LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL PRESENTE ABSOLUTO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR RELIGIONES

IMÁGENES DEL ESCRITOR RELIGIONES

FRASES COINCIDENTES

RELIGIONES

| FRASES | ESCRITOS |

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

Cuando la atención consciente es continua e inamovible, aparece en el monje, la atención consciente como factor de iluminación.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

La Iluminación Espiritual es desaparecer todo EGO, y toda preocupación.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

Conocer a los otros es sabiduría conocerte a ti mismo es iluminación.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

La iluminación debe basarse en la práctica.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La iluminación espiritual es el esclarecimiento previo, es la percepción cuando la luz del alma fluye y se nutre constantemente desde la fuente.

La iluminación es cuando tu cuerpo está completamente en el sueño más profundo posible y tu consciencia está en la cima.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.

La iluminación nunca pone obstáculos a la verdad, su luz, sabe que ella siempre encuentra su camino.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

El mayor obstáculo que hay que superar es la resistencia del ego. El ego está más que feliz de que tú persigas la iluminación y participes en todo tipo de prácticas espirituales.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

La iluminación espiritual no es un estado, una experiencia ni un objetivo que alcanzar en el futuro.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

No hacemos a la ligera la idea de la iluminación, pero lo más importante es este momento, no hay algún día en el futuro. Tenemos que hacer nuestros esfuerzos ahora mismo. Esto es lo más importante para nuestra práctica.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.