LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR BUDISMO

IMÁGENES ESCRITOR BUDISMO

FRASES COINCIDENTES

BUDISMO

| FRASES | ESCRITOS |

No serás castigado por tu ira, sino tu ira te castigará.

Una jarra se llena poco a poco, gota a gota. Como un hombre sabio se llena gradualmente con el bien.

Recordar un error es como cargar un peso en la mente.

Sé una luz para ti mismo.

Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos recorrer el camino.

Cuando te encuentres con un camino que trae beneficios y felicidad a todos, sigue ese camino mientras la luna viaja a través de las estrellas.

Quién tristemente se ata al cuerpo y no quiere ver la realidad, haciendo permanente la impermanencia, aplaza aquello que no desea pero que sabe que inevitablemente algún día llegará.

Como la lluvia cae igualmente sobre los justos y los injustos, no cargues tu corazón con juicios, sino llueve tu bondad igualmente sobre todos.

Se pueden encender miles de velas con una sola vela, y la vida de la vela no se acortará. La felicidad nunca disminuye al ser compartida.

La ley de Impermanencia, nos recuerda que nada podemos hacer más que aceptar el cambio y la transitoriedad, no solo de lo que nos rodea sino también de nosotros mismos como presencia.

Nunca veo lo que ya se ha hecho; sólo veo lo que falta por hacer.

Si realmente te amarás a ti mismo, nunca podrías herir a otro.

No creas nada, no importa donde lo leas, o quien lo dijo, no importa si lo he dicho yo, a no ser que esté de acuerdo con tu propia razón y sentido común.

Lo que somos hoy proviene de nuestros pensamientos de ayer, y nuestros pensamientos presentes construyen nuestra vida de mañana: nuestra vida es la creación de nuestra propia mente.

Estar ocioso es un camino corto a la muerte y ser diligente es un modo de vida; Las personas necias son ociosas, las personas sabias son diligentes.

El odio no cesa mediante el odio sino sólo mediante el amor, esta es la regla eterna.

Ser vegetariano es dar un paso en la corriente que conduce al nirvana.

La decadencia es inherente a todas las cosas condicionadas. Buscad vuestra salvación, con diligencia.

El que ama a 50 personas tiene 50 problemas; El que no ama a nadie tiene problemas.

Cada ser humano es el autor de su propia salud o enfermedad.

La pureza o impureza depende de uno mismo, nadie puede purificar a otro.

El que se ha conquistado a si mismo es un héroe mucho más grande que el que ha derrotado mil veces a mil hombres.

El pie siente el pie cuando siente el suelo.

La falta de conciencia de la Ley Universal de la Impermanencia hace que también no nos podamos ver a nosotros mismos de maneras distintas a cómo éramos tiempo atrás.

La conciencia de Impermanencia, nos recuerda que más que pelear contra todo, un acto de sabiduría es aprender a dejarnos llevar. No a la deriva, sino como diestros conductores de nuestra vida.

La bondad debe ser la forma natural de la vida no la excepción.

Si no atendemos a otros cuando necesitan ayuda, ¿quién nos cuidará?

A un hombre no se le llama sabio porque habla y habla de nuevo; Pero si es pacífico, cariñoso y valiente, entonces él es en verdad llamado sabio.

Todas las descripciones de la realidad son hipótesis temporales.

No residas en el pasado, no sueñes con el futuro, concentra la mente en el momento presente. El camino no está en el cielo. El camino está en el corazón.

Silencia al hombre enojado con amor. Silencia al hombre malévolo con bondad. Silencia al avaro con generosidad. Silencia al mentiroso con la verdad.

La vida es un río que siempre fluye. No te aferres a las cosas. Trabaja duro.

La enseñanza es simple. Haz lo correcto. Sé puro.

Así como una roca sólida es inquebrantable por el viento, los sabios son inquebrantables por la alabanza o la culpa.

La percepción de la impermanencia es, paradójicamente, la única cosa a que podemos aferrarnos, quizás nuestra única posesión duradera.

Si no encuentras a nadie que te apoye en el camino espiritual, camina solo. No hay compañerismo en la inmadurez.

Para vivir una vida puramente altruista, uno no debe contar nada como propio en medio de la abundancia.

La felicidad no depende de lo que tienes o de quien eres, sino que depende únicamente en lo que piensas.

El hombre sabio hace una isla de sí mismo que ninguna inundación puede abrumar.

Conquista al hombre airado mediante el amor; conquista al hombre de mala voluntad mediante la bondad; conquista al avaro mediante la generosidad; conquista al mentiroso mediante la verdad.

¡Despierta! Sé testigo de tus pensamientos. Tú eres el que observa, no lo que se observa.

Así como una serpiente se deshace de su piel, así nosotros debemos deshacernos del pasado, una y otra vez.

La generosidad trae felicidad en cada etapa de su expresión. Experimentamos alegría al formar la intención de ser generosos. Experimentamos alegría durante el propio acto de dar algo. Y experimentamos alegría al recordar el hecho de que hemos dado.

Sé muy consciente del presente.

Pocos son entre los hombros los que llegan a la otro orilla; la mayor parte corre de arriba abajo en estas playas.

No hay nada más terrible que el hábito de la duda. La duda separa a la gente. Es un veneno que desintegra las amistades y rompe relaciones agradables. Es una espina que irrita y duele; Es una espada que mata.

Si un viajero no se encuentra con uno que es mejor o igual, Dejemos que firmemente viaje solo; No hay compañerismo con un tonto.

Sólo se pierdes aquello a lo que te aferras.

Cuando te das cuenta de lo perfecto que es todo, inclinarás la cabeza hacia atrás y reirás al cielo.

Que todo lo que tenga vida sea liberado del sufrimiento.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

Le dijo el río al buscador: ¿Crees realmente que hay que inquietarse por la iluminación? Por muchas vueltas que dé, yo siempre estoy rumbo a mi origen.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

La iluminación es entender que no hay adónde ir, nada que hacer, y nadie tiene que ser excepto exactamente quién estás siendo ahora.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

La iluminación espiritual es una constante invitación, a través de cada momento de nuestra vida, a abrazarnos tal como somos, con todas nuestras imperfecciones.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

La no-dualidad es el camino, el destino y la no diferenciación entre el sendero y la iluminación.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

La tecnología y la ciencia son incapaces de resolver nuestros problemas. La tecnología puede utilizarse para fines buenos o malos. Sólo cuando se emplea con iluminación, sabiduría y equilibrio puede ayudarnos de verdad.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

El camino de la Iluminación es natural.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

La iluminación espiritual es el esclarecimiento previo, es la percepción cuando la luz del alma fluye y se nutre constantemente desde la fuente.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

En este mundo, los aspirantes pueden encontrar la iluminación mediante dos caminos. Para la persona contemplativa está el camino del conocimiento; para la persona activa está el camino de los actos desinteresados. Fuente:

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Al ver que todos los placeres y lujos de este mundo no duran, que son huecos e inútiles, el apego disminuye naturalmente. Uno obtiene un gusto espontáneo por la liberación y la iluminación.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.