CABALLO DESBOCADO

22/03/2018

Recordar viejas amistades a veces es gratificante, hace largos años un buen amigo me narro una historia con el fin de enseñarme algo que con los años.

Caballo desbocado - Escrito por Jebuna

AMOR CARNÍVORO

Mientras más intelectual… más carnívoro,
mientras más sabio… más ama la vida.

Recordar viejas amistades a veces es gratificante, hace largos años un buen amigo me narro una historia con el fin de enseñarme algo que con los años se volvería trascendental, algo que atañe a buscadores de la verdad tanto como a instructores. Que instructor no se ha topado con casos difíciles para llegar a la verdad, o el buscador… aunque queriendo encontrar la verdad se le es esquiva por quien sabe que cantidad de elementos que nublan nuestro entender.

En estos momentos pienso que la enseñanza no es que haya sido algo que digamos: “Que bruto, este hombre de donde saco semejante precepto”, pero si puedo asegurar que cuando hablemos… hacerlo con el tono apropiado. “Cada cuerda de guitarra tiene su toque”, a la dócil se llega con suavidad a la fuerte con firmeza. Sé que nuestra web está habitada por personas que buscan a diario herramientas para batallar en el difícil mundo de la espiritualidad sin religiones, seguro muchos de ellos conscientes que en toda manifestación de vida debe haber respeto y por lo tanto son veganos. “Namaste” para ellos.

Pero la historia sigue en el tintero… idea viene, idea va, pero antes que ¡va! hay que cogerla, porque esta idea si la guardo me atoro. Digo: “Mientras más intelectual… más carnívoro, mientras más sabio… más ama la vida”. A usted amigo no le ha pasado que un destructor de vida (carnívoro) le hable de amor… que irreverencia. Los intelectuales hablan mucho y poco actúan, tienen una verborrea que uno se queda de una sola pieza… pero no actúan. Parecen abogaditos de pacotilla que vende su ética por unas pocas monedas.

Después de esta parafernalia sería bueno contar la historia que nos mantiene en vilo. Dice así:

“Un joven amante y respetuoso de los caballos (no confundir con el que ama las vaquitas y se las come), solía pasear todos los días por el peñasco rodeado de peligrosos abismos, con dulzura insinuaba a su corcel que ruta tomar en su placentero paseo, pero un día… TA, TA, TA, TAMMMMM… el ejemplar salió desbocado como niño huyendo de sacerdote pederasta, el joven granjero no sabía que hacer… recurrió a su dulce costumbre para atajarlo... nada podía detener su furioso troche hacia el abismo… una voz interna le dijo: “Háblale suave para que entienda” pero el torpe caballo no entendía... parecía vendedor de ética leguleya… otra voz interna tomo el control insinuando: “En estas instancias de la vida hay que templar la rienda y hablar con firmeza porque si no, ambos paran en el abismo” y… TA, TAMMMMM… santo remedio, el ejemplar se detuvo.

...Ufff, quede más cansado que el caballo, quede sin ganas de sacar una moraleja.

Moraleja de un hombre más cansado que el caballo: Quienes con anatema cargamos y somos veganos, sabemos de sobra que una predica instigando a respetar la vida tiene poco eco en una mente dopadas por la intelectualidad, ¿Cómo instruir una mente así? «DIFÍCIL TAREA» Que el intelectual se meta en la cabeza que nosotros no somos dueños de la verdad porque la verdad se vale por si sola aplastando con sabiduría a letrados estériles en actos. Acá no se evoluciona hablando naderías y hablando bonito. Acá hay que actuar bonito, aquí quien no actué correctamente debe revisar sus libretos. Si le gusta que le hablen bonito vallase para un salón de belleza. A los mercaderes del templo Jesús les voleo rejo y a los ayunas hizo milagros… pero al sumiso hablo con la verdad serenamente.

Cristo sabía que la humanidad estaba desbocada prosiguiendo su trote a la gran caída… tristemente su deceso en la cruz fue la voz más fuerte para despertar a la humanidad de su letargo. Las amables enseñanzas de Jesús de Nazaret desafortunadamente debían ser acompañadas con milagro y rejo para ser acatadas. Estoy seguro que es más fácil encontrar una aguja en un pajar que convencer un carnívoro que ame la vida, si es intelectual… “se lo llevo el PUTAS” porque este tienen buenos argumentos para seguir matando… y así engullir a su víctima.

RECOMENDADOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - ANTHONY DE MELLO

26/04/2020



CRECIMIENTO INTERIOR CON CUENTOS Y MORALEJAS

ANTHONY DE MELLO

FRASES ANTHONY DE MELLO

Excelentes enseñanzas de crecimiento interior de diversos cuentos que terminan con una frase tipo moraleja, al el estilo inconfundible de Anthony de Mello.

RELATOS   -   MORALEJAS

GRAFICAS LA ILUMINACION - TAO

18/12/2019



MORALEJAS Y SABIDURÍA DEL TAO

TAO

FRASES TAO

Cuentos con moralejas y sabiduría del Tao. Es lo preferido por los que están interesados en ir profundizando en el Tao. Veamos tres buenos relatos.

MORALEJAS   -   TAO

GRAFICAS LA ILUMINACION - ANTHONY DE MELLO

20/11/2019



4 MORALEJAS SABIAS

ANTHONY DE MELLO

FRASES ANTHONY DE MELLO

Cuatro valiosas moralejas sabias que dejan estas pequeñas historias: El rabino y sus discípulos, El psiquiatra, Las piedritas y La mujer devota.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - LIE

02/11/2019



MORALEJAS CON SABIDURÍA Y HUMOR

LIE

FRASES LIE

7 cuentos con moraleja y uno más que los hará reír. La virtud del cuento, es la sutil sabiduría y su fino humor encerrado en el mensaje transmitido.

RELATOS   -   MORALEJAS

GRAFICAS LA ILUMINACION - BUDA

27/06/2018



UNAS BUENAS MORALEJAS

BUDA

FRASES BUDA

Cinco verdades o enseñanzas dharma nos proveen la estructura que orienta hacia una vida plena de sentido. Estas verdades siempre son válidas.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - BUDA

25/06/2018



CINCO MORALEJAS DEL BUDISMO

BUDA

FRASES BUDA

Encarnando estas cinco verdades a través de la meditación y la ejercitación, podremos acceder a la profundidad que tanto anhelamos. La iluminación.

MORALEJAS   -   CUENTOS

GRAFICAS LA ILUMINACION - JBN

03/05/2018



MORALEJAS LIGERAS

JBN

FRASES JBN

Se decía que un santo, cada vez que salía de su casa para ir a cumplir sus deberes religiosos, solía decir: Ahora te dejo, Señor. Me voy a la iglesia.

MORALEJAS   -   CUENTOS