LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

ESCRITOS, FRASES Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO INTERIOR
UNA PALABRA Y SIN TILDE

NO TIENES DERECHO A SER INFELIZ NUNCA

BARRY LONG

La verdad de la vida en la Tierra es que no tienes derecho a ser infeliz nunca, pero tú ya conoces esa verdad, pero has decidido olvidarla totalmente.

Imagen No tienes derecho a ser infeliz nunca

LA VERDAD DE LA VIDA EN LA TIERRA

Voy a contarte la verdad de la vida en la Tierra.

Pero no te va a gustar. No te va a gustar porque tú ya conoces esa verdad pero has decidido olvidarla. Te has empeñado en no recordarla. Así que vas a poner excusas para no oírla, para evitarla y dejarla en el olvido.

Es esta: No tienes derecho a ser infeliz – nunca.

Pero tú crees que sí. Así que en tu ignorancia vives íntima y voluntariamente infeliz, has convertido a la infelicidad en tu compañera de vida. Tú eres propenso a estar deprimido, taciturno, preocupado, resentido, frustrado, quejoso y malhumorado en cualquier momento. Nadie puede fiarse de que vayas a estar mucho tiempo sin ser infeliz. La infelicidad es más cercana y querida para ti que cualquier hombre, mujer o niño en tu vida. Así que normalmente se interpone entre tú y los demás, sumiendo incluso tus relaciones entrañables en desacuerdos y discusiones. No obstante, tú, inmutable, insistes en vivir tus peliagudas y problemáticas emociones, obligando a vivirlas también a los que están a tu alrededor, hasta que a ti te vuelva a apetecer ser agradable y simpático… hasta la próxima vez.

Y lo más terrible es que tú crees que esa es la forma natural de vida en la Tierra. Por eso toleras y excusas tus sórdidos modales infelices. Y con tu ejemplo contagias esta horrible enfermedad innatural a los niños. Mientras ocurre todo esto, tú crees que eres encantador y mereces ser más amado. Eres irresponsable. Deshonras la vida en la Tierra. Porque tú no amas la vida sino tu infelicidad.

¿Lo dudas? Entonces examinemos tu integridad.

LA VIDA ES BUENA

Tú no tienes derecho a ser infeliz, nunca. Porque la vida es buena.

La próxima vez que estés malhumorado, irritable, preocupado, de mala gana, impaciente o deprimido, ¿cambiarás inmediatamente, ahora, y vendrás a la vida? ¿O te aferrarás firmemente a tu infelicidad, esa cosa tan fea? ¿La defenderás? ¿Te dedicarás con firmeza a defender tu derecho a ser infeliz? ¿Lucharás por él? ¿Como quizás ahora te sientes inclinado a hacer? Si te aferras a algo que con tal devoción y lealtad es obvio que tienes que amarlo.

Tú has decidido olvidar que tu infelicidad es sólo tuya porque te conviene. Pero tú eres el único responsable de ella, es tu contribución personal a la infelicidad en la Tierra. Sólo puede vivir en ti mientras seas lo suficientemente egoísta, inmaduro e insensible para mantenerla. Nadie puede librarse de ella por ti. Nadie más quiere tu infelicidad, sólo tú.

¿Entonces por qué eres deshonesto contigo mismo? ¿Por qué finges quejándote cuando eres infeliz, si el que está causando la infelicidad, el que está aferrándose a ella todo el tiempo eres tú? Ahora déjame que te recuerde el resto de la verdad de la vida en la Tierra.

Tú no tienes derecho a ser infeliz, nunca. Porque la vida es buena.

La vida siempre es buena ahora. Deja que alguien te ponga un cojín sobre la cara, ahora, o cuando seas infeliz, y te darás cuenta. Si te dicen que tienes un cáncer y te queda un mes de vida, verás como cada problema, cada pedacito de patética infelicidad en tu vida de ahora, desaparece milagrosamente. Te darás cuenta instantáneamente de que la vida es buena. Y que es buena ahora, en este momento, en todo momento.

Te darás cuenta de que la vida no es ni ayer ni mañana, que no está en esa tierra soñada de infelicidad de pasado y futuro donde incubas y alimentas tu malhumor y tu resentimiento. El día que te mueras – que siempre está más cerca de lo que uno cree – tu único deseo será haber realizado la verdad de la vida.

¿Hay que obligarte a afrontar la muerte para que te des cuenta de que la vida es buena?

INFELICIDAD

En los eventos no hay infelicidad.

Toda infelicidad está en ti – en tu apego al derecho a ser infeliz cuando las cosas cambian, que es como debe ser. Nadie escapa a los eventos de la vida. Pero tú, en tu ceguera de infelicidad, no alcanzas a ver que esos eventos traumáticos sólo existen para ayudarte a despertar y realizar la verdad de la vida. Ese es el propósito de vivir, que también has decidido olvidar.

Tú siempre tienes una buena excusa para justificar tu infelicidad. Siempre culpas a alguien o algo; pero nunca a ti mismo, el único que tiene la culpa. Si alguien te hace algo, la ira te consume. Si alguien te falla, te traiciona, te defrauda, tú te sientes amargado o abatido. Si tu amante o un ser querido se muere o te deja, si pierdes tu trabajo o tu dinero, te sientes desconsolado, perdido en el dolor.

Así es cómo vive la mayoría de la gente. Pero eso no es la vida. Vivir así, ignorando la verdad de la vida, tiene que resultar traumático y doloroso, porque todo aquello por lo que vives tiene que morir, cambiar o pasar – pero tú sigues manteniendo la esperanza de que eso no ocurra. Intentar vivir con tal desesperación, con tal insensatez, es infelicidad.

ERES VIDA

Tú no sólo estás viviendo. Eres la vida.

Eres la propia vida, personificada sobre la Tierra. Y además, detrás de las incesantes subidas y bajadas de la personalidad, eres vida todo el tiempo – no sólo una parte del tiempo. La vida no cambia ni fallece. La vida sigue. ¿Ha habido algún momento en el que tú no siguieras, que no hayas podido pasar incluso en la crisis más profunda? Por supuesto que no.

La vida es buena porque es verdad. Y lo es en todo momento. Cuando renuncias al derecho a ser infeliz ahora... eres libre.

LIBERAR A TUS PRISIONEROS

¿Has hecho tú, la inteligencia en tu mente, liberado a tus prisioneros?

Dentro de la mayoría de las personas hay, podríamos decir, una jaula de bambú. Encerradas dentro de esa jaula, están las imágenes emocionales de todas las personas que tú, en el pasado, pensaste que te habían causado infelicidad. Llevas tus prisioneros en tu pecho. Todos los prisioneros – frustración, resentimiento, odio hacia las personas – son emociones muy intensas, en la forma de apegos a aquellas personas y a aquellos eventos pasados. Incluso si las personas han muerto, la emoción continúa en el pecho.

Si tienes algún prisionero en tu pecho, vas a ponerte emocional tan pronto como tengas algún pensamiento sobre él o sobre el evento. ¿Cómo puedes esperar ser inteligente si estás guardando prisioneros, si eres vulnerable a que alguien mencione sus nombres, o a encontrártelos en la calle?

El único camino para ser inteligente y libre de esos prisioneros, es liberarlos a todos, ¡ahora! ¿Cómo te atreves a estar resentido con alguien, o con lo que alguien te hizo? ¿Cómo te atreves a ser tan poco inteligente? ¿Cómo te atreves a odiar a alguien ? ¿Cuando naciste, naciste con el odio en ti? ¡Tú naciste inteligente! Naciste con una pura y hermosa inteligencia. ¿No se supone que eres responsable de tu vida? ¿O quisieras decir que otra persona es responsable de tu vida? ¿Quieres hacer a Jesús responsable de tu vida, o a Buda?

Te aferras a estos prisioneros porque tratas de hacerte especial. Nada te ha pasado que no le haya pasado a millones de personas. Quieres personalizarlo todo, y la persona no es inteligente. Pero ¿estoy diciendo la verdad? ¿Es eso la verdad?

Pero sabes, esos prisioneros están tan acostumbrados a estar encerrados en tu pecho que quieren regresar. Así que tienes que mantener tu puerta abierta. Debes ser inocente. ¿Qué es la inocencia? Inocencia es no guardar nada contra nadie. Tú haces lo que haces, haces lo que tienes que hacer, pero no debes guardar odio o resentimiento dentro de ti, porque eso no es inocencia.


NO TIENES DERECHO A SER INFELIZ NUNCA


FELICIDAD REFLEXION NUNCA


TE PUEDE INTERESAR

VINCULOS A LA FELICIDAD

JEBUNA

Si soportas tienes control interior, si tu interior controla eres feliz y si eres feliz es porque tu ser le gana la batalla a todo lo material.

MORALEJA SOBRE SER FELIZ

THICH NHAT HANH

Queremos ser felices y hay muchos libros y maestros en el mundo que tratan de ayudar a las personas a ser más feliz. Sin embargo, seguimos sufriendo.

QUE NO DIGAS NO PUEDO SER FELIZ

VANESSA RIVAS

La felicidad es flexible. Se practica día a día para conseguir que el bienestar esté más presente en nuestras vidas, se puede aprender a ser feliz.

SER FELIZ ES PARA DISFRUTAR Y REFLEXIONAR

JORGE BERGOGLIO

El Papa católico Jorge Bergoglio dice: Ser feliz es para disfrutar y reflexionar, que si pensabas que todo es un cielo sin tormenta, estabas equivocado.

LOS DOS YOS DE LA FELICIDAD

DANIEL KAHNEMAN

El psicólogo Daniel Kahneman da una explicación de que trata la felicidad en este artículo de los dos YOS de la felicidad. Es una interesante perspectiva.

COMO SE PRESENTA LA FELICIDAD

ANTHONY DE MELLO

Si las ilusiones se derrumban conoces cosas que no pueden describirse. Eso se llama felicidad. Todo cambia y usted se vuelve adicto a la consciencia.

¿QUE ES SER FELIZ?

GONZALO VELEZ

Puedes tener defectos, vivir ansioso e irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo, tú puedes ser feliz.

VIVIR CON SABIDURIA, FELICIDAD Y EXITO

OPRAH WINFREY

Nadie dijo que la vida es un camino fácil, podemos vivir con sabiduría, felicidad y éxito. Las heridas te hacen fuerte. Haz que se conviertan en sabiduría.

LA DOCTRINA DE LA FELICIDAD

JIDDU KRISHNAMURTI

La verdad no puede encontrarse en el oscuro santuario de los templos, ni en las sociedades más organizadas, ni en los libros, ni en las ceremonias.

LA HISTORIA DE LA ESTRELLA DE AMOR Y FELICIDAD

MIGUEL RUIZ

Don Miguel Ruiz cuenta la historia de la estrella de amor y felicidad de un hombre estaba convencido de que el amor no existía, que es una innegable invención.

LA ACEPTACION TE HACE FELIZ

MIYAMOTO MUSASHI

La aceptación es la actitud que te hace plenamente feliz. No hay destino ni meta con la aceptación. Podemos tolerar todo lo que la vida nos traiga.

ALEGRIA Y FELICIDAD

ANTHONY DE MELLO

La felicidad no tiene contrapuesto porque nunca se pierde. Puede oscurecerse, pero nunca se va porque tú eres felicidad. La felicidad es tu esencia.

NO IGNORES LA ALEGRIA

FRASES HUMOR

Si algún día queridos visitantes de la Web, ven que he olvidado reír, ven que la alegría ya no esta en ningún lado del sitio, URGENTEMENTE digalo.

¿QUE CARA TENDRAS HOY?

ANTHONY DE MELLO

Despierta que para ser feliz no has de hacer nada, ni conseguir, sino deshacerte de falsas ideas, ilusiones y fantasías que no dejan ver la realidad.

LA GRATITUD CONTRIBUYE AL AMOR Y LA FELICIDAD

DAYA MATA

La gratitud contribuye al amor y la felicidad. El reconocimiento de que toda experiencia nos enseña amar, ayuda a desarrollar un espíritu de gratitud.

LA ACEPTACION TE HACE FELIZ

MIYAMOTO MUSASHI

La aceptación es la actitud que te hace plenamente feliz. No hay destino ni meta con la aceptación. Podemos tolerar todo lo que la vida nos traiga.

LA RISA FORTALECE A QUIENES SUFREN

OMRAAM MIKHAEL

Debemos amplificar y embellecer el más mínimo gozo espiritual. Así mismo la risa fortalece a quienes sufren y es capaz de sumir al ser en el éxtasis.

LA SONRISA DIVINA

FRASES HUMOR

Publico 7 chistes magistrales contigo de Jordi Pigem y Francesc Torradeflot autores serios y profundos e irreverentes en su libro –La sonrisa divina–.

FELICIDAD A LA VELOCIDAD DE LA LUZ

ANTHONY DE MELLO

En la felicidad está la clave, ¿Quiere la felicidad? ¿Quiere la libertad? Aquí está: Renuncie a sus falsas ideas. Mire a través de la gente, se feliz.