FRASES EL ESCRIBA DEL TAO

FRASES Y CITAS EL ESCRIBA DEL TAO

EL ESCRIBA DEL TAO

FRASES EL ESCRIBA DEL TAO

ESCRITOS EL ESCRIBA DEL TAO

  • La felicidad se siembra haciendo felices a los seres que nos rodean.
  • La felicidad se cosecha. Es de locos esperarla sin haberlo sembrado.
  • Mi patria es el amor. Mi bandera es la sabiduría.
  • El pasado está en la cabeza. El futuro está en el corazón.
  • Cuando más bien enseño más sé. Cuanto más bien doy más tengo.
  • El trabajo no vale nada. El trabajo bien hecho no tiene precio.
  • La risa es la mejor inversión.
  • Lo que no das de ti, no lo das tú, lo que no enseñas de ti, no lo enseñas tú.
  • El conocimiento de la mente es del cuerpo. La sabiduría es de la conciencia. La conciencia es del ser eterno.
  • El fin del tiempo es el fin de la expansión del universo.
  • La vida es más valiosa que el oro. No la malgastes cambiándola por oro.
  • El padre diseñó el camino eterno para que a cada paso sus hijos reciban amor y sabiduría, llenándose de fuerza y de poder hacia la mayor gloria que él guarda.
  • El modo de caminar es importante, porque hemos de ir avanzando de un modo muy particular, que es dando un paso hacia el amor y otro hacia la sabiduría.
  • Y como Dios es todo amor y sabiduría, no podremos dar un paso sin encontrarnos con el amor y la sabiduría o con la falta de amor y sabiduría, por estar más cerca o más lejos del final.
  • No es camino donde se puede correr para llegar antes a Dios, puesto que en él estamos. No es camino de carrera en la que se pierden los pasos sino un camino de conquista a cada paso. No es camino para llegar a Dios, sino para reconocerle.
  • El trazado del camino no responde a la lógica de la razón, sino a la lógica de Dios, que como padre de tantos hijos así lo dispuso para que ninguno de ellos pueda perderse.
  • El camino es eterno, no es visible, como el espacio, sino invisible como el tiempo.
  • Todos avanzamos por el único camino del único modo que es posible avanzar, caminando unos delante y otros detrás. Siendo la tarea del que va delante ayudar a avanzar al que viene detrás.
  • El camino a Dios es estrecho y muy largo. Tan estrecho que no pueden transitarlo dos personas a la vez si no andan una tras la otra, y tan largo que su nombre es eternidad.
  • De Dios venimos, en Dios estamos y a él debemos regresar por el único camino. El camino que empieza en él, transcurre en él y termina en él.