LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

TU LUZ INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS CON SABIDURÍA
   
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

BUSCAR


       
   

FRASES SANAR

FRASES Y CITAS SANAR

Frases de Sanar sobre espiritualidad y crecimiento

FRASES SANAR

ESCRITOS SANAR

La verdadera misión es sanar para descubrir la belleza del alma.

Aprende a compartir tu energía sanadora, tu luz y tu amor y ve cómo todo se equilibra, armoniza y vibra en cada respiración para estar más sano y sanar.

No hemos evolucionado como individuos interiormente, en la realidad, seguimos atados a lo que nuestros Niños Internos todavía no pudieron sanar ni elaborar.

Perdonar es poner el amor en acción para sanar diciendo: «La paz sea contigo», persistiendo hasta que desaparezcan todos esos sentimientos de odio y rencor.

Cuando no estamos en paz, es parte de la culpa inconsciente que está saliendo a la luz y es un momento para practicar el perdón y poder sanar.

Para sanar el miedo y seguir adelante sin él necesitamos experimentarlo (la resistencia a cualquier energía sólo la hace más fuerte).

Al recordar, se eleva a una vibración en la que puede sanar.

Su valentía y el deseo de sanarse eran tan grandes que eligió este plan de vida, no a pesar de estas dificultades, sino debido a ellas.

Los desafíos de la vida nos presentan una oportunidad para sanar los miedos, tanto conscientes como inconscientes.

Un medico, por muy versado que este en el conocimiento y tratamiento de la enfermedad, sino entra en el corazón del paciente con la virtud de la luz y del amor, no será capaz de sanarlo.

Nuestra tristeza es una energía que liberamos para sanar.

El futuro es sanar nuevamente a la mente. Reconociendo que la mente es todopoderosa: controla cada célula en cada grado de su expresión genética.

Las palabras tienen tanto el poder de destruir como de sanar. Cuando las palabras son verdaderas y amables, estas pueden cambiar nuestro mundo.

Simplemente tocar un recuerdo difícil con cierta leve disposición a sanar comienza a suavizar la retención y la tensión a su alrededor.

La verdadera misión del arte es sanar, y sanar es descubrir la belleza de nuestra alma.

Solo has de adquirir el poder de ayudar. Un arte que no sirve para sanar no es arte. Todavía nos queda mucho por conocer del propio hombre; sigue siendo un misterio y lo seguirá siendo, probablemente.

Si el dolor de tu hermano, se vuelve tu propio dolor, no descansarás hasta lograr perdonar a través del amor espiritual consciente y poder sanar el residuo de dolor de la consciencia del otro.

Sólo cuando tu mente ruidosa se queda en silencio puede conectar con la naturaleza y sanar la separación creada por el exceso de pensamiento.

Ayúdate con la Meditación y el descanso para sanar. Invoca tú ser interno para trasmitir energía y el descanso sanador a todo tu cuerpo.

Si amaste profundamente y perdiste a esa persona y piensas que estás destinado a conformarte, aprende a sanar la herida y estar listo para enamorarte intensamente.

Si llevas alegría en tu corazón, puedes sanar en cualquier momento.

Cuando usted interactúa con otra, una ilusión forma parte de esta dinámica. Esta ilusión permite a cada alma para percibir lo que es necesario que entienda con el fin de sanar.

La conciencia humana está aumentando el orden del resto del mundo y tiene un poder increíble para sanarnos a nosotros mismos y al mundo: en cierto sentido hacemos el mundo como tal, como deseamos.

Tienes el poder de sanar tu vida y necesitas saberlo. Pensamos a menudo que somos impotentes, pero no lo somos. Siempre tenemos el poder de nuestra mente. Reclama y usa conscientemente tu poder.

El amor es siempre la respuesta para sanar en cualquier aspecto. Me amo exactamente tal como soy.

En cada comunidad hay trabajo por hacer. En cada nación hay heridas que sanar. En cada corazón está el poder para hacerlo.

Dios no quiere castigarnos, sino sanarnos.

En cada comunidad, hay trabajo por hacer. En cada nación, hay heridas que sanar. En cada corazón, está el poder para hacerlo.

El alma siempre sabe qué hacer para sanarse a si misma. El desafío es silenciar la mente.

Sanaras si tienes una tendencia creciente a dejar que las cosas sucedan en vez de empeñarse en que sucedan.

Sanaras si tienes susceptibilidad creciente al amor emitido por los otros, acompañada de una necesidad incontrolable de emitirlo.

La energía contraída sanaras si tienes unos frecuentes e irreprimibles deseos de sonreír con los ojos del corazón.

Sanaras si tienes sentimientos de satisfacción por estar conectado con los otros y con la naturaleza.

Sanaras si tienes unos intensos y frecuentes episodios de agradecimiento.

Sanaras si tienes una pérdida de la capacidad de preocuparse (este es un síntoma muy sanador).

Sanaras si tienes una pérdida del interés en interpretar las acciones de otras personas.

Sanaras si tienes una pérdida del interés en lo conflictivo.

Sanaras si tienes una pérdida del interés en juzgar a otras personas.

Sanaras si tienes una pérdida del interés en juzgarse a sí mismo.

Sanaras si tienes una inconfundible capacidad para disfrutar de cada momento.

Sanaras si tienes la tendencia a pensar y a actuar espontáneamente, más bien que a partir de miedos basados en experiencias pasadas.

¿Con cuántos besos de verdad sanaríamos a la humanidad?

El amor ayuda a sanar, mientras que el miedo lleva a la enfermedad. Y nuestro mayor miedo es el abandono.

La rabia y el echar la culpa a los demás saca la energía que necesitamos para sanar. Una de las más poderosas emociones que tenemos que expresar es el perdón.

La Oración Centrante está dirigida a sanar la violencia en nosotros mismos y purificar el inconsciente de su motivación oculta y defectuosa que reduce e incluso puede cancelar la efectividad de las obras externas de misericordia, justicia y paz.

Ayúdate con la Meditación y el descanso para sanar. Invoca tú Jesús o tu Buddha interno para trasmitir energía y el descanso sanador a todo tu cuerpo.

Ninguna cura, remedio o terapia que se centre en el objeto de la adicción, y no en la búsqueda a la que está sujeto el adicto, resolverá de verdad la adicción. Quizá sea una ayuda, pero no sanará al adicto en el verdadero sentido de la palabra.

Muchas veces, al intentar sanarnos de las adicciones, prestamos demasiada atención a los detalles del objeto de la adicción y al relato de nuestra adicción, y no la suficiente al mecanismo esencial que alimenta nuestra necesidad del objeto.

Solo las personas que son capaces de amar fuertemente también pueden sufrir una gran pena, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar su dolor y sanarlos.

Nosotros los humanos hemos perdido la sabiduría de descansar y relajarnos. Nos preocupamos demasiado. No permitimos a nuestros cuerpos, mentes y corazones sanarse.

La meditación puede ayudarnos a abrazar nuestra preocupaciones, miedos y odio, y es muy sanadora. Dejemos que nuestra capacidad de sanar haga el trabajo.

Mujeres que están despiertas a la luz de la verdad. Estas son líderes que surgen en respuesta a la urgente necesidad de sanar y purificar la tierra.

Sanate a ti mismo: de esta manera sanaras todo a tu alrededor. Si uno puede sanar, entonces todas las heridas en torno a tu existencia desaparecen.

El Agni Yoga de la energía ardiente enseña que podemos sanar a través del arrepentimiento con el análisis de las razones kármicas de la enfermedad.

Si tú sabes amar, el amor se convierte en un estado de tu ser, más amplias serán las alas de tu amor, más grande es el cielo de tu ser y sanaras.

Comencemos una reingeniería desde el interior. Revisemos desde muy adentro aunque duela un poco el tener que hurgar, las heridas duelen al sanar.

Observemos, seamos capaces de buscar dentro, no fuera de nosotros, las respuestas para sanar el dolor y ser capaces de volver a amar.

Para sanar a otros, debemos primero sanarnos a nosotros mismos. Y para sanarnos, necesitamos como tratar con nosotros mismos.

Sé una lámpara, un bote salvavidas o una escalera. Ayuda a sanar el alma de alguien. Sal de tu casa como un pastor.

He visto sus caminos, pero lo sanaré. Lo guiaré y le daré consuelo a él y a sus dolientes. Isaías 57. 18.

Si los físicos se dieran cuenta de las vibraciones del Cosmos, descubrirían lo útiles que son para sanar.

El dolor del duelo no se puede aliviar pidiendo justicia, ni se puede sanar consiguiendo una condena.

Yo sanaré su apostasía, los amaré libremente, porque mi ira se ha apartado de ellos. Oseas 14: 4.

Y celebrar que está viva, explotando en libertad. Para sanar las heridas, con pura electricidad.

Un nuevo orgullo nacional nos agitará, elevará nuestras miradas y sanará nuestras divisiones.

¿Sabía usted? Que débenos perdonar para sanar, no perdonar por tolerar.

Puedes buscar una manera de sanar y transformar tu sueño personal.

La única relación que tienes que sanar es contigo mismo.

Parte de la curación está en la voluntad de sanar.

AUTORES RECOMENDADOS

ALAN WATTS
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ALBERT EINSTEIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BARRY LONG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

BUDA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

CARL GUSTAV JUNG
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

DEEPAK CHOPRA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

ECKHART TOLLE
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

EL KYBALION
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

FACUNDO CABRAL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

GONZALO GALLO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JEBUNA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JESUS EL CRISTO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

JOE DISPENZA
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

LEON TOLSTOI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MAHATMA GANDHI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

MOOJI
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OMRAAM MIKHAEL
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

OSHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

PAULO COELHO
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

RAJINDER SINGH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SADHGURU JAGGI VASUDEV
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

SAINT GERMAIN
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

THICH NHAT HANH
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES 

WAYNE DYER
IMÁGENES  ESCRITOS  FRASES