LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES HOMBRES

FRASES Y CITAS HOMBRES

Frases de Hombres sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES HOMBRES

ESCRITOS HOMBRES

El principio Divino es la Vida y él es su vida en este momento. La vida se renueva, es eterna e indestructible y es la realización de todos los hombres. Usted vivirá siempre, puesto que su vida es la vida del principio divino.

El principio vital jamás castiga. Los hombres se castigan a sí mismos por su falso concepto de Dios, de la vida, y del universo. Sus pensamientos son creadores y ellos crean su propia miseria.

Una vez escuché a un hombre sabio decir que no hay hombres perfectos. Sólo intenciones perfectas.

No hay hombres perfectos, sólo intenciones perfectas.

El mismo Dios que prohíbe que los hombres se asesinen unos a otros es el que ha establecido que la muerte es el precepto universal que prolonga la vida: morimos para que los demás puedan vivir.

Los incendios no se pueden hacer con brasas muertas, ni pueden ser provocados por el entusiasmo de los hombres sin espíritu. El entusiasmo en el trabajo diario aclara esfuerzo y resulta incluso trabajo en tareas agradables.

La única cosa que tienen los hombres blancos que los negros tienen, o deberían querer, es poder, y nadie tiene el poder para siempre.

La única cosa que tienen los hombres blancos que los negros quieren, o deberían querer, es poder, y nadie tiene el poder para siempre.

Ninguna institución puede sobrevivir si necesita genios o superhombres para administrarla. Debe estar organizada de tal manera que pueda llevarse bien bajo un liderazgo compuesto por seres humanos promedio.

Un abogado con cartera puede robar más que mil hombres armados.

Los hombres malos están llenos de arrepentimiento.

Los grandes hombres son siempre de una naturaleza originalmente melancólica.

La democracia es cuando los indigentes, y no a los hombres de propiedad, son los gobernantes.

Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos.

Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas.

Los hombres son analizados, las mujeres amadas.

El cumplimiento de la ley es el amor. ¿Alguna vez pensaste lo que él quiso decir con eso? En aquellos días, los hombres estaban trabajando en el pasaje al Cielo guardando los Diez Mandamientos y los otros ciento diez mandamientos fabricados con ellos.

Las ideas envejecen más deprisa que los hombres.

Hay ciertas fórmulas que parecen poseen un poder mágico temible. Millares de hombres se han dejado matar por unas palabras que jamás entendieron, y que, en la mayoría de los casos, carecían de sentido.

Uno de los hábitos más peligrosos de los hombres políticos mediocres es prometer lo que saben que no pueden cumplir.

Se encuentran muchos hombres que hablan de libertad, pero se ven muy pocos cuya vida no se haya consagrado, principalmente, a forjar cadenas.

Una de las grandes ilusiones de la democracia es imaginar que la instrucción iguala a los hombres. En realidad no sirve frecuentemente sino para diferenciarlos más.

El más lamentable entre los hombres es el que convierte sus sueños en plata y oro.

Las flores de los campos son las hijas del cariño del Sol y del amor de la naturaleza. Y los hijos de los hombres son flores del amor y de la compasión.

Hay hombres que dan un poco de lo mucho que poseen. Y si lo hacen es al solo efecto de ganar fama y galardón. En sus deseos íntimos y codicias, pierden el mérito de su caridad, por el prurito de vana celebridad.

Los hombres no desean la bendición en sus labios ni la verdad en sus corazones, porque la primera es producto de las lágrimas y la segunda es hija de la sangre.

Nunca he creído que por se mujer deba tener tratos especiales, de creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y yo no soy inferior a ninguno de ellos.

La cuestión más importante no es el tipo de entorno que tenemos, sino el tipo de pensamientos que elaboramos cada día, el tipo de ideales que seguimos; en una palabra, el tipo de hombres y mujeres que somos realmente.

Los hombres no son miserables por necesidad, pero están resueltos a creerse miserables por accidente.

La mayor parte de los hombres, en su razón última, no ama ni ansía vivir, sino para vivir. El objeto real de la vida es la vida y el andar trajinando con gran fatiga arriba y abajo por un mismo camino con un carro pesadísimo y vacío.

Grande es y terrible el poder de la risa en los hombres: contra él ninguno se halla, en conciencia, totalmente inmunizado. El que tiene el valor de reír, es dueño del mundo, poco más o menos como el que está dispuesto para morir.

Los niños hallan el todo en la nada; los hombres, la nada en el todo.

Los hombres se avergüenzan, no de las injurias que hacen, sino de las que reciben.

¿Por qué la Madre Tierra sufre indeciblemente por culpa de los hombres?

Conozco a hombres que están más sanos a los cincuenta que nunca, porque gran parte de su miedo se ha ido.

Cuando hombres se reúnen para hacer posibles los viajes a planetas distantes, se reducirá al pequeño tamaño que le corresponde, en comparación con los procesos cósmicos.

Lo que una persona imagina que escucha, y lo que el orador realmente ha insinuado, puede ser polos separados. Trate de sentir los pensamientos detrás de la confusión de la verborrea de los hombres.

El Señor ha creado a todos los hombres a partir del gozo ilimitado de Su ser. Dios espera sin embargo que las almas hechas a Su imagen final se elevarán por encima de todas las identificaciones de sentido y se reúnan con él.

El Señor responde a todos y trabaja por todos. Pocas veces los hombres se dan cuenta de la frecuencia con la que Dios hace caso a sus oraciones.

La carta natal sólo puede ser interpretada por hombres de sabiduría intuitiva: estos son pocos.

La astrología es demasiado vasta, tanto matemática como filosóficamente, para ser captada con razón, excepto por hombres de profundo entendimiento.

Para alcanzar la salvación, los hombres escogen como su Salvador aquello que puedan comprender, lo que depende de su propio estado de evolución.

¿Qué harían los hombres sin las mujeres? poco, señor…

Los grandes dirigentes del pueblo de Dios fueron hombres que dejaron lugar a la duda.

Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

Las esperanzas dudosas han de hacer a los hombres atrevidos, pero no temerarios.

Entre los pecados mayores que los hombres comenten, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: que de los desagradecidos está lleno el infierno.

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

El andar las tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.

Aún entre los demonios hay unos peores que otros, y entre muchos malos hombres suele haber alguno bueno.

Las tristezas no se hicieron para las bestias sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

El que se ha conquistado a si mismo es un héroe mucho más grande que el que ha derrotado mil veces a mil hombres.

Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo… Mejor conquistarse a uno mismo que conquistar a los demás.

No son los grandes hombres que transforman el mundo, sino los débiles y pequeños en las manos de un Dios grande.

No intentes seguir los pasos de los hombres de antaño; busca lo que buscaban.

Cuando los hombres dejan de creer en Dios, no es que luego no crean en nada, creen en todo.

No os asociéis con amigos mezquinos; no mantengáis la compañía de hombres innobles. Asociaos con amigos nobles; conservad la compañía de los mejores entre los hombres.

El camino del hombre superior es explícitamente para personas que ya respetan al otro género y las distintas preferencias, y que consideran que hombres y mujeres son iguales social, económica y políticamente.

Dios está en todos los hombres, pero no todos los hombres están en Dios; es por eso que sufrimos.

Dios está en todos los hombres, pero no todos los hombres están en Dios, por eso sufrimos.

Viviendo una vida de paz y virtud, sé indiferente tanto a la alabanza como a la censura de los hombres.

Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres. El propósito que los Maestros conocen y sirven.

La mayoría de los hombres son esclavos de sus asociaciones.

Es difícil estar en el mundo, ser libre, pero vivir la vida de los hombres comunes; pero porque es difícil, por lo tanto, debe intentarse y cumplirse.

Lo que los hombres llaman conocimiento, es la aceptación razonada de las apariencias falsas. La sabiduría mira detrás del velo y ve.

Nada en los muchos procesos de la Naturaleza, ya sea que trate con hombres o con cosas, viene por casualidad o accidente o está realmente a merced de causas externas.

¿Cómo es que los niños pequeños son tan inteligentes y los hombres tan estúpidos?

Lo que más he amado después de ti, soy yo mismo: es decir, mi dignidad y esa fuerza que me hicieron superior a otros hombres. Esa Fortaleza era mi vida. Lo has roto con una palabra, así que debo morir.

¿Cómo es que los niños pequeños son tan inteligentes y los hombres tan estúpidos? Debe ser la educación lo que lo hace.

Si Dios fuera condenado repentinamente a vivir la vida que ha infligido a los hombres, se mataría a Sí mismo.

Somos hombres, y después de todo, es asunto nuestro arriesgar nuestras vidas.

Hay situaciones que los hombres aprecian con su instinto, pero que no pueden comentar con su inteligencia.

A lo largo de la historia, las personas más peligrosas siempre habían sido los hombres de Dios…sobre todo cuando sus dioses se veían amenazados.

Hay hombres que parecen tener sólo una idea y es una lástima que sea equivocada.

El que con puro amor obra por Dios, no solamente no se le da de que lo sepan los hombres, pero ni lo hace porque lo sepa el mismo Dios; el cual aunque nunca lo hubiese de saber, no cesaría de hacer los mismos servicios y con la misma alegría y amor.

Mucho se desmejora y menoscaba el secreto de la conciencia todas las veces que alguno manifiesta a los hombres el fruto de ella, porque entonces recibe por galardón el fruto de la fama transitoria.

Aunque el camino es llano y suave para los hombres de buena voluntad, el que camina caminará poco y con trabajo si no tiene buenos pies y ánimo y porfía animosa en eso mismo.

[1/7]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES