LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR ZEN

IMÁGENES DEL ESCRITOR ZEN

FRASES COINCIDENTES

ZEN

| FRASES | ESCRITOS |

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado.

Lo inexpresable es inagotable en su uso.

Conviértete en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

Antes de dar, la mente de quien da está feliz. Mientras da, la mente de quien da esta en paz. Después de dar, la mente de quien da esta en alto.

Alguien que te dice tus defectos no necesariamente es tu enemigo. Alguien que te dice tus virtudes no necesariamente es tu amigo.

Cuanto más sabes, menos necesitas.

Deberíamos vivir cada día como personas que acaban de ser rescatadas de la Luna.

La práctica-realización de la iluminación completa, es conciencia fundamental de la realidad más allá del dualismo. Es darse cuenta de la realidad y experimentar esa realidad.

Me doy cuenta de que la mente no es otra que las montañas y ríos y la tierra grande y ancha, el Sol y la Luna y las estrellas.

Las nubes no disminuyen el azul del cielo, ni la luz del sol o de la luna.

Deja ir o sé arrastrado.

Al igual que una abeja tomando néctar no daña el color de una flor, así es el movimiento sabio por el mundo.

El mejor truco de la mente es la ilusión de que existe.

A lo largo de esta vida, nunca se puede estar lo suficientemente seguro de si vivirás para tomar otra respiración.

Aquel que no estalla contra alguien que está molesto gana una batalla difícil de ganar. Buda.

Es fácil creer que somos olas y olvidar que también somos el océano.

Lo que determina el estado de felicidad o infelicidad de cada persona no es el evento en sí mismo, sino lo que el evento significa para esa persona.

He vivido con muchos maestros Zen, muchos de ellos eran gatos.

No eres tus pensamientos.

La persona que mueve una montaña comienza moviendo pequeñas piedras.

El odio no cesa por el odio, sino por amor; esta es la regla eterna.

La vida de un maestro zen es una continua equivocación.

Puedes ser feliz si estás dispuesto a dejar ir tu pasado y librarte de trabas para poder volar.

No tengas miedo de ir lento. Ten miedo de parar.

Nada es permanente en este mundo, ni siquiera nuestros problemas.

Ten confianza en ti mismo. No en aquel que crees que deberías ser, sino en aquel que eres.

La infelicidad entra en una puerta que ha sido dejada abierta.

Todos conocen el camino, pero pocos lo recorren.

Solo puedes perder a lo que estás aferrado.

No hables a menos que puedas mejorar el silencio.

La persona que retorna de un largo viaje no es la misma que se fue.

Todas las cosas que realmente importan, la belleza, el amor, la creatividad, la alegría y la paz interior, surgen más allá de la mente.

Aplícate a ti mismo con diligencia, a todo lo que surja como sólo por un rato.

Una montaña no se rinde ante el viento, no importa lo fuerte que sea.

No intentes seguir los pasos de los hombres de antaño; busca lo que buscaban.

Aquellos que ven la vida mundana como un obstáculo para el Dharma, no ven el Dharma en las acciones cotidianas; no han descubierto todavía que no existen acciones cotidianas fuera del Dharma.

La paz viene del interior. No la busques afuera.

No pensar sobre nada es Zen. Una vez sabes esto, caminar, sentarse o tumbarse, todo lo que haces es Zen.

Sentado tranquilamente sin hacer nada, llega la primavera y la hierba crece por sí misma.

En realidad el zazen es aprender a sentarse y descansar. Es caer en un descanso profundo, es detener la fiebre del deseo constante y así la agitación desaparece, se evapora.

El único ‘elefante’ que queda en la habitación es el amor.

El sonido del agua corriendo es el gran discurso del Buda.

No puedes viajar por el camino hasta que no te conviertes en el camino en sí mismo.

Vive calmadamente. El tiempo en que las flores florecen llegará.

El estrés es un estado ignorante. Con él crees que todo es una emergencia. Nada es tan importante.

Aquellos que están libres del resentimiento encontrarán la paz.

Cómo la gente te trata es su karma; cómo reaccionas es el tuyo.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

Cae una flor, aunque la amemos; y la hierba crece, a pesar de que no la amemos.

El reconocimiento intuitivo del instante, de la realidad… es el más alto acto de sabiduría.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

Si tantos sabios se han esforzado tanto para lograr la iluminación espiritual, es porque es la mayor alegría que uno puede conseguir en la Tierra.

El único paso vital para la iluminación: aprende a dejar de identificarte con tu mente para que la luz de la conciencia se vuelva más fuerte.

La iluminación no es un estado alterado de conciencia. -Está saliendo de un estado alterado de conciencia.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

La práctica-realización de la iluminación completa, es conciencia fundamental de la realidad más allá del dualismo. Es darse cuenta de la realidad y experimentar esa realidad.

No es que menospreciemos la idea de lograr la iluminación, sino que lo más importante es el momento actual.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

Si puedes ver las cosas desde tu estado mental original, puede decirse que has reconocido la esencia de la mente, lo cual equivale a la iluminación suprema.

El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

Para alcanzar la iluminación suprema uno reconoce espontáneamente su propia naturaleza original, la esencia mental que no puede crearse ni eliminarse.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

No te apegues a tu espiritualidad porque te estarás negando La iluminación.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

El camino de la Iluminación es natural.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.