LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL PRESENTE ABSOLUTO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR BUDA

IMÁGENES ESCRITOR BUDA

FRASES COINCIDENTES

BUDA

| FRASES | ESCRITOS |

El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.

Aquel que medita constantemente y persevera, se libera de las ataduras y obtiene el supremo Nirvana.

Difícil es hallar al hombre de gran sabiduría: tal hombre no nace en cualquier parte. Cuando nace un hombre así, que la familia se sienta muy dichosa.

Cuando tú me lanzas espinas, cayendo en mi silencio se convierten en flores.

Más que mil palabras inútiles, vale una sola que otorgue paz.

Una jarra se llena gota a gota.

Nuestras buenas y nuestras malas acciones nos siguen como una sombra.

No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen; creedlo después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.

Gloria para aquel que se esfuerza, permanece vigilante, es puro en conducta, es considerado, es controlado, recto en su forma de vida y capaz de permanecer en creciente atención.

Duda de todo. Encuentra tu propia luz. Últimas palabras, según la tradición Theravada.

Has oído hablar de otras libertades, pero la liberación del sí mismo es la máxima libertad, es no ser, es permitir a la existencia expresarse libremente en toda su espontaneidad y grandeza.

Nos moldean nuestros pensamientos. Aquellos con mentes libres de pensamientos egoístas producen alegría cuando hablan o actúan. La felicidad los sigue como una sombra.

Todo ser humano es el autor de su propia salud o enfermedad.

No va a ser castigado por tu cólera; tu cólera te castigará a ti.

Nadie puede purificar a otro. La pureza depende de la atención y el control de uno mismo.

Tu propósito en la vida es encontrar tu propósito, y dar todo su corazón y alma a él.

Superando los placeres sensuales, sin impedimentos, el sabio se libra a si mismo de las impurezas de la mente.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

La oración más grande es la paciencia.

Todos los fenómenos condicionados son impermanentes. Cuando uno comprende esto con sabiduría, entonces uno se hastía de tal insatisfactoriedad. Éste es el Sendero de la purificación.

Toma consciencia dónde te encuentras; de lo contrario se perderás tu vida.

La sabiduría brota en aquel que se examina día a día, cuya vida es intachable, inteligente, arropado con el conocimiento y la virtud.

Si uno encuentra un hombre sabio, quien como un descubridor de tesoros te señala tus defectos y te llama la atención sobre los mismos, debe asociarse con tal persona. Uno irá bien y no mal en la compañía de esta persona.

No mientas, la palabra es sagrada, nunca te esclavices de la falsedad.

No ingerirás toxinas, nublan tu mente, la conciencia serena evita las toxinas.

Sin control y sin atención el mal muele al necio como el diamante muele la más dura gema.

Aquellos que están libres de pensamientos resentidos seguro que encuentran la paz.

Es capaz el que piensa que es capaz.

Aquel cuya sabiduría es profunda, que posee la Visión Cabal, adiestrado en conocer cuál es el sendero correcto y cuál el equivocado, que ha alcanzado el final más elevado, a ése llamo yo noble.

La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo.

Que no haya de morir el que vive sabiamente.

El resentimiento no se calma con el resentimiento, solo con amor paciente deja de existir, ésta es una verdad constante.

Dejadle que os aconseje y exhorte y os disuada del error. Esta persona es valiosa para los nobles, pero desagradable para los mezquinos.

La felicidad siempre sigue como una sombra a todos aquellos que producen alegría cuando hablan o actúan por tener una mente libre de pensamientos egoístas.

La paz es el resultado de muchas actitudes, todas estas fundamentadas precisamente en la caridad, no entendida como limosna, sino como amor.

Así como una roca sólida es inamovible por el viento, los sabios son inquebrantables por la alabanza o la culpa.

Puede un mortal hacer mucho bien en esta vida.

No tomes lo que no te ha dado, enriquecerte es el dar, no tomar.

Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los Daimones: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.

La lengua es como un cuchillo afilado, mata sin extraer sangre.

Nadie puede corromper ni purificar a otro, somos nosotros mismos responsables de nuestra propia purificación.

Si tiene solución, ¿por qué lloras? Si no tiene solución, ¿por qué lloras?

La lengua es como un cuchillo afilado… mata sin que brote la sangre.

Así como una vela no brilla sin fuego, el hombre no puede existir sin una vida espiritual.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Si un hombre habla o actúa con dolo, le sigue el dolor. Si lo hace con un pensamiento puro, la felicidad lo sigue como una sombra que nunca lo abandona.

La verdad os hará libres, nos libera de la celda religiosa. Sin libertad el hombre nunca puede mover sus alas al cielo y no puede entrar en el más allá.

Conquista al enojado no enojándote; conquista a los malos con la bondad; conquista al tacaño con la generosidad, y al mentiroso al decir la verdad.

El silencio tiene su lenguaje: sabe hacerse entender.

Hay tres cosa que no pasan mucho tiempo ocultas: El sol, la luna y la verdad.

El odio no se termina con odio, se termina con amor, es la regla eterna.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cuando permanece así, atentamente consciente, examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje, la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

Cultiva la tranquilidad como factor de iluminación.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.

La iluminación espiritual es una trascendencia más allá de la mente.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La no-dualidad es el camino, el destino y la no diferenciación entre el sendero y la iluminación.

La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

Iluminación es el atributo de Dios que están buscando los Seres Humanos y se encuentra dentro de sí mismos.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.

Ten el valor de utilizar tu propio razonamiento. Ese es el lema de la iluminación.

El ser completo no es la acumulación de todo. Es imposible dividir en partes una existencia entera. Está siempre aquí y siempre funcionando. Esto es la iluminación.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

Cuando el sabio que desea alcanzar la iluminación se encuentra con dificultades o circunstancias adversas, las acepta y no permite que alteren su serenidad.

Aunque hayamos logrado obtener y conservar el éxito y las riquezas, que nos proporcionan placer, todavía nos quedará un rincón vacío en nuestros corazones, que sólo se llenará cuando logremos alcanzar el estado de Iluminación.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Iluminación es la solución a la búsqueda de Dios y no la encuentran en un lugar externo, si no más bien la encuentran en el interior.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

Hasta que alcancéis la iluminación confiad en vuestro Guía Espiritual.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

La práctica-realización de la iluminación completa, es conciencia fundamental de la realidad más allá del dualismo. Es darse cuenta de la realidad y experimentar esa realidad.

La Iluminación Espiritual es desaparecer todo EGO, y toda preocupación.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

La iluminación espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

Cultiva la ecuanimidad como factor de iluminación.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.