LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCUCHA TU INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR THOMAS MERTON

IMÁGENES DEL ESCRITOR THOMAS MERTON

FRASES COINCIDENTES

THOMAS MERTON

| FRASES | ESCRITOS |

Las mismas contradicciones en mi vida son en cierto modo los signos de la misericordia de Dios para mí.

Nunca podré hallarme a mí mismo si me aíslo del resto de la humanidad como si fuera un ser de otra clase.

¡En verdad que es como la quintaesencia del orgullo odiar y temer hasta la aprobación bondadosa y legítima de los que nos aman! Quiero decir, disgustarse como de un patrocinio humillante.

El primer paso hacia la búsqueda de Dios, que es verdad, es descubrir la verdad acerca de mí mismo: y si yo he estado en el error, el primer paso a la verdad es el descubrimiento de mi error.

El amor es nuestro verdadero destino. No encontramos el sentido de la vida por nuestra cuenta - lo encontramos junto a alguien.

La soledad no es algo que se debe esperar en el futuro. Más bien, es una profundización del presente, ya menos que usted lo busca en el presente nunca la encontrará.

El principio del amor es dejar que aquellos que amamos sea perfectamente a sí mismos, y no a torcer para que se ajusten a nuestra propia imagen. Si no nos gusta más que el reflejo de nosotros mismos que encontramos en ellos.

No podemos conocer todas las mociones de la gracia de Cristo.

El hombre es imagen de Dios, no Su sombra.

El monasterio es una escuela... Una escuela en la que aprendemos de Dios a ser felices. Nuestra felicidad consiste en compartir la felicidad de Dios, la perfección de Su ilimitada libertad, la perfección de Su amor.

El amor es nuestro verdadero destino. No encontramos el sentido de la vida por nosotros mismos - nos encontramos con otro.

Lo más importante es secreto, no dicho.

Nadie puede decirme qué hacer ahora, tengo que intentar averiguarlo por mí mismo.

La vida es un don del que estoy contento.

Dios se revela en medio del conflicto y la contradicción.

La muerte es alguien que ve muy claramente con los ojos en el centro de su corazón: ojos que no ven al reaccionar a la luz, pero al reaccionar a una especie de frío dentro de la médula de su propia vida.

El orgullo nos hace artificial y la humildad nos hace real.

Nos tropezamos y caemos constantemente, incluso cuando estamos más iluminados. Pero cuando estamos en la verdadera oscuridad espiritual, que ni siquiera sabemos que hemos caído.

El amor busca una sola cosa: el bien de la persona amada. Deja a todos los otros efectos secundarios que cuidar de sí mismos. El amor, por lo tanto, es su propia recompensa.

No hay verdadera paz posible para el hombre que todavía imagina que algo accidental de talento, gracia o virtud lo separa de los demás hombres y lo coloca por encima de ellos.

El arte nos permite encontrarnos y perdernos al mismo tiempo.

¡Oh, vete a casa, hermano, vete a casa! El diablo regresa otra vez, y un infierno alucinante se traga moscas.

¿Quién tiene menos que comunicar que el hombre-masa?

No hay soledad más peligrosa que la del hombre perdido en una masa.

No puedo hacer que el universo me obedecen. No puedo hacer que otras personas se ajustan a mis propios caprichos y fantasías. No puedo hacer que incluso mi propio cuerpo me obedecen.

En la vida espiritual no hay trucos ni atajos.

Para llegar a ser yo mismo, debo dejar de ser lo que siempre pensé que deseaba ser, y para hallarme a mí mismo debo salir de mí.

La soledad es una madre severa que no tolera tonterías.

Con la soledad no se juega.

Cada individuo en la masa está aislado por espesas capas de insensibilidad. No se preocupa, no escucha, no piensa. No actúa, sino que es empujado.

Octubre es una buena temporada y peligroso en Estados Unidos. un tiempo maravilloso para comenzar algo. Usted va a la universidad, y cada plato en el catálogo se ve maravilloso.

El miedo es la raíz de todas las guerras. No tanto el miedo que los seres humanos se tienen unos a otros cuanto el miedo que tienen a todo.

Una vida es todo bien espiritual o no espiritual en absoluto. Ninguno puede servir a dos señores. Tu vida está determinada por el final que vives. Usted está hecho a imagen de lo que deseas.

La paz exige el trabajo más heroica y la más difícil de sacrificio. Exige una mayor heroísmo que la guerra. Exige una mayor fidelidad a la verdad y una pureza mucho más perfecta de la conciencia.

Nuestra tarea primordial es ser plenamente humanos.

Si te contentas en perderte, te encontrarás sin saberlo, precisamente porque te has extraviado, porque estás, en definitiva, en ninguna parte.

La oración no nos ciega al mundo, sino que transforma nuestra visión del mundo.

¿Qué es la vida? Es mucho más que el aire que respiramos, la sangre que late en nuestras muñecas, la respuesta al estímulo físico.

El arte nos permite encontrarnos y así perdernos al mismo tiempo.

Dios se entrega a los que se entregan a Él.

Tiene que haber dureza y rigor en la vida eremítica.

Los hombres no tienen idea de lo que puede hacer un santo: la santidad es más fuerte que todo el infierno.

Estamos tan obsesionados con hacer que no tenemos tiempo ni imaginación dejado de ser. Como resultado, los hombres no son valorados por lo que son, sino por lo que hacen o lo que tienen - por su utilidad.

La presencia de Nuestra Señora es importante para mí.

¿Cuál es el bien de la religión sin dirección personal espiritual?

Nuestra conciencia es profunda como el cosmos, está en relación con él. Si no se piensa, la conciencia se vuelve eterna y cósmica.

Es la obra de Jesús la que resplandece en la vida de los santos.

Cada momento y cada acontecimiento de la vida de cada hombre en la tierra, las plantas de algo en su alma.

Sólo queda en silencio en la presencia de Dios, escuchando a Él, estar atento a él, requiere de mucha valentía y saber hacer.

Una palabra no será nunca capaz de comprender la voz que la pronuncia.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Cultiva la ecuanimidad como factor de iluminación.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

Debemos lograr la iluminación antes de lograr la iluminación. No es después de haber logrado la iluminación cuando comprendemos su verdadero significado.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

La no-dualidad es el camino, el destino y la no diferenciación entre el sendero y la iluminación.

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

La iluminación no es un logro o una conquista, sino que consiste en regresar a casa.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La iluminación no es un estado alterado de conciencia. -Está saliendo de un estado alterado de conciencia.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

La iluminación es: cooperación absoluta con lo inevitable.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

Si un hombre ha alcanzado la iluminación definitiva, ser uno con dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

La iluminación es el final de la relación dolorosamente centrada en el yo.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

Al permanecer aquietado no se mira la mente como punto de referencia de quien eres. Lo que realmente eres no es ninguna idea de ignorancia o de iluminación.

El ideal para todo el ser humano es la Iluminación, la Budeidad.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

El impulso hacia la Iluminación, el impulso hacia algo más elevado y más allá de los confines del mundo es innato en todo ser vivo.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

La Iluminación Espiritual es desaparecer todo EGO, y toda preocupación.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.