LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR CRECIMIENTO

IMÁGENES DEL ESCRITOR CRECIMIENTO

FRASES COINCIDENTES

CRECIMIENTO

| FRASES | ESCRITOS |

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación.

Comprender la existencia armoniosa del aquí y el ahora es la esencia del Dharma y la espiritualidad. El Dharma es un camino a La Iluminación Espiritual.

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

Si un hombre ha alcanzado la iluminación definitiva, ser uno con dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

La iluminación es una discontinuidad con el pasado. Recuerda: nunca te volverás iluminado; tendrás que abandonar. Sólo cuando abandonas, sólo cuando no estás en el camino, se produce lo nuevo.

Cuando permanece así, atentamente consciente, examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje, la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

La Iluminación comprende esencialmente tres estados: un estado de Conocimiento Superior, un estado de Compasión y Amor Infinito y un estado de Energía Inagotable.

Hasta que alcancéis la iluminación confiad en vuestro Guía Espiritual.

Cultiva la concentración como factor de iluminación.

La iluminación espiritual es la experiencia de lo divino.

La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.