa, debería ser renombrada como «semana santa».

Las partes de nuestro cuerpo son repuestas todos los días, todas las semanas…, etc. En unos pocos años tendremos un cuerpo muy nuevo.

Sabía usted que comer una cantidad moderada de chocolate a la semana puede mejorar la salud cardiovascular y prevenir infartos cerebrales.

Sabía usted que su estomago tiene que producir una nueva capa de mucosidad cada dos semanas. Si no lo hiciera así, este se digeriría (comería) así mismo.

Sabía usted que aunque puede tomar solo unos momentos para que nuestra energía vital cambie de vibración, puede llevar horas, días o incluso semanas para recuperarla.

En cada escuela, por lo menos un día a la semana, los niños deberían salir y aprender de la naturaleza, no solo sobre ella sino de ella.

Creo en mi mismo como un profesor serio que durante el fin de semana escribe novelas.

Un político tiene que tener la habilidad de predecir lo que va a pasar mañana, la próxima semana, el próximo mes y el próximo año, además de la habilidad de poder explicar después por que nada de eso paso.

La abrace y trate como de reforzarle aquellas palabras sencillas que le decía, -de igual forma, muchas veces estamos los tres y por las dificultades del trabajo de tu madre, el mío, tu estudio y el cansancio que llega con todo ello, has notado que casi ni decimos palabras- me miraba y asentaba con la cabeza lo que decía, como si cayese en cuenta de que las veía pasar y no hacíamos nada por ello, pero un domingo, un día de semana cualquiera, puedes levantarte más temprano y hacer el desayuno por ejemplo para tu mama, cosa que no se tenga que levantar para hacernos el desayuno y lo haces tú, en algunas ocasiones lo hice con las dos y podrías decirle que duerma un poco más y que luego de levantarse, se bañe y desayune porque tu hiciste el desayuno, la podrás abrazar, decirle que la amas y permitir que vaya al trabajo con una mejor disposición, le arreglas el día, eso es lo que yo llamo “abrir espacios” y cada vez que necesites hacerlo, solo piensa que tipo de espacio abrirás para demostrarle a una persona que la amas-.

Para ello tenemos que eliminar la dieta algunos alimentos es el caso de todos los tipos de proteínas de origen animal, especialmente durante los primeros 6 a 12 semanas y después se introduce de nuevo en pequeñas cantidades, para eliminar las grasas animales, sal, bebidas saturadas alcohol, así como leche, queso, mantequilla, entonces se le permitió tomar el yogur.

En resumen, la cafeína administrado por vía rectal estimula la actividad del hígado y ayuda a eliminar los residuos más fácil. Además, alivia el dolor, y los que sufren de hipertensión demuestra que antes de pasar una semana de su tensión se normaliza. En algunos casos un agente de curado aparece fiebre.

En esta sociedad impaciente, basada en la cultura de “lo quiero todo ya y sin esfuerzo”, cambiar de hábitos se ha convertido en un suplicio. No porque sea difícil, sino porque no le damos el espacio suficiente para convertirlo en hábito. ¿No le ha ocurrido alguna vez que al iniciar una dieta, las primeras semanas son más difíciles de encauzar que cuando lleva ya una temporada? Se debe a este proceso. Al principio su cerebro le recuerda lo que tiene automatizado, la costumbre de picotear, comer dulce o no practicar ejercicio, hasta que se “educa” y termina adquiriendo las nuevas reglas y formas de comportarse con la comida.

El despliegue de una amabilidad pseudofamiliar, rebosante de exquisitos modales, alimentará las necesidades afectivas del futuro adepto y le convertirá en el centro de un auténtico “bombardeo afectivo” que desactivará sus posibles suspicacias. A base de afectuosas sonrisas y palmaditas en la espalda, el neófito acaba por situarse en el eje del contexto pseudofamiliar característico de la secta, que le convertirá, al menos durante las primeras semanas, en un punto de atención para los restantes miembros.

Si usted cambiara su dieta evitaría la producción de dióxido de carbono (su coche produce un promedio de 3 kilos de co2 al día. talar la selva para producir la carne de una hamburguesa produce 75 kilos de co2. comer una hamburguesa de medio kilo produce el mismo daño que conducir un automóvil durante más de 3 semanas).