LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES TENGO

FRASES Y CITAS TENGO

Frases de Tengo sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES TENGO

ESCRITOS TENGO

No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad. Yo no vendo, ni compro. Yo no cambio, yo no estorbo. Yo no presto, yo no escondo. Y por eso soy feliz.

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo.

No tengo esperanzas ni expectativas y hasta la cosa más vieja y desgastada la miro con ojos frescos, como si fuera nueva.

No firme cheques sin fondos, diciendo: No tengo lo suficiente, Estoy escaso. Tales afirmaciones aumentan y multiplican sus pérdidas.

No tengo a nadie que me diga qué decir. Tengo personas que me sugieren, tal vez, que no debería hacer esto, eso o lo otro, pero eso depende estrictamente de mí.

Trato de mantener mi mente activa. Soy adicto al solitario y a los rompecabezas. Hago ejercicio religiosamente. No hago muchas cosas religiosamente y he empezado a jugar al golf para tener algo que hacer cuando no tengo nada que hacer.

No tengo que trabajar. Podría parar y jamás tener que preocuparme por pagar el alquiler. Yo trabajo simplemente por la alegría que me trae hacerlo.

No tengo ni la más remota idea de qué coño cantaban aquellas dos italianas y lo cierto es que no quiero saberlo, las cosas buenas no hace falta entenderlas.

¿Si estoy rehabilitado? Pues déjeme pensar. Para serle sincero no tengo ni idea de lo que eso significa. Para mí sólo es una palabra inventada, inventada por políticos para que jóvenes como usted tengan trabajo y lleven corbata.

Usted tiene todas las condiciones para concurrir a mi felicidad, pero yo tengo muy pocas para concurrir la suya.

Tengo la horrible sensación de que pasa el tiempo y no hago nada y nada acontece, y nada me conmueve hasta la raíz.

Cuando tengo preocupaciones, miedos o una historia de amor, tengo la suerte de ser capaz de transformarlo en un poema.

No voy a cambiar la forma en que me veo o la forma en que me siento para conformarme a nada. Siempre he sido un bicho raro. Así que he sido un bicho raro toda mi vida y tengo que vivir con eso, ¿sabes? Soy una de esas personas.

Pongo cosas en hojas de papel y las meto en mis bolsillos. Cuando tengo suficiente, tengo un libro.

Nunca fui a reuniones de la escuela secundaria. Lo que quiero decir es que, lo que no tengo a la vista, no me importa. Esa es mi actitud hacia la vida. Entonces no tengo ningún romanticismo sobre ninguna parte de mi pasado.

No le tengo miedo a la muerte porque no creo en ella. Es solo salir de un automóvil y entrar en otro.

Mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

Siendo consciente tengo el poder de elegir, transformando el presente en un amigo.

No tengo vestidos excepto el que uso todos los días. Si va a ser tan amable de darme uno, deje que sea práctico y oscuro para que pueda ponérmelo para ir al laboratorio.

Puedo hacerlo. Tengo que hacerlo. Nunca debes dejar de trabajar contigo mismo.

Sé seguro, autosuficiente, y siempre di a ti mismo: Lo haré, puedo hacerlo y tengo que hacerlo. Estas confirmaciones construyen el poder de determinación.

Multiplico por un millón de veces las medidas extremas de altura y ancho, que obtengo mentalmente con la ayuda del tacto, y de este modo alcanzo a tener un sentido profundo de la inmensidad del cielo.

Tengo una ventaja para mi alma. La belleza y el ritmo interior surgen de un proceso espiritual ligeramente subordinado a las sensaciones.

Se me ha dado tanto que no tengo tiempo para reflexionar sobre lo que se me ha denegado.

Tengo hijas y hijos. Cuando uno de ellos pone una mano en mi hombro, peces brillantes se convierten de repente en el mar profundo.

Soy un co-creador, un agente activo en este universo que hace que las cosas sucedan. Si quiero que el mundo cambie, tengo que cambiarlo.

Tengo más principios que George Washington. Él no podía mentir. Yo sí puedo, pero no lo haré.

No quiero comprometerme con el cielo y el infierno, tengo amigos en ambos lugares.

No tengo tiempo para escribir una carta corta, así que escribí una larga en su lugar.

En nombre de mi Amada Presencia Yo Soy, en este momento yo declaro que reconozco todas las creencias que tengo en mi alma y que me impiden avanzar en mi evolución de conciencia.

Tengo opiniones personales de los años 60. No puedes tener libertad sin pagar el precio por ella.

Tengo puntos de vista personales en los años 60. No se puede tener la libertad sin tener que pagar el precio por ello.

Si te doy toda mi sabiduría y todo mi amor igualmente tengo toda mi sabiduría y todo mi amor porque lo no-material es fuente inagotable.

Cuando más bien enseño más sé. Cuanto más bien doy más tengo.

Yo no soy bueno para palacio, porque tengo vergüenza y no sé lisonjear.

Ella pelea en mí y vence en mí, y yo vivo y respiro en ella, y tengo vida y ser.

Si quiero saber lo que la iglesia cree, solo tengo que ver lo que canta.

Además de mis otros numerosos conocidos, tengo un confidente íntimo más … Mi depresión es la amante más fiel que he conocido; entonces, no es de extrañar que le devuelva el amor.

El tiempo es algo creado. Decir -No tengo tiempo- es igual a que dijeras -No quiero-.

Tengo solo tres cosas que enseñar: la sencillez, la paciencia y la compasión. Estos tres son tus mayores tesoros.

Tengo que decir que me arrepentí de renunciar a las películas de animación.

Si realmente quiero mejorar la situación, puedo trabajar en lo único sobre lo cual tengo control: yo mismo.

En el zen, como en las artes marciales, el entrenamiento cuenta mucho. ¿Cuánto tiempo hay que entrenarse? Muchas gentes me han preguntado: ¿Durante cuantos años tengo que hacer zazen? Yo respondo: hasta la muerte.

El perdón es alabado por el cristiano y el vaishnava, pero para mí, le pregunto: «¿Qué tengo que perdonar ya quién?»

El perdón es alabado por los cristianos y los vaishnavas, pero para mí, pregunto: ¿Qué tengo que perdonar y a quién?

¿Qué tengo que perdonar ya quién?

Tengo que dejar de ser tan esnob, se recordó a sí mismo. Al final los ebooks sí tienen sus cosas buenas.

Tengo un tubo de metal en mi pierna.

Mi papá tiene un montón de dinero, la escuela es como un respiro y saco buenas notas. Tengo buenos amigos, estoy en excelente forma y solamente duermo solo cuando de verdad quiero.

No diga: conseguiré un empleó maravilloso, sino: ahora tengo un maravilloso nuevo empleo.

Ni ya tengo otro oficio; Que ya sólo en amar es mi ejercicio.

Ni ya tengo otro oficio; que ya solo en amar es mi ejercicio.

Dios es mi vida. No tengo otra vida que la Suya.

Usualmente, cuando tenemos miedo tratamos de correr de lo que sea que nos asusta. Cuando yo tengo miedo respiro profundamente y me calmo a mí mismo. Trato de dejar de pensar y sólo respirar. Esto siempre me ayuda.

No esperaba nada –mintió. Volvió hacia el médico una mirada enteramente infantil-. Yo no tengo quien me escriba.

Soy un editor maravilloso. Eso es lo que mejor hago. Sé exactamente lo que quiero. Si tengo que decidir si ponerme el vestido rojo o el azul o qué debería haber dicho, estoy cambiando de opinión constantemente.

Me motivan todas las personas que tengo a mi alrededor, porque cada uno de ellos es un reto, ya que cada día reconstruyes las relaciones en la medida en las que interactúas con las otras personas.

Acuérdame el Espíritu de Fuerza, que no me deje tan débil frente al más leve esfuerzo, tan débil cuando hay que obedecer en vez de hacer mi voluntad, trabajar cuando no tengo deseos, vencerme al fin cuando la santa ley de Dios lo ordena.

Todo el día pienso en ello, luego por la noche lo digo. ¿De dónde vengo y qué se supone que debo hacer? No tengo ni idea. Mi alma es de otra parte, estoy seguro de eso, y tengo la intención de terminar allí.

No tengo nada en contra del aprendizaje académico. Pero ¿cómo llamar alconocimiento que arraiga en nuestra cultura¿ ¿Cómo llamar al conocimientoacerca del alma, acerca de la vida, la muerte, acerca de la iniciación, acerca de losvalores?

No tengo respuestas. Tengo preguntas.

Hoy tengo casi 58 años de edad y el río de la vida transborda las cataratas de mis días con una velocidad tremenda. Más y más puedo sentir el olor de la eternidad. ¡Oh, como querría usar bien mi vida! Ella es tan corta, tan frágil y tan definitiva.

No tengo afecciones ni desafecciones.

Tengo una carta de mi Bienamado; en esa carta hay un mensaje inefable, y ahora ya no le temo a la muerte.

¿Qué amor es, pues, este amor mío? No tengo hambre; no tengo sueño; nunca hallo reposo, ni en Él ni fuera de Él.

Tengo una regla importante: todos tienen razón. Más específicamente, todos, incluido yo, tenemos algunas piezas importantes de la verdad, y todas esas piezas deben ser honradas, apreciadas e incluidas en un abrazo más amable, espacioso y compasivo.

No tengo nada nuevo para enseñarle al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las colinas.

No tengo nada nuevo para enseñarle al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las montañas. Todo lo que hice fue tratar de experimentarlas en la mayor escala posible.

Yo tengo el poder para transformar mi vida.

La palabra creencia es algo difícil para mí. No creo. Tengo que tener una razón para una cierta hipótesis. O bien sé una cosa, y luego, sé que no necesito para creer.

Tengo algunas faltas. Ellas son mías y yo también soy el que necesita cambiarlas.

La cantidad de amor, amabilidad y paciencia que tengo por los demás es directamente proporcional a la cantidad de amor que tengo por mí mismo, porque no podemos dar a los demás lo que nosotros mismos no tenemos.

Va a arrancar en marzo, para aprovechar la tierra que tenemos, los medios que tenemos y ya con eso tengo para entretenerme con los chiquilines del barrio.

No voy a ser un viejo jubilado que se pone en un rincón a escribir las memorias. Yo no voy a escribir nada, no tengo tiempo, tengo cosas para hacer.

Las tentaciones las tenemos todos. Pero si Jesús es una realidad viviente en mi vida, entonces ya no tengo miedo.

La energía necesaria reside en mí, ya que con ella tengo para vivir.

Nadie puede decirme qué hacer ahora, tengo que intentar averiguarlo por mí mismo.

[1/3]

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES